Europa quiere 30 millones de coches eléctricos circulando en 2030, pero la industria automotriz no lo ve factible
Industria

Europa quiere 30 millones de coches eléctricos circulando en 2030, pero la industria automotriz no lo ve factible

La Unión Europea ha publicado sus nuevas metas para reducir sus emisiones de CO₂. El objetivo tener al menos 30 millones de coche cero emisiones en sus carreteras para 2030, ya que busca alejar a los países miembros del transporte basado en combustibles fósiles, según un borrador de la propuesta al que tuvo acceso Reuters.

En una estrategia que se publicará dentro de unos días, la Comisión Europea establecerá medidas para reducir la cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE que provienen del sector del transporte.

"El objetivo de la UE de neutralidad climática para 2050 no se puede alcanzar sin introducir medidas muy ambiciosas para reducir la dependencia del transporte de los combustibles fósiles", se señala en el documento. Y alcanzar los objetivos climáticos del bloque requerirá "al menos" 30 millones de vehículos de cero emisiones para 2030.

Para lograr estos objetivos, Bruselas tiene la intención de proponer para el verano de 2021 un endurecimiento de los estándares de emisión de contaminantes para automóviles y camionetas, mientras que para los camiones llegaría en 2022. Según la UE, las nuevas limitaciones deberían garantizar que "sólo se comercializarán vehículos de bajas emisiones".

Alcanzar los objetivos climáticos de la UE requerirá "al menos" 30 millones de vehículos de cero emisiones para 2030

Para 2025, los fabricantes tendrán que responder a protocolos aún más drásticos (momento en el que entrará en vigor el Euro 7). Este endurecimiento de las normas debería permitir reducir la proporción de vehículos más contaminantes. Y es que la media de emisiones propuestas para la flota hará que solo se puedan vender coches híbridos enchufables o eléctricos, ya sean de batería o de pila de combustible.

Y, para 2030, Europa quiere reducir sus emisiones de CO₂ en un 55% desplegando al menos 30 millones de vehículos cero emisiones en sus carreteras y 80.000 camiones "limpios". Es decir, no le quedará otra a los fabricantes que proponer eléctricos de toda clase.

Son necesarios más puntos de recarga públicos

30 millones de coches eléctrico en Europa 2030

Para hacer realidad esta visión, se pondrán en práctica 82 iniciativas en diferentes categorías. Para el automóvil, destacan dos medidas. La primera sería la instalación de tres millones de puntos de recarga públicos para 2030 y un millón para 2025. Había poco menos de 200.000 puntos en 2019 en toda Europa. Y la segunda sería la instalación de 500 estaciones de hidrógeno para 2025 y el doble para 2030.

Para la ACEA, alcanzar los 30 millones de coches eléctricos en circulación en Europa supondría multiplicar la flota por 50 en 10 años.

De manera más general, la Comisión también tiene como objetivo reducir el número total de vehículos en las carreteras y así reducir las muertes en las carreteras para que se acerquen a cero para 2050. Europa también tiene la intención de establecer los principios de "quien contamina paga" y de "el usuario paga" en todos los modos de transporte, "en particular a través de mecanismos de fijación de precios del carbono".

30 millones de coches eléctrico en Europa 2030

El vicepresidente de la Comisión encargada del medioambiente, Frans Timmermans, asegura que estas ambiciones son "realistas". En frente, la Asociación de Fabricantes Europeos de Automóviles (ACEA) considera que están "muy lejos de la realidad ". Según un estudio reciente de la Asociación, de los 243 millones de turismos en las carreteras de la UE en 2019, menos de 615.000 eran vehículos eléctricos o pilas de combustible.

Esto representa alrededor del 0,25% de toda la flota europea. Para la ACEA, alcanzar los 30 millones de coches eléctricos en circulación en Europa supondría multiplicar la flota por 50 en 10 años. O lo que es lo mismo, vender casi tres millones de coches eléctricos cada año hasta 2030. En 2019, se vendieron 327.800 coches eléctricos en Europa. La tendencia es al alza, ciertamente, pero debería ser todavía más pronunciada para lograrlo.

30 millones de coches eléctrico en Europa 2030

El parque móvil europeo tiene, tiene de media, casi 11 años. Y el aún alto costo de compra de estos modelos de escape de cero emisiones, en el contexto económico actual, empujará a los consumidores a posponer la renovación de su coche, lo que conducirá a una flota envejecida.

La hoja de ruta que sigue no presenta acciones concretas, solo objetivos que alcanzar. Además, aún deben someterse a votación de los diputados del Parlamento Europeo.

El coche eléctrico es solo el último eslabón de una cadena

30 millones de coches eléctrico en Europa 2030

Proponer reducir las emisiones de CO₂ es un objetivo con el que todo el mundo está de acuerdo. Sin embargo, limitarse a fijar un objetivo para que haya 30 millones de coches eléctricos en Europa per se, no aporta nada. Hay que pensar también en las infraestructuras.

Europa posee actualmente 200.000 puntos de recarga, pero el 75 % se concentra en solo cuatro países.

El documento de la UE estima que Europa necesitará 3 millones de puntos de recarga públicos y 1.000 estaciones de repostaje de hidrógeno para 2030, y promete un "plan de implementación con oportunidades y requisitos de financiación" el próximo año. Europa tiene actualmente unos 200.000 puntos de recarga y el 75 % de toda la infraestructura de recarga se concentra en solo cuatro países. Una de las líneas de trabajo adicional podría ser obligar a los países a tener una tasa mínima de equipamiento para reducir las grandes disparidades entre países.

puntos de carga en Europa
Distribución de los puntos de carga para coches eléctricos en Europa.

En el documento también se menciona la necesidad de aumentar el tráfico ferroviario de alta velocidad en Europa debería duplicarse para 2030 y triplicarse para 2050, mientras que los aviones y barcos sin emisiones deben estar listos para el mercado en 2035.

De hecho, Bruselas predice que, para 2030, el transporte público en viajes de menos de 500 km será imperativamente "carbono neutral" al transferir más mercancías y pasajeros al ferrocarril. El transporte de mercancías por ferrocarril es paradójicamente el más ecológico y eficiente en grandes distancias y sigue siendo muy inferior al transporte por carretera. Según Transfesa, el transporte ferroviario emite 9 veces menos CO₂ que el que se realiza por carretera. Y, a nivel internacional, un solo tren de mercancías puede llevar la misma carga que 40 camiones.

Todo al hidrógeno

H2 hidrógeno europa

Hablamos mucho del borrador y de si se podrá o no tener 30 millones de coches eléctricos circulando en 2030. Pero lo que no se menciona en el borrador es el enorme impulso de la UE para abrazar el hidrógeno verde. Y es que la producción de energía representa actualmente el 75 % de las emisiones totales de CO₂ de la UE.

Y es que no serviría de nada promover los coches eléctricos para terminar recargándolos tirando de centrales térmicas. Recordemos que en función del mix energético de cada país, en la actualidad, un coche eléctrico también emite CO₂, aunque de forma indirecta, por supuesto. Por ejemplo, en Francia un coche eléctrico emitiría una media de 13 g/km de CO₂ (gracias al nuclear), en España serían 58 g/km, en Alemania 95 g/km y en Polonia, muy dependiente de las centrales térmicas, 170 g/km de CO₂. Es decir, igual o más que algunos coches gasolina y diésel.

La energía nuclear, por su parte, no emite CO₂ para la producción de electricidad, pero se queda fuera de los planes de la UE. Y lo hace tanto por razones políticas, algunos países son reacios al uso de esa energía, como de seguridad, no se tiene garantizada la seguridad a muy largo plazo de los residuos nucleares.

En Motorpasión | Probamos el Hyundai Kona Eléctrico, sus 204 CV y autonomía real de 440 km demuestran que hay vida más allá de Tesla

Temas
Comentarios cerrados
Inicio