Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

La carretera convencional también es importante

La carretera convencional también es importante
2 Comentarios
Publicidad


image


Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Lo mejor

Las carreteras convencionales españolas acumulan entre el 70% y 80% de los siniestros de tráfico de nuestro país. Debido a ello, están injustamente estigmatizadas por los ciudadanos, a pesar de que sabemos que el 90% de los accidentes se deben a errores humanos y no a deficiencias de la vía. Este estigma de “carreteras peligrosas” hace que muchas personas prefieran recorrer más kilómetros por autovía para evitarlas, e incluso que municipios enteros se manifiesten exigiendo el desdoblamiento o conversión de sus carreteras de calzada única. Pero como veremos a continuación, hay que aprender a valorar en su justa medida las carreteras convencionales de nuestro país.

Columna vertebral de nuestro país

Carreteras Convencionales 04

Antes de nada, conviene aclarar que existe en nuestro país una confusión entre el concepto de carretera convencional y el de carretera secundaria. Con ambos términos nos referimos a aquellas carreteras con una única calzada para ambos sentidos de la circulación, “las de toda la vida”. Pero en España podemos encontrar vías de este tipo en la red primaria (la Red de Carreteras del Estado), al igual que contamos con autovías en la red secundaria (redes autonómicas, provinciales y municipales). Así, podemos decir que el término carretera convencional responde a su tipología (única calzada para ambos sentidos), y carretera secundaria a su titularidad, la institución de quien depende.

Esto es importante aclararlo porque debemos ser conscientes de la existencia de diferentes redes de carreteras (estatal, autonómicas, provinciales y municipales) y diferentes tipologías de carreteras (nacionales, comarcales y locales), cada una con sus diferentes jurisdicciones y titularidades (de qué administración depende la vía). Cada institución es responsable de su red de carreteras, que a su vez responde a unos determinados intereses. Mientras que una autovía de la Red Estatal puede responder a la necesidad de comunicar el norte y el sur de la península (como por ejemplo la Autovía de la Plata, de Sevilla a Gijón), una carretera local de la Red Provincial podrá servir para unir una pedanía con la localidad de la que depende.

Con todas estas redes, se constituye un auténtico efecto vertebrador de nuestro país a través de sus carreteras, garantizando las comunicaciones entre localidades, provincias y comunidades de nuestro país. Y en ese papel vertebrador, juegan un papel fundamental las carreteras convencionales, ya que (según el Ministerio de Fomento) 148.374 km de los 165.483 km de la red son de este tipo.

Contra el aislamiento de la población rural

Carreteras Convencionales 05

El ferrocarril supuso una revolución en la movilidad en nuestro país, y en aquellas localidades donde ha ido llegando, ha transformado su economía y sociedad. Sin embargo, aún hay muchas localidades por donde no pasa la línea férrea, o si pasa el servicio ferroviario es deficiente y poco práctico. Es en este punto donde se demuestra la importancia de la carretera como vía de comunicación, garantizando la movilidad y el transporte entre las poblaciones.

Esto es especialmente importante para las comunidades rurales. España cuenta con provincias como Soria, Cuenca o Cáceres, donde la gran dispersión geográfica hace que tengamos que cubrir grandes distancias entre población y población. Además, por la baja densidad demográfica que presentan, hace que muchas de ellas tengan que compartir a menudo determinados servicios públicos, como colegios, hospitales u oficinas de gestión.

Todo ello crea unas necesidades de movilidad interurbana que sólo puede cubrirse a través de la carretera, bien con vehículos particulares bien con servicios de autobuses. Las diputaciones provinciales, tan denostadas a menudo por su oscurecido papel en nuestro país, juegan un papel fundamental como responsables de muchas de las carreteras comarcales y locales que unen los municipios más pequeños, entre ellos, con sus capitales de provincia y con otras principales vías de comunicación. Procurando el buen estado, mantenimiento y conservación de estas carreteras convencionales, las diputaciones luchan contra el aislamiento de las poblaciones más pequeñas y alejadas.

Dinamizador de la economía

Carreteras Convencionales 03

Pero las personas no nos desplazamos de una localidad a otra solamente por necesidad; de hecho lo hacemos en el menor de los casos. Según Andrés Monzón, director del Centro de Investigación del Transporte, los desplazamientos para realizar tareas cotidianas (trabajo, colegio, compra…) suponen el 23% del total. En cambio, en un 27% de los casos lo hacemos por motivos de ocio, yendo a lugares como centros comerciales, cines, parques infantiles, restaurantes, monumentos…

Todo este movimiento de personas, acelerado por las nuevas tecnologías y las nuevas formas de consumo, suponen una activación y revitalización de las poblaciones receptoras de estos flujos de personas. Al turismo tradicional de playa y monumentos, se han ido uniendo otros como el rural, el gastronómico, el de compras o incluso el sanitario. Y en todas estas formas, el transporte por carretera, y en concreto por la red convencional, supone un factor determinante para que una población pueda explotar todos sus recursos turísticos, especialmente si no se cuenta con otras formas de transporte (ferrocarril, barco o avión).

Pero las carreteras no solamente sirven para el transporte de personas; el 70% del transporte de mercancías se realiza por carretera, y supone un eslabón fundamental (sino el más importante) en el transporte multimodal, por lo que la red viaria también es fundamental para el comercio entre regiones y países. En este sentido, las carreteras locales y comarcales juegan también un papel fundamental tanto en el abastecimiento de las pequeñas poblaciones, como dando salida a los productos agroalimentarios cuando se trata de regiones agrícolas.

En definitiva, la carretera convencional sigue jugando un papel clave en el transporte y la movilidad. Y buena prueba de ello es el compromiso que las instituciones demuestran con este tipo de vías, aumentando la inversión pública en su mantenimiento y conservación, centrando en ellas sus medidas de seguridad vial e incluso aplicando novedosos sistemas de inteligencia artificial para su mejora. Seguro que la próxima vez que debas salir de autovía entre en una vía de calzada única, la verás con otros ojos.

Imágenes | M.Peinado | Edescas2 | AlonsoQuijano | Ministerio de Economía, Cultura y Deporte

Publicidad

También te puede gustar

Inicio