El Subaru WRX STI de Travis Pastrana y sus 874 CV se enfrentan a un Jeep Trackhawk de 1.095 CV en este vídeo

El Subaru WRX STI de Travis Pastrana y sus 874 CV se enfrentan a un Jeep Trackhawk de 1.095 CV en este vídeo
4 comentarios

Hoonigan continúa deleitándonos con vídeos de sus series "Flying Finish: This vs That" con el Subaru WRX STI de Travis Pastrana como protagonista. Y básicamente, lo que hace es enfrentar a la que es la montura de su última Gymkhana con otras bestias modificadas en un drag de aceleración, como ya lo hizo con el Ford Mustang Hoonicorn de Block en las 'Hoonicorn vs. the World'.

De momento, el de Marylands a los mandos de su brutal WRX STI, se ha enfrentado hasta cinco coches, y entre ellos uno de los últimos ha sido Jeep Grand Cherokee Trackhawk, pero potenciado.

Hasta la fecha, había conseguido vencer a todos los contrincantes, entre los que se encuentra un Nissan Altima de más de 1.300 CV o un Mazda RX-7 de triple rotor de más de 1.000 CV. ¿Le gana también la partida a este nuevo rival en el cuarto de milla?

Un "David contra Goliat" muy igualado

Primero, las presentaciones. Este Subaru WRX STI está desarrollado a medida para que Pastrana de rienda suelta a todo su potencial en las famosas gymkhanas Hoonigan y lo que se tercie. El "animalico" supera los 870 CV.

Está concebido por Subaru Motorsports USA y Vermont SportsCar, y más allá de un traje con exceso de anabolizantes y añadidos aerodinámicos, también tiene vitaminado su motor: el bloque boxer de cuatro cilindros y 2.3 litros firma sin despeinarse los 874 CV gracias a que va acompañado de un enorme turbocompresor y un nuevo sistema de escape.

También ha sido sometido a dieta, pues detiene la báscula en los 1.190 kilos, y es tracción total, yendo gestionado por un cambio secuencial Sadev de seis relaciones. El mismo que equipa el Mustang Hoonicorn V2 de Block.

Por su parte, el Jeep Grand Cherokee Trackhawk al que se mide también ha sido aderezado. Y es que a su dueño los 717 CV que ofrece de serie el bestial Trackhawk no le parecían suficiente, así que optó por añadir dos tanques de óxido nitroso en el maletero que, sumado a otros ajustes, permiten a su V8 HEMI de 6.2 litros llegar hasta los 1.095 CV.

Además, asegura que el cambio automático de ocho velocidades también ha sido ajustado. El conjunto de modificaciones, incluyendo estéticas aunque recurriendo a la fibra de carbono, le llevan a firmar los 2.500 kilos: casi lo mismo que pesa el de serie.

El Subaru WRX STI de Travis Pastrana contra un Jeep Cherokee Trackhawk de 1.094 CV: vídeo

Su propietario asegura que es el Trackhawk rápido del mundo, capaz de hacer el cuarto de milla en 9,4 segundos. Por lo demás mantiene la tracción total, siendo el único parecido con el WRX STI más allá de que son máquinas de armas tomar.

Conocidos los ingredientes, ¿ha sido batido el Subaru WRX STI? Pues la realidad es que sí, aunque el drag estuvo muy ajustado. Esta serie de carreras de aceleración firmadas por Hoonigan, que tienden más al espectáculo que a ser rigurosas (añaden salto final para el japonés de Pastrana), se componen de tres pasadas y gana el mejor de tres.

Es decir, que el que cruza la meta primero en dos de ellas, se lleva el premio. Y es precisamente lo que hizo el Jeep Trackhawk, que se impuso en la primera y la última. La segunda fue para el Subaru, tras una mala salida del Jeep, que además no activó el nitro en esa ronda.

Sea como fuere pocos metros y segundos separan en todas a ambos, así que optaron por añadir una última tanda a modo de bonus que fue para el coche de Pastrana por la mínima. Premio de consolación.

En Motorpasión | Bienvenido a la cultura de los cortacésped hot rod, porque si tiene motor y ruedas puede ser más rápido | De paseo en la meca del tuning japonés, un parking de Tokio llamado Daikoku Futo

Temas
Inicio