Publicidad

Volvo XC60

Publicidad

Publicidad

Noticias de Volvo XC60 en Motorpasión

Volvo presenta lo último en motores gasolina (para ellos) con inyección directa, apertura variable de válvulas y turbocompresor. Con una cilindrada de 1.999 cc consiguen el rendimiento de un motor 2.5, pero reduciendo las emisiones y los consumos, manteniendo un buen nivel de prestaciones.

GTDi, aunque puede confundirse con diesel, es una tecnología de gasolina. Se montará en los Volvo S80, V70 y XC60 y en el caso del mercado español no reemplaza a ninguna motorización, aportaría un escalón más a la gama, en el término medio. No llegará inmediatamente a España, antes van otros mercados.

Se prioriza el lanzamiento allí donde hay incentivos para motores de bajas emisiones de menos de 2 litros, como Holanda, China, Japón y sudeste asiático. Podrá funciona con una transmisión de seis velocidades, manual o automática de doble embrague (Powershift). Veamos ahora sus datos técnicos.

Volvo presume de tener el turbocompresor más pequeño del mercado en relación a su potencia, 203 caballos. Tiene el par máximo típico de un diesel de 130 CV, 300 Nm entre 1.750 y 4.000 RPM y 320 Nm con overboost. La relación de compresión no es espectacular, 10:1, y la presión de soplado es 90 kPa.

Aunque es un motor de gasolina “muy guay”, que no empiece el onanismo gasofero todavía, ya que hay unos límites termodinámicos muy difíciles de superar. En el mejor caso homologa 7,9 l/100 km (S80 manual) y en el peor 8,6 l/100 km (XC60 Powershift). En España pagará un 9,75% de IM en cualquier caso.

Consume siempre 0,3-0,4 l/100 km más en una versión automática, y la aceleración 0-100 km/h es un poco peor. El S80 alcanza 100 km/h en 7,9/8,5 segundos, el V70 en 8,3/8,9 segundos y el XC60 automático 9,6 segundos (no lo habrá manual). El rival natural de este motor es el turbodiesel D5 de 205 CV.

El diesel D5 se vende en los S80 y XC60 en nuestro mercado. La aceleración 0-100 km/h es prácticamente la misma en el S80, pero más favorable al D5 en el XC60 automático. En cuanto a consumo, el 2.0 GTDi baja sube 1-1,5 l/100 km a sus homólogos de gasóleo, eso según homologación, y el tramo impositivo es el mismo.

Si los precios son muy favorables al gasolina, tendrá muy buenas ventas, pero si hay mucha cercanía de precio, habrá muchos clientes que sigan queriendo decantarse por el D5 ya que, aunque el tacto no sea el mismo, las prestaciones son iguales o más favorables y gasta menos. A menos que suba el gasóleo…

En cuanto al modelo V70, en España actualmente no se comercializa ningún motor de gasolina, sería el único de la gama, y tampoco se vende el D5 aquí, sino el 2.4D únicamente. De esa forma, el 2.0 GTDi sería el motor más potente en el caso del familiar, y en los casos del S80 y XC60 un término medio.

Publicidad

Inicio