Compartir
Publicidad

Sólo gasolina, por favor: el SUV de Aston Martin no será un coche eléctrico ni diésel ni híbrido

Sólo gasolina, por favor: el SUV de Aston Martin no será un coche eléctrico ni diésel ni híbrido
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El SUV de Aston Martin está cada vez más cerca y ya empezamos a tener cada vez más pistas de la estrategia que tomará el fabricante británico con su estreno en el segmento de moda. Si hace unas semanas conocíamos su posible nombre, Varekai, ahora la marca adelanta algunos detalles sobre su mecánica. Y parece que en las quinielas sólo están los propulsores alimentados por gasolina.

Desde la llegada de Andy Palmer a la dirección de Aston Martin, el proyecto SUV del fabricante con sede en Warwickshire se convirtió en prioridad. Tanto que sólo un año después, en 2015, el prototipo DBX Concept era desvelado en el Salón de Ginebra.

Pese a que este SUV de lujo se mostraba al mundo como el primer coche eléctrico de Aston Martin, los planes para el todocamino británico van por un camino menos ecofriendly: los modelos eléctricos parece que se limitarán a su submarca Lagonda.

Sólo gasolina, pero dos posibles motores

Aston Martin Varekai, así se llamará el SUV de la marca británica

Según adelanta Automotive News, Palmer ha descartado tanto una variante eléctrica, como una híbrida y una híbrida enchufable. En lo que respecta a esta última, el director ejecutivo de Aston Martin rechaza esta posibilidad por el peso extra que supone (baterías), además de los costes derivados de desarrollar dos mecánicas. "Es un paso intermedio lógico, pero no es el que necesitamos", defiende Palmer.

Los descartes no se quedan ahí, el directivo británico, también ha confirmado al medio inglés que los motores diésel también brillarán por su ausencia en la oferta mecánica del Aston Martin Varekai. "Llevo pensando mucho tiempo que la vida del diésel es limitada. De hecho, está casi muerto". No es una tendencia nueva, marcas como Toyota y posiblemente Volvo ya han sido categóricos con el gasoleo, que dejará de estar presente en sus gamas.

Con esto en la mano, sólo resta una mecánica alimentada por gasolina, que será el único combustible del que se alimentará el Aston Martin Varekai, si es que finalmente es ese su nombre. Las informaciones siguen apuntando a un V8 de origen Mercedes-AMG de 4.0 litros cuya potencia rondará los 500 y los 600 CV. No obstante, Automotive News adelanta que es más que probable que también se ofrezca un V12 desarrollado por Aston Martin.

Buscando la diferenciación

Bentley Bentayga V8 2018

El Aston Martin Varekai llega al cada vez más prolífico segmento de los SUV de lujo de corte deportivo para rivalizar contra el Lamborghini Urus, el Maserati Levante o el Bentley Bentayga. El SUV italiano, cuya acogida está siendo mayor a la esperada por la marca, es el único de los tres mencionados que únicamente cuenta con una versión alimentada por gasolina.

El más prolífico en cuanto a gama es el Bentley Bentayga: en su llegada al mercado venía con dos opciones bajo el brazo, el poderoso W12 de 608 CV alimentado por gasolina y el V8 turbodiésel de 435 CV. Su oferta mecánica se ha ampliado recientemente con el gasolina V8 de 550 CV y una versión híbrida enchufable, que combina un V6 también alimentado por gasolina con un propulsor eléctrico y cuya potencia aún no anunciada estará entre los 330 y los 350 CV de potencia.

Siendo su rival más directo por cercanía, Aston Martin quiere alejarse lo máximo posible de la estrategia de Bentley, apostando por la exclusividad y la deportividad como ha hecho Lamborghini. De hecho, su SUV se fabricará en la nueva planta de Athan, ubicada en Gales, que se ha adaptado para dar cabida a la nueva plataforma de coches deportivos sobre la que han sido desarrollados el DB11 y el Vantage.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio