Compartir
Publicidad
Probamos el Škoda Scala: un coche compacto con una habitabilidad de escándalo y con versión GNC en la oferta
Pruebas de coches

Probamos el Škoda Scala: un coche compacto con una habitabilidad de escándalo y con versión GNC en la oferta

Publicidad
Publicidad

Nota de Motorpasion

Conducir por Split, Croacia, implica en estos días ver grandes carteles publicitarios del nuevo Škoda Scala cada pocos kilómetros, por lo que no es raro que algún motorista curioso decida perseguir al compacto unos metros, móvil en mano, para hacerle fotos.

El nuevo compacto de la marca checa estrena lenguaje de diseño y la plataforma del Grupo Volkswagen MQB A0, lo cual implica una sorprendente habitabilidad. Con una oferta de motores TSI, TDI y gas natural (GNC), el Scala llegará al mercado en junio con un precio de arranque de 13.990 con promociones. Vamos a por las impresiones al volante.

Un peldaño más en el lenguaje de diseño: gusta pero no impacta

Scala 1 002 Jpg

Basado en el lenguaje de diseño del prototipo Vision RS y sucesor del Spaceback, el Scala es el primer modelo de producción que muestra la siguiente fase de desarrollo del lenguaje de diseño de la marca, que también dará forma a sus futuros modelos.

Su nombre procede del latín y significa 'peldaño' o 'escalera'; el nuevo coche compacto es el primer modelo de producción de la marca en Europa que presenta la inscripción 'Škoda' en el centro del portón trasero en lugar del logo.

Scala Body Colours

Como alternativa al portón trasero estándar, el cinco puertas se puede encargar con una luna trasera extendida. Además de este elemento, el paquete Emotion incluye un techo panorámico de cristal con cortina retráctil eléctrica para el sol, así como faros delanteros y traseros full-LED.

Por su parte, los faros delanteros son estrechos y cónicos, mientras que los traseros tienen un diseño afilado en forma de L. El Scala es además el primer Škoda en ofrecer intermitentes traseros dinámicos de forma opcional.

La gama de llantas disponibles para el compacto parte de unas llantas de aleación de 16 pulgadas desde el acabado de entrada, el Active. Si pasamos a la gama de colores, uno de los más arriesgados pero a la vez resultones es el Verde Rally metalizado: un primer vistazo choca pero resulta una opción interesante si se quiere escapar de la rutina cromática que acostumbramos a ver en el segmento C.

Con un precio de partida de menos de 14.000 euros con descuentos, el Scala resulta una de las opciones más económicas del segmento C, donde compite contra rivales como el Renault Mégane, el Kia Ceed o el Ford Focus, además de sus hermanos dentro del Grupo VAG el SEAT León o el Volkswagen Golf.

Un interior a la altura del Octavia

Skoda scala

Uno de los aspectos que más sorprenden del Scala es su habitabilidad, tanto en plazas delanteras como traseras: no da la sensación de ir en un compacto. Con interiores cercanos al Octavia en cuanto a espacio, el compacto cuenta con 2.649 milímetros de distancia entre ejes, que permiten 73 milímetros de espacio para las rodillas.

Aquí se nota la flexibilidad de la plataforma modular transversal MQB A0 del Grupo Volkswagen: aunque sólo dispone de una parte fija, desde la caja de los pedales al eje delantero, el resto es completamente variable pudiendo crear diferentes modelos desde el nuevo Polo o un Ibiza hasta un Arteon y cualquier forma de carrocería.

El resultado en el Scala es una distancia entre ejes de 2.649 milímetros dentro de una longitud total de 4.362 milímetros, 1.793 milímetros de ancho y 1.471 milímetros de altura.

Skoda Scala 2019 Maletero 1

Otro gran punto a favor del compacto es el maletero de 467 litros que aumenta hasta los 1.410 al abatir los respaldos traseros: más que generoso con una boca de carga cómoda a la hora de meter, por ejemplo, unas maletas.

Scala 11

La plataforma también se nota en la aerodinámica: usa cubiertas de plástico para un mejor flujo del aire mientras que las cortinas de aire guían la corriente alrededor de los laterales del parachoques frontal. Los conductos de agua en los parabrisas están optimizados aerodinámicamente y los faros delanteros incorporan ranuras de ventilación.

La sensación de espacio se aumenta visualmente con el uso de tonos cálidos y costuras de contraste para la tapicería de los asientos.

Los sistemas de asistencia

Scala 1 012

La función opcional Side Assist muestra si se aproxima un vehículo desde atrás que quiere adelantar o si está en el punto ciego desde una distancia de hasta 70 metros; 50 metros más que con el Blind Spot Detect. El Control de Crucero Adaptativo (ACC), que se puede usar a velocidades de hasta 210 km/h y el Park Assist también son opcionales.

El Lane Assist y el Front Assist sí vienen de serie.

Tecnología y seguridad

Scala 1 026

En su configuración más básica, es decir, con un motor gasolina tricilíndrico 1.0 TSI de 95 CV y cambio manual de cinco velocidades, contamos con un equipamiento de serie bastante generoso en cuanto a seguridad.

De serie, todos los Scala cuentan con sistemas activos de seguridad como la frenada de emergencia automática o el control de salida de carril con intervención en la dirección, algo que no ofrecen la mayoría de sus competidores.

El Scala incluye de serie luces delanteras y traseras LED, mientras que las versiones full-LED son opcionales. El coche tiene hasta nueve airbags, incluyendo un airbag de rodillas para el conductor y, por primera vez en este segmento, airbags laterales traseros opcionales.

En caso de una colisión inminente, la función disponible opcionalmente Crew Protect Assist cierra automáticamente las ventanas y tensiona los cinturones de los asientos delanteros.

Infoentretenimiento: una pantalla opcional de 10,25 pulgadas

scala

Los sistemas de infoentretenimiento de tercera generación incluyen una pantalla de entre 6,5 y 9,2 pulgadas, mientras que el Virtual Cockpit opcional cuenta con una pantalla de 10,25 pulgadas.

La pantalla táctil tiene una posición elevada en el salpicadero, dentro del campo de visión del conductor y el acompañante, mientras que el Škoda Sound System opcional incorpora un subwoofer y diez altavoces. Con el uso de de servicios online de la firma se puede bloquear y desbloquear el coche a través del móvil y se puede actualizar el software o los mapas del sistema de infoentretenimiento, entre otras cosas.

Al volante del compacto checo

Skoda Scala

El nuevo Škoda Scala viene con una selección de cinco motores distintos y cuatro acabados diferentes: Active, Ambition, Style y Sport. Todos los motores disponen de inyección directa, así como turboalimentación y cumplen con el estándar de emisiones Euro 6d-TEMP.

En su lanzamiento al mercado ofrece tres motores de gasolina con una cilindrada de 1.0 o 1.5 litros, así como un motor diésel de 1.6 litros.

Por su parte, el 1.0 G-TEC, diseñado para funcionar con gasolina y gas natural comprimido (GNC), estará disponible en el cuarto trimestre de 2019 con motor 1.0 G-TEC de 90 CV y cambio manual. Viene con el reclamo de la etiqueta ECO para poder acceder a escenarios de restricciones como los de Madrid y Barcelona.

Como ya sabemos, el GNC no es el gas más extendido en nuestro país -el GLP goza de una infraestructura mayor-, y repostarlo puede llegar a ser una tarea complicada en algunos lugares.

De momento, sin noticias de una versión híbrida enchufable.

Una buena ruta por la zona costera de Split nos ha permitido conocer el motor 1.6 TDI de 115 CV manual de seis velocidades y el 1.0 TSI de 115 CV también manual. En general, el diseño exterior del nuevo Scala es agradable, sobrio, pero no llega a impactar.

El primer contacto con el coche es bueno: un acceso cómodo, una posición de conducción algo baja pero cómoda y unos asientos que recogen perfectamente los lumbares.

Scala 12

Los materiales son agradables al tacto, exceptuando algunas partes de la guantera y los laterales, de plástico rígido.

Como hemos comentado anteriormente, la habitabilidad es más que suficiente; incluso en las plazas traseras no nos dio la sensación de agobio que sí tuvimos en el nuevo Mazda3. Los instrumentos están colocados de forma ordenada y son bastante intuitivos, a pesar de que el navegador a veces jugaba alguna mala pasada por la inexactitud de los gráficos.

scala

En general el diseño interior es limpio y muy funcional.

En carretera es un coche que responde sorprendentemente bien en adelantamientos tanto en motor gasolina como en diésel, mientras que la dirección no resulta excesivamente blanda ni excesivamente dura, y resulta rápida y bastante precisa, lo que contribuye a que guiar el coche sea fácil.

Aunque la insonorización no es todo lo buena que podría ser -el motor diésel se escucha bastante-, el viaje resulta cómodo. Los frenos por su parte resultan potentes y precisos al tacto y el consumo bastante ajustado: en torno a los 5,0 litros cada 100 kilómetros.

Scala 1 058

Todos los motores vienen con recuperación de la energía de frenada y tecnología Stop/Start, mientras que el 1.5 TSI está equipado con Tecnología de Cilindros Activos.

El motor tope de gama 1.5 TSI permite al Scala entregar 150 CV de potencia y alcanzar un par máximo de 250 Nm. La función distintiva de este motor es su Tecnología de Activación de Cilindros, que apaga los dos cilindros de en medio cuando la carga de motor es baja, reduciendo así el consumo de carburante. Lo hace de forma automática y virtualmente sin que el conductor se dé cuenta.

Por su parte el Control de Chasis Deportivo opcional permite elegir entre dos configuraciones de chasis. El Control de Chasis Deportivo es 15 mm más bajo y, además del modo Normal, dispone de un modo Sport con características más rígidas para los amortiguadores de válvula reversible.

El Selector de Modo de Conducción también afecta la reactividad de la dirección y del motor, así como la transmisión, y ofrece una selección de cuatro modos: Normal, Sport, Eco e Individual.

En resumen, se trata de una opción interesante en el segmento de los compactos: los puntos más importantes a la hora de elegir un coche -habitalibilidad, comodidad, precio y comportamiento dinámico- los cumple con buena nota.

Precios

Scala 1 043

El precio de partida con campañas del Scala es de 13.990 euros para el motor de gasolina 1.0 TSI de 115 CV Active y cambio manual de 6 velocidades; sin campañas sube a 20.830 euros.

En el caso de la gama diésel, la versión de entrada 1.6 TDI de 115 CV Active, también con cambio manual de 6 velocidades, es de 15.550 euros; sin promociones, 22.830 euros.

Además la marca ofrece una edición especial limitada a 200 unidades, la First Edition, con motor 1.5 TSI 110 KW (150 CV) DSG a partir de 19.600 euros con campañas comerciales.

Gasolina

Cambio

Active

Ambition

Style

First Edition

1.0 TSI 85kW (115 CV)

Manual

20.830 €

22.230 €

23.630 €

1.5 TSI 110kW (150 CV)

DSG

24.630 €

26.030 €

26.030 €

Diésel

Cambio

Active

Ambition

Style

First Edition

1.6 TDI 85kW (115 CV)

Manual

22.830 €

24.230 €

25.630 €

1.6 TDI 85kW (115 CV)

DSG

25.930 €

27.330 €

Los gastos asociados a esta toma de contacto han sido asumidos por la marca. Para más información, consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio