Publicidad

Probamos el nuevo Opel Corsa: el utilitario apuesta por su relación precio-equipamiento para medirse con el Peugeot 208
Pruebas de coches

Probamos el nuevo Opel Corsa: el utilitario apuesta por su relación precio-equipamiento para medirse con el Peugeot 208

Publicidad

Publicidad

Tras conocerlo durante su presentación estática, nos hemos puesto al volante del nuevo Opel Corsa en una primera toma de contacto. El primo hermano del Peugeot 208 ya está disponible en el mercado español y en esta sexta generación apuesta por la eficiencia, la utilidad y la tecnología para seguir manteniéndose como el superventas de la firma del rayo.

Además, vital en su estrategia es mantener un precio competitivo: el Opel Corsa parte de los 16.300 euros, que se quedan en 10.900 euros con descuentos asociados. Y es sin duda uno de sus principales argumentos frente al Peugeot 208, no en vano, el Corsa tiene al enemigo en casa...

"El Corsa es para Opel prácticamente una institución", nos comentan desde Opel España: las 13,6 millones de unidades que se han comercializado desde su llegada al mercado allá por 1982 avalan esta afirmación. El utilitario, que desde su primera generación se fabrica en la planta zaragozana de Figueruelas y que en su sexta entrega lo hará en exclusiva en la fábrica española para exportarse al resto de mercados, es así señalado por la firma como uno de sus modelos más importantes.

Opel Corsa 2020, a prueba

El Opel Corsa 2020 es, además, el primer Corsa nacido bajo el paraguas de PSA, tras la adquisición de la marca por el grupo galo. Así, está concebido sobre la plataforma modular CMP, que comparte con el Peugeot 208, por lo que también se convierte en el primer modelo de Opel de gran volumen en estrenar una versión eléctrica.

Y aunque ello viene de la mano de las sinergias del grupo, tiene mucho sentido que sea el Corsa primero en dar un paso a la electrificación, precisamente por que se trata de su modelo más vendido. El Corsa copa actualmente el 50 % de la producción de Figueruelas: toda la línea dos de montaje de la factoría aragonesa es sólo para el utilitario, mientras que la línea uno la comparten el Opel Crossland X y el Citroën C3 Aircross.

Opel Corsa 2020, a prueba

Así, nos hemos ido a tierras aragonesas para conducir el nuevo Opel Corsa y también hemos podido ver como se da salida sin descanso al utilitario en la fábrica zaragozana: según Opel, cada hora, 51 unidades del Corsa son producidas, llegando a las 1.000 unidades diarias. No obstante, sólo el 10% de éstas se quedan en España: el 90 % se exporta a más de 60 países en todo el mundo.

El enemigo en casa

Opel Corsa 2020, a prueba

Las comparaciones son odiosas, pero tras conducir recientemente el Peugeot 208, no podemos evitar buscar las diferencias entre uno y otro. En lo que respecta a estrategia, ambos utilitarios se mueven en la misma línea, que nos parece acertada: ofrecer el mismo coche, con diferentes mecánicas, lo que incluye al Corsa-e.

Las opciones motrices son las mismas en ambos: tres gasolina de 1.2 litros, una autmósferica de 75 CV y dos turbo de 100 y 130 CV, y un sólo diésel, el 1.5 dCi de 100 CV. También encontramos tres cajas de cambio: dos manuales de cinco y seis velocidades, y la automática EAT8 sólo disponible en el eléctrico y en el gasolina más potente. La versión eléctrica también es calcada en potencia y par (136 CV y 260 Nm), batería (50 kWh) y autonomía (340 kilómetros).

LONGITUD

ANCHURA

ALTURA

BATALLA

MALETERO

NUEVO OPEL CORSA

4.060 mm (+39)

1.745 mm (-1)

1.433 mm (-48)

2.538 mm (+28)

309 l (+24) / 1.018 l

OPEL CORSA (5ª GENERACIÓN)

4.021 mm

1.746 mm

1.481 mm

2.510 mm

285 l

Así, el Corsa, como el 208, no se diferencia ni en cotas, ni en habitabilidad, ni en capacidad de maletero en sus versiones térmicas en comparación a la eléctrica. Respecto a la anterior generación, el Opel Corsa ha buscando además poner el acento en la usabilidad: ahora ofrece una mayor batalla (2,8 cm) y un maletero más grande, que aumenta 24 litros su capacidad (309 litros), siendo su anchura de poco más de un metro.

Opel Corsa 2020, a prueba

Y lo cierto es que para tratarse de un utilitario su maletero nos ha parecido bastante amplio, gracias a su diseño rectangular, a fin de aprovechar todo el espacio, y a que es notablemente hondo, no contando con doble altura como suelen estilar algunos modelos actuales. Pese a ello, no le gana la partida al Peugeot 208, que también ofrece idéntica capacidad en todas sus variantes y que llega a los 311 litros (dos más que el Corsa).

Al sentarnos a sus mandos, nos parece menos tecnológico y diferenciador que el Peugeot 208. No encontramos la instrumentación digital en 3D ni tampoco ese puesto de conducción con el volante más abajo y achatado que nos sorprendió gratamente en el utilitario del león por su comodidad.

De hecho, el cuadro de instrumentos digital del Opel Corsa es más pequeño y menos llamativo (de siete pulgadas) y es opcional en cualquiera de los tres acabados en los que se comercializa en nuestro mercado en las variantes térmicas y sólo se ofrecerá de serie en el Corsa-e en la versión tope de gama Elegance-e. De serie ofrece instrumentación semi-digital, con dos relojes analógicos enmarcando una pantalla digital de 3,5 pulgadas que es configurable.

Opel Corsa 2020, a prueba

El utilitario del rayo, eso sí, apuesta por la utilidad respecto al 208. Empezando por una gigantesca guantera, que no resta para nada capacidad a las piernas al asiento del copiloto por su disposición vertical. Al abrirla encontramos un gran hueco, muy profundo, donde podría caber un bolso mediano perfectamente.

Además, no peca de abusar del display multimedia para ajustar algunos parámetros, como la climatización. En el caso del Opel Corsa 2020 el sistema se maneja desde tres ruletas situadas bajo la pantalla central, desde las que se regula la potencia del ventilador, así como la temperatura o el tipo (calefacción/aire acondicionado).

También dispone de un generoso hueco bajo estos mandos para dispositivos móviles, que dispone de carga inalámbrica, aunque se trata de un opcional en cualquiera de los acabados (tanto para el Corsa, como para el Corsa-e). Lo es también el freno de mano eléctrico, al menos en las variantes de cambio manual.

Opel Corsa 2020, a prueba

Asimismo, abusa menos del piano negro que el 208, un material que puede resultar vistoso pero que es bastante sucio: en su caso se reduce a la zona que enmarca la palanca de cambios, así como al marco del display central. También cuenta con dos posavasos grandes, un par de ranuras para monedas y un cofre al final del túnel central que es muy hondo pero bastante estrecho.

Al turnarnos con otros compañeros a sus mandos, tuvimos oportunidad de sentarnos en marcha en las plazas traseras: el Opel Corsa ofrece un más que correcto espacio para las piernas respecto al respaldo delantero y, aunque es casi 5 centímetros más bajo que el Corsa saliente, al reducirse su centro de gravedad, ofrece un notable espacio para las cabezas en la fila trasera. No obstante, como suele ocurrir en este segmento, los respaldos están bastante inclinados, por lo que en largas distancias puede acabar resultando incómodo.

Al volante del nuevo Opel Corsa

Opel Corsa 2020, a prueba

La única versión que hemos podido probar del nuevo Opel Corsa es la de gasóleo, asociada al propulsor de 1.5 litros dCi turboalimentado que rinde 100 CV y 250 Nm de par. También es la más comedida en consumo: homologa en ciclo mixto entre 4,0 y 4,5 l/100 km en estándar WLTP.

Ello se debe a un buen conjunto de tecnologías para atar en corto sus emisiones: dispone de catalizador de oxidación pasiva/filtro de reducción de NOx, inyección de AdBlue, catalizador SCR y Filtro de Partículas Diesel (DPF). Sus emisiones oscilan entre los 105 y los 117 g/km de CO₂.

En pleno ocaso del diésel, Opel opta por volver incluir una mecánica de gasóleo en la gama de su utilitario, que no encontramos en el modelo saliente. Y como nos confirmó Jorge Tomé, director de Opel en España, la misma será determinante para alcanzar las 25.000 unidades vendidas del Corsa en 2020: "las versiones diésel que todavía son clave en este mercado".

Opel Corsa 2020, a prueba

La ruta que hacemos es esencialmente por autopista, aunque también lo hemos conducido brevemente por ciudad y carretera convencional. En ciudad, su hábitat por excelencia, se muestra muy ágil con un notable angulo de giro, ideal para maniobrar en espacios y giros estrechos.

Ello no quita para que se mueva muy bien en carretera, al menos en lo que respecta a la versión diésel, respondiendo bien en adelantamientos en vías convencionales y mostrándose de lo más alegre cuando hundimos el acelerador en autovía. La dirección es bastante precisa, así como el cambio, que es suave y de transiciones bastante largas.

Opel Corsa 2020, a prueba
Opel Corsa 2020, a prueba

Nos ha faltado ver cómo se comporta en trazados más exigentes como sí hicimos con el Peugeot 208 y si la estabilidad que ofrece en vías rápidas se mantiene en carreteras más reviradas.

Opel también ha trabajado bien en el aislamiento acústico, a lo que ayuda que todos los bajos estén completamente carenados a fin de conseguir una mayor eficiencia aerodinámica (0,29 Cx). Así, apenas oímos las ruedas sobre el asfalto o el viento incidiendo en la carrocería, aunque el motor sí que se muestra algo ruidoso, al menos en esta versión diésel.

Tecnología de seguridad activa de serie, pero la más avanzada es opcional

Opel Corsa 2020, a prueba

Uno de los principales reclamos del nuevo Opel Corsa es la tecnología que equipa al servicio de la seguridad. Comenzando los faros IntelliLux LED matriciales adaptativos que se incorporan por primera vez en el utilitario del rayo. Según el fabricante, y en comparación con sus competidores, es el único modelo de este segmento que ofrece dicha tecnología, aunque siempre es opcional y tiene un coste de 600 euros.

Además, incorpora de serie un buen conjuntos de sistemas de seguridad activa desde su acabado más básico, el Edition, lo que es otro gran argumento para seguir posicionándose bien en el mercado.

Entre ellos encontramos alerta de mantenimiento de carril, frenada de emergencia automática con detector de peatones (opera sólo por cámara y en buenas condiciones lumínicas), alerta por colisión frontal, reconocimiento de señales de velocidad, control de crucero con limitador de velocidad o alerta de fatiga.

Opel Corsa 2020, a prueba

Pero si queremos acompañar estos sistemas con otros más avanzados, deberemos optar por añadir el Pack Safety: por 200 euros más dispondremos de frenada de emergencia con detector de peatones y ciclistas que sí opera a baja luminosidad (funciona con radar) o control de crucero adaptativo, que añade en la función Stop & Go en las versiones de cambio automático y que lo permiten circular autónomamente en atascos.

Por otro lado, y a partir de mayo del año que viene, también ofrecerá el Pack Park & Go (950 euros), con alerta por ángulo muerto, cámara de visión trasera panorámica de 180º o asistente de aparcamiento autónomo, este último exclusivo del Opel Corsa-e.

Opel Corsa 2020, a prueba

En lo que respecta a conectividad y sistemas multimedia, el Opel Corsa dispone de dos diplay de serie, uno de cinco pulgadas para la variante Edition, y otro de siete pulgadas que encontramos en los acabados Elegance y GS Line. Además también ofrece opcionalmente otro que llega hasta las 10 pulgadas.

Ambos son compatibles con Apple CarPlay y Android Auto y disponen de conexión Bluetooth. No obstante, si queremos el navegador, con servicios TomTom Live, y la conexión a Internet Opel Connect son opcionales que oscilan entre los 700 y los 1.200 euros según el tamaño de la pantalla.

No faltan tampoco puertos de conexión USB, pudiendo equipar hasta cuatro, dos en las plazas delanteras y otras dos en la posterior. Desde el acabado más básico encontramos al menos uno, que en su caso se sitúa junto al display. Otras bondades opcionales en materia de confort son los asientos calefactados y con función masaje para la plaza del conductor.

Precios para España del Opel Corsa 2020

Opel Corsa 2020, a prueba

El Opel Corsa 2020, que ya está disponible bajo pedido en nuestro mercado, articula su gama en tres acabados: el base Edition y los tope de gama Elegance (más sobrio y elegante) o GS Line, de corte deportivo.

Si bien su PVP parte de los 16.300 euros, gracias a los descuentos se puede quedar en 10.900 euros, ganando en este aspecto la partida al Peugeot 208 que arranca desde los 13.200 euros con ofertas asociadas.

El Opel Corsa-e también puede reservarse, pero su fabricación no comenzará hasta febrero de 2020, pues en Figueruelas siguen trabajando a marchas forzadas para poner a punto la línea de montaje a fin de que acoja también a la versión eléctrica del pequeño del rayo. En su caso también dispone de tres acabados, que van del acceso Selection-e al más completo Elegance-e.

Gasolina

  • Opel Corsa 1.2 75 CV MT5 Edition: 16.300 euros.
  • Opel Corsa 1.2T 100 CV MT6 Edition: 17.700 euros.
  • Opel Corsa 1.2T 100 CV MT6 GS Line: 19.500 euros.
  • Opel Corsa 1.2T 130 CV AUT8 GS Line: 22.300 euros.
  • Opel Corsa 1.2 75 CV MT5 Elegance: 18.200 euros.
  • Opel Corsa 1.2T 100 CV MT6 Elegance: 19.600 euros.
  • Opel Corsa 1.2T 130 CV AUT8 Elegance: 21.700 euros.

Diésel

  • Opel Corsa 1.5 100 CV MT6 Edition: 19.600 euros.
  • Opel Corsa 1.5 100 CV MT6 GS Line: 21.400 euros.
  • Opel Corsa 1.5 100 CV MT6 Elegance: 21.500 euros.

Eléctrico

  • Opel Corsa-e 136 CV AUT8 50 kWh Selection-e: 29.900 euros.
  • Opel Corsa-e 136 CV AUT8 50 kWh Edition-e: 30.850 euros.
  • Opel Corsa-e 136 CV AUT8 50 kWh Elegance-e: 32.750 euros.

En Motorpasión | Del Peugeot 205 GTI al Peugeot e-208: así ha crecido y evolucionado el utilitario superventas de la marca del león | Los coches pequeños que más se venden en España en 2019

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir