Compartir
Publicidad
Las ventas de coches en España en 2018 certifican el adiós al diésel
Industria

Las ventas de coches en España en 2018 certifican el adiós al diésel

Publicidad
Publicidad

El recién finalizado 2018 corrobora una tendencia esperada: los coches de gasóleo han sido desbancados por lo de gasolina en el mercado español. Y mientras los modelos diésel ya han perdido su trono, el cual es más que probable que nunca vuelvan a recuperar, las ventas de automóviles en nuestro país, a nivel global, siguen en tendencia ascendente, con un incremento del 7 % respecto a 2017.

Efectivamente, hemos pasado del 'diéselo' que marcó el auge de diésel a finales de los 90 y en la primera década de los 2000 al 'gasóleo es el mal'. Desde que los óxidos de nitrógeno (NOx) fueran señalados como un problema de salud pública por la OMS, el mensaje de las administraciones, tanto a nivel europeo como en concreto en España, ha calado de lleno en los consumidores. Y esto se ha visto reflejado en las ventas, claro.

En 2017, los automóviles de gasolina no llegaron a superar a los de gasóleo en España, aunque por poco: los primeros registraron un 46,6 % de la cuota de mercado y los segundos un 48,3 %. Sin embargo, en todos los meses de 2018 los modelos de gasolina se han impuesto sistemáticamente a los diésel, que ya desde febrero del recién finalizado año nunca llegaron a superar el 40 %. Así, el año ha acabado cerrando con una cuota del 57,5 % para los gasolina por el 35,8% de los modelos de gasóleo.

El mercado sigue creciendo: un 7 % más de automóviles vendidos en 2018

Las ventas de coches en España en 2018 certifican el adiós al diésel

Por el contrario, a la par que el sector mira con incertidumbre qué pasará con el diésel, al menos puede celebrar que las matriculaciones se mantienen en alza un año más. Según los datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam), 2018 se ha cerrado con un total de 1.321.438 de automóviles comercializados (incluyendo tanto turismos como todoterrenos) lo que se traduce en un incremento del 7,0 % en comparación a 2017, año en el que se vendieron 1.234.932 millones de unidades.

Estas cifras se han conseguido a pesar de que el último semestre del año no ha sido especialmente bueno a consecuencia de la llegada del nuevo estándar de homologación de emisiones WLTP, que ha acusado tanto a la fabricación como a la comercialización de automóviles.

Informe ventas turismos 2018, España Fuente: Anfac.

De esta manera, en septiembre, y tras una subida en agosto a todas luces irreal para dar salida al stock NDEC, el retroceso fue del 17 %, mientras que en octubre se fijó en un -6,6 %, en noviembre en un -12 % y, finalmente en diciembre, en un -3,5% en comparación a los mismos meses de 2017. En concreto, en el último mes de 2018 se han comercializado un total de 99.291 unidades.

Además, del total de automóviles comercializados en 2018, 663.010 corresponden a modelos entregados a particulares, experimentando asimismo un incremento del 3,7 % respecto al ejercicio anterior. Diciembre, no obstante, cerró igualmente a la baja en comparación a 2017 con 53.841 unidades vendidas a particulares, lo que se traduce en un retroceso del 11,2 %.

En lo que respecta a flotas de empresa, el incremento se ha fijado en un 12,6 % con 420.651 unidades matriculadas y, en el caso de las alquiladoras, la subida ha sido del 5,7 % con 237.777 modelos comercializados en 2018.

Caída imparable del gasóleo

tdi

El escándalo del Dieselgate, que comenzó a en EE.UU para extenderse a nivel mundial lo que incluye a Europa fue el detonante. Desde entonces, hemos asistido a una reducción paulatina en las matriculaciones de gasóleo. Una tendencia que apunta a acusarse en los próximos años.

ENE

FEB

MAR

ABR

MAY

JUN

JUL

AGO

SEP

OCT

NOV

DIC

TOTAL

GASOLINA

51,70%

56,40%

59,30%

57,50%

59,00%

58,00%

57,60%

56,20%

54,20%

58,50%

61,30%

59,4%

57,5%

DIESEL

41,8%

38,2%

35,9%

36,7%

35,3%

35,5%

36,0%

37,4%

36,7%

32,8%

30,5%

32,3%

35,8%

A nivel europeo, ya en 2017 las ventas de modelos de gasolina se impusieron a las de los diésel, con una cuota del 48,5 % y del 46,3 % respectivamente. En España, sin embargo, no lo hizo aunque el retroceso era evidente, colocando ambos segmentos casi a la par.

Tal y como se esperaba, la balanza finalmente se ha inclinado a favor de la gasolina en 2018 de enero a diciembre fijándose en un 57,5 %. Entre marzo y septiembre, los modelos de gasóleo comercializados oscilaron entre el 35 % y el 37 %, pero, al igual que ha ocurrido a nivel general, la entrada en vigor del nuevo estándar WLTP acusó aún más el descenso de matriculaciones de los diésel pasando al 32,8 % en octubre, al 30,5 % en noviembre y al 32,3 % en diciembre. En el acumulado del año ha acabado con un 35,8 %.

¿Desaparecerá el diésel del mercado particular?

Las ventas de coches en España en 2018 certifican el adiós al diésel

Las causas son de sobra conocidas: los vehículos diésel han quedado señalados por las políticas medioambientales que marcan el nuevo rumbo de la industria automovilística en Europa. En el caso de nuestro país encontramos varios frentes. A nivel estatal, la anunciada subida del impuesto al diésel tendrá lugar este 2019. Queda por confirmar fecha, ya que depende de la aprobación de los Presupuestos Generales, que siguen parados a expensas del apoyo parlamentario que el gobierno socialista aún no ha encontrado.

El objetivo del Ejecutivo es incrementar el gravamen en 9,55 céntimos por litro para equipararse a los 40,25 céntimos por litro de la gasolina. Actualmente, el gasóleo sigue fijado en 30,70 céntimos por litros.

Tampoco han ayudado los mensajes condenatorios por parte del Gobierno, frases como "el diésel tiene los días contados" o "el gasóleo durará más o menos, pero ya hay que pensar en su proceso de salida" pronunciadas por Teresa Rivera, ministra de Transición Ecológica, parecen haberse grabado a fuego en los automovilistas. Y pese a que más tarde matizó estas palabras, el mensaje ya había sido lanzado.

Madrid 022

A ello se suman los protocolos anticontaminación de las grandes capitales de nuestro país, Madrid y Barcelona, ambas basados en el etiquetado medioambiental de la DGT y que tienen su origen en el Plan nacional de calidad del aire a expensas de las exigencias mediomabientales europeas. Planes que nos han servido para estar en moratoria ante una cuantiosa multa por superar las emisiones fijadas por la UE.

Y aunque en líneas generales afecta a los motores de combustión, tanto gasolina como diésel, ya que se basan tanto en las emisiones de CO₂ como de dióxido de nitrógeno (NO₂), los distintivos de Tráfico son más exigentes con los modelos de gasóleo. O más bien se demanda a los diésel que sean más modernos respecto a los de gasolina para ser considerados menos contaminantes, algo que se refleja tanto en el tramo A, sin etiqueta, como en el B o C.

Con esto en la mano, es de esperar que el camino ya iniciado en 2017 y consolidado en el recién finalizado 2018 se acentúe aún más este 2019. Los modelos diésel, más caros que los gasolina por equipar más tecnología enfocada a la reducción de emisiones, dejarán de tener sentido cuando el impuesto de la gasolina y el diésel se equipare. ¿Para qué realizar una mayor inversión si a la larga no se amortizará?

Por no mencionar que la mayor parte de consumidores ve con miedo la compra de un diésel porque cree que no podrá circular con ellos en las grandes ciudades de aquí a unos años. Algo que las patronales automovilísticas han denunciado en varias ocasiones a lo largo de todo 2018 con la mirada puesta en los miles de modelos de gasóleo que se acumulan en los concesionarios. ¿Más? Sí, en el mercado de segunda mano también se está viendo resentido el diésel. Todo suma.

Por tanto, todo apunta a que el diésel irá desapareciendo paulatinamente del mercado particular, quedando su patrimonio reducido al sector del transporte o agrario. Gremios que, según ha prometido el Ejecutivo, sí seguirán disfrutando de una menor carga impositiva del gasóleo. Las previsiones, según la consultora MSI es que este 2019, experimenten un descenso entorno al 7% respecto a 2018.

Más gasolina, más CO₂

ventas coches nuevos agosto

El nuevo auge de la gasolina está teniendo sus consecuencias. La principal, que tras diez años a la baja, las emisiones medias de CO₂ han repuntado. Lo hicieron en 2017, llegando a los 116 g/km respecto a los 115 g/km de 2016 y, en noviembre de 2018 alcanzaron los 117 g/km. A expensas de conocer los datos oficiales al cierre del año, es más que probable que se mantengan en esa cifra, volviendo a incrementarse en un 1 g/km respecto al año saliente.

Y si las ventas de los coches de gasolina siguen llevándose la gran parte del pastel en 2019, cosa que salvo sorpresa ocurrirá, es de esperar que las emisiones medias de CO₂ los automóviles nuevos comercializados sigan subiendo.

Bien es cierto que pese a este repunte, estamos lejos de las cifras de hace diez años (152 g/km de CO₂ en 2008) ya que las nuevas tecnologías, siempre enfocadas a la reducción de emisiones, no lo permitirán. No obstante, cabe preguntarse cuál será el mensaje comunitario cuando esta subida empiece a señalarse como un problema.

Cada vez se venden más híbridos y eléctricos, pero queda mucho camino por recorrer

Bmw toma corriente

No sólo los automóviles de gasolina están experimentando una nueva bonanza: los coches eléctricos e híbridos también siguen subiendo en ventas. Sin embargo, se mantienen lejos de las mecánicas de combustión. Mientras que en 2017 se fijaron en 5,1 % del total comercializado, 2018 se ha cerrado con un 6,6 %.

ENE

FEB

MAR

ABR

MAY

JUN

JUL

AGO

SEP

OCT

NOV

DIC

TOTAL

HÍBRIDOS Y ELÉCTRICOS

6,5%

5,5%

4,8%

5,8%

5,7%

6,6%

6,4%

6,3%

9,1%

8,7%

8,2%

8,3%

6,6%

Hay que señalar que el último semestre del año pasado ha sido especialmente bueno para los motores alternativos: en septiembre registraron un 9,1 %, en octubre un 8,7 %, en noviembre 8,2 % y en diciembre un 8,3 %. Y todo ello pese a que el anunciado plan de ayudas a la compra de modelos alternativos, el Plan VEA con una dotación de 16,6 millones de euros, aún se sigue haciendo esperar con 2018 ya finalizado.

Mientras tanto, a nivel autonómico hay regiones que han lanzado planes propios, como es el caso de la Comunidad de Madrid. Y a pesar de que las dotaciones siguen siendo a todas luces insuficientes, los dos millones destinados a ayudas a la compra de híbridos y eléctricos del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (Plan MUS) se agotaron en cuatro días, los consumidores ya están empezando a dar el paso.

Y lo hacen aunque la infraestructura sigue siendo insuficiente, aunque 2019 será determinante en este aspecto: ya hay planificadas un notable número de electrolineras para este recién inaugurado año, tanto en estaciones de servicio como en aparcamientos comerciales u hoteles. De cumplirse la hoja de ruta de eléctricas como Iberdrola o Endesa, es de esperar que este año las ventas de modelos alternativos sigan subiendo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio