Compartir
Publicidad
Publicidad

Michelin Latitude Sport 3, probamos el neumático 100% para carretera adaptado a los SUV

Michelin Latitude Sport 3, probamos el neumático 100% para carretera adaptado a los SUV
Guardar
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De SUV va la cosa, sí, otra vez. Es lo que está demandando el mercado, turismos con similitud a un todoterreno que no lo son, de hecho, la mayoría de sus clientes nunca los sacan de la carretera. Por eso Michelin simplifica su gama de neumáticos para ellos, el Latitude Sport 3 es específico para ir siempre por asfalto.

Hemos probado el nuevo neumático en BMW X3 xDrive20d (184 CV), Lexus RX 450h Aniversario (299 CV) y Volkswagen Touareg 3.0 V6 TDI (245 CV), en un recorrido de ida y vuelta entre Madrid y los alrededores de Logroño, llegando hasta Euskadi, a través de Soria. Una ruta de escándalo.

El Latitude Sport 3 es el sucesor del Latitude Sport 2, que reemplazará progresivamente a lo largo de un año. Está indicado para SUV medios y grandes, desde 17 pulgadas y con un índice de carga mínimo de 99 (adecuado para turismos pesados), hasta 20 pulgadas. Es el neumático más deportivo que ofrecen para este tipo de coches.

BMW X3 con Michelin Latitude Sport 3

Para comprobar las características dinámicas del nuevo neumático, Michelin secuestró unos cuantos SUV de prensa, retiró los neumáticos originales y puso los suyos. Hablamos de modelos en los que Michelin ha conseguido homologaciones para reemplazo, prácticamente todos son Premium.

Sí, es un neumático pensado para coches de precio elevado en los que el cliente es fiel a las primeras marcas. Preguntando a los responsables de la empresa, nos respondieron que la infidelidad se da más en coches de menor precio, dado el menor poder adquisitivo de sus dueños.

Y es que los SUV modernos representan un auténtico quebradero de cabeza para los ingenieros. Conseguir un balance adecuado entre agarre, duración, seguridad, baja sonoridad y un consumo razonable de combustible va un poco reñido con el precio. No se puede tener todo, desde luego.

Michelin Latitude Sport 3

Los SUV son turismos pesados, con elevado centro de gravedad, fundamentalmente para carretera. El neumático es muy importante para conseguir un comportamiento adecuado en carretera, sea de la marca que sea. Además, los clientes exigen que tengan una duración adecuada, y que contribuya a un menor consumo. Bonita contradicción, ¿eh?

Michelin ha constatado que los neumáticos de SUV en 17 pulgadas o más están creciendo en el mercado tanto OEM (a fabricantes) como de reposición. Y dado que casi siempre se usan en carretera, han perfeccionado su neumático para adecuarse a esta realidad.

Respecto a su predecesor, el Latitude Sport 2, acorta la distancia de frenado en mojado hasta 2,7 metros según pruebas independientes del TÜV. Para los usuarios que quieran manchar sus SUV con barro y piedras, queda el Latitude Cross, 65% carretera y 35% para campo. En tercer lugar queda el Latitude Alpin para circulación invernal.

BMW X3 con Michelin Latitude Sport 3

De Madrid a Soria con el BMW X3

Los primeros kilómetros hasta Catalañazor (Soria) fueron en un X3 xDrive20d, de todos los SUV disponibles, me cogí uno muy orientado al placer de conducir, una vez agotados los dos Porsche Macan. Motor Diesel, 184 caballos, automático y con tracción total, una opción bastante equilibrada dentro de la gama.

Llegando a Somosierra tuve un pequeño susto porque creía haber pinchado, ya que el sensor de presión del coche se volvió loco con el cambio de neumáticos que acababa de sufrir. Una vez comprobé que no era nada, continué, tras haberles dado algo más de aire.

Posteriormente comprobé que el Latitude Sport 3 tiene en múltiples referencias una doble carcasa, que hace el neumático más resistente, no es adecuado para meterse en un pedregal, pero me dio mucha más confianza de cara a pinchazos si tuviese que usarlo a diario. La dimensión probada fue 235/65 R17.

BMW X3 con Michelin Latitude Sport 3

De la autopista A-1 hubo que cambiar de carretera dirección Soria, una capital de provincia a la que no se puede acceder por vías rápidas, sino por nacionales. Una vez me encontré solo y sin tráfico, comprobé que, aunque el X3 dinámicamente es muy bueno para ser un SUV, un Serie 3 es mucho más estable en zona de curvas, está mejor pegado a la carretera.

Como entusiasta de la conducción, es decepcionante que la carrocería pueda bailar tanto en las curvas o al mover el volante muy rápido de un lado a otro, no más de 10 grados. Y los hay mucho peores. Con esa altura de carrocería y centro de gravedad tampoco se pueden esperar milagros.

Sin embargo la parte del consumo de combustible no fue poco satisfactoria, conseguí sacarle una media de 6,3 l/100 km a un trote medio de 82 km/h, que en realidad fue superior porque el coche estuvo parado con el motor en marcha unos cinco minutos. La homologación para este motor es de 5,6 l/100 km con cambio automático de ocho relaciones.

Lexus RX 450h con Michelin Latitude Sport 3

Dándole caña al Lexus RX 450h, un SUV híbrido

De Catalañazor hasta Elciego (Álava) me agencié un híbrido, el Lexus RX 450h Aniversario, que roza los 2.200 kg. Este gran SUV es muy pesado. De Catalañazor a Soria capital conduje a un ritmo más o menos tranquilo, haciendo una media de 8 l/100 km con pocos desniveles, homologa 6,3 l/100 km.

Antes de irme de la provincia, hice una escala técnica en un pueblo de la periferia para echar fotos y adecentar el coche para ese fin. Es decir, lo ensucié un poco. Aunque es un neumático 100% de carretera, comprobé que no es inútil fuera de ella, al menos si no ha llovido.

Aunque 299 CV son muchos, el sistema de tracción total híbrido es muy suave en su entrega de potencia, y de hecho, se puede avanzar a paso de hormiga sin castigar la mecánica ni tener ruidos. Con el silencio que ofrece este coche, se aprecia más la baja sonoridad de los neumáticos, me sorprendió para bien.

Lexus RX 450h con Michelin Latitude Sport 3

Desde ahí hasta Elciego hice una conducción muy deportiva. Solo hay una forma de llegar directamente, y es por una carretera con más curvas que un anuario de Playboy. Un paraíso para un coche deportivo, pero para un mastodonte de dos toneladas, es como pedirle a un obeso que haga el test de Cooper.

Estos coches no son para irse de curvas (y menos a toda leche), acusa unas inercias muy grandes y en el límite es relativamente fácil hacerle subvirar o sobrevirar, lo que permiten las asistencias electrónicas, quizá un poco lentas interviniendo. En algunos sectores fui a fuego, apenas había tráfico y no me salía de mi carril en ningún momento.

Pese a la gran exigencia a la que sometí al RX 450h, no pasó de 10 l/100 km de media (a 58 km/h), y me parece poco. Ahora bien, los neumáticos tienen unos límites, y con tanto peso, el paso por curva no es tan bueno. Es física elemental. Recordemos que el Aniversario está basado en el F Sport, el más "deportivo" (por decirlo de alguna forma) de esta gama.

Lexus RX 450h con Michelin Latitude Sport 3

Pude comprobar cómo el Latitude Sport 3 avisa con la suficiente antelación al conductor de que se está acercando su límite de adherencia, algo que complica la suspensión del coche, diseñada para el confort. Este coche es de segmento E SUV, de lujo, es muy cómodo en carretera, pero fundamentalmente en línea recta.

Llegué con puntualidad británica a la hora que debía estar en el hotel. Al día siguiente volvería a Madrid con otro coche, así que me adjudiqué el Touareg, que dentro de los SUV es de los más capaces fuera de carretera, pero muy bueno sin salir de ella. Y ese V6 TDI es difícil de rechazar.

De unos 235/55 R19 pasé a unos 255/55 R18, más anchos. Amaneció con txiribiri, o lluvia fina como decimos en la Meseta. Ahora sí podría evaluar sus prestaciones con agua, ya que el día anterior fue todo en seco, salvo un par de charcos que me encontré por ahí.

Volkswagen Touareg Latitude Sport 3

Volkswagen Touareg, sobre mojado

Ajusté las presiones en la gasolinera más cercana a las recomendadas, y empecé el viaje hacia Madrid evitando la AP-68. La suspensión neumática del Touareg es una gozada, se puede configurar a un grado de aislamiento tan alto que puede provocar somnolencia. No es el último modelo (Touareg 2014).

En algunas rotondas en las que entré un poco fuerte, el Touareg parecía desafiar las leyes de la física (pesa casi lo mismo que el RX 450h), cómo se agarraba el condenado. Sin tener una lluvia intensa, desde luego me convence el rendimiento del neumático, era prácticamente como conducir sobre seco con el RX 450h.

El paisaje estaba lleno de tentaciones en forma de caminos de tierra, y acabé cayendo en la tentación más de una vez. La tracción total no tuvo que hacer ningún trabajo. Solo elevé la suspensión para darle un aspecto más campero en las imágenes, que podéis disfrutar en la galería del final.

Volkswagen Touareg con Michelin Latitude Sport 3

Tras haber hecho una parada para estirar las piernas en Burgos, llegué a la sede de Michelin con una media superior a 90 km/h y un consumo de solo 8 l/100 km sobre una homologación de 7,2 l/100 km. Este motor debería probarlo más de un talibán de la gasolina, se sorprendería gratamente. 80-120 km/h en 6 segundos y pico impresionan. Tira lo suyo.

En definitiva, tras haber conducido estos tres SUV, me reafirmo en que nunca me compraré uno. Ahora bien, si no pretendemos violar las leyes de la física, el Latitude Sport 3 da la talla, pero no lo he podido comparar con ningún competidor. No creo que cambiase mucho la película.

Eso sí, debo admitir que viajé con un confort equivalente (o superior) al de una berlina, el neumático se nota muy poco en estos coches. Al menos, cuando el neumático es bueno, habría que ver cómo se comportan con neumáticos baratos de marcas que ni sus diseñadores conocen. Pero eso que lo pruebe otro.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por Michelin. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Fotografía adicional | Michelin (III), Nasiopamatá (VIII)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos