Adiós al diésel: los Citroën Berlingo, Peugeot Rifter y Opel Combo Life ya sólo están disponibles en versión eléctrica

Adiós al diésel: los Citroën Berlingo, Peugeot Rifter y Opel Combo Life ya sólo están disponibles en versión eléctrica
41 comentarios

La gama de los Citroën Berlingo, Opel Combo Life y Peugeot Rifter se ha visto drásticamente reducida para 2022 a una única motorización: la eléctrica de 100 kW (136 CV). Sin hacer mucho ruido, Stellantis ha decido prescindir de los motores 1.2 PureTech (gasolina) y 1.5 Blue HDi (diésel), aunque en España la oferta se centraba ya únicamente en el motor diésel.

Si estabas pensando en comprar uno de estos monovolúmenes fabricados en Vigo, tendrás que elegir las variantes eléctricas ë-Berlingo, Combo-e Life y e-Rifter. Esta medida no afecta a sus versiones comerciales o industriales.

Esta decisión no se debe a la falta de éxito de estos motores, al contrario, sino simplemente por la normativa europea sobre la reducción de las emisiones de CO₂, conocida como CAFE (Corporate Average Fuel Economy) y que afecta a las tres marcas.

El programa CAFE exige a cada fabricante que reduzca sus emisiones medias de dióxido de carbono cada año. De no lograrlo se enfrentarían a duras multas. Y si a eso le añadimos la crisis de los microchips que retrasa sobre manera la producción de muchos modelos, Stellantis ha decidido por lo visto tomar una medida radical.

Unas emisiones de CO₂ demasiado elevadas para la media del grupo

De manera general, los fabricantes han ido dando prioridad a la producción y entrega de los modelos electrificados. Por ello, para 2022, el grupo Stellantis ha optado por sacrificar su trío de monovolúmenes, cuyas emisiones de CO₂ no eran las mejores del grupo.

Peugeot Rifter

Por ejemplo, un Citroën Berlingo Blue HDI de 130 CV tiene unas emisiones de CO₂ de 137 g/km con la carrocería corta (Talla M, de 4,40 m) y de 140 g/km con el chasis largo (Talla XL de 4,75 m de largo), mientras que un Citroën C5 Aircross (4,50 m de largo) con el mismo motor diésel homologa 130 g/km de CO₂.

Lo mismo ocurre con el Peugeot Rifter que a motorización equivalente homologa más emisiones que un Peugeot 3008. Así, Peugeot ha decido prescindir de las versiones diésel del Rifter y vender únicamente la versión eléctrica e-Rifter en Europa. Y es una decisión que afecta también al Peugeot Traveller, el cual únicamente está disponible en versión eléctrica.

Con capacidad para 5 o hasta 7 pasajeros, el Peugeot e-Rifter está equipado con un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) y una batería de iones de litio de 50 kWh que permite una autonomía de hasta 280 km (según el ciclo WLTP).

Peugeot Traveller
Peugeot Traveller

En cuanto al Peugeot e-Traveller, está disponible en tres longitudes de carrocería y con la posibilidad de elegir entre dos baterías de 50 y 75 kWh que alimentan el motor eléctrico de 100 kW (136 CV), lo que permite transportar hasta 9 personas con gran comodidad y con una autonomía de hasta 330 km (ciclo WLTP) con la batería de 75 kWh.

El Opel Combo Life, por su parte, también dejará de venderse con motor de combustión interna y a partir de 2022 ya sólo estará disponible en versión eléctrica.

Sin embargo, el Proace City Verso, versión Toyota de estos tres modelos, seguirá estando disponible con motor diésel. La marca nipona, gracias a sus ventas de híbridos, parece tener un margen de maniobra superior para cumplir sus objetivos de CO₂.

Unos modelos mucho más caros

Citroën eBerlingo

Priorizar las ventas de los eléctricos puede ser beneficioso para la media de emisiones del grupo, pero quizá no tanto para sus ventas. Por una parte, las versiones eléctricas son mucho más caras que las versiones diésel. En el caso del Citroën Berlingo Talla M, la gama iba desde los 24.000 euros hasta los 29.000 euros. En versión eléctrica, el ë-Berlingo 2022, parte de los 30.684 euros hasta los 34.000 euros.

Por otra parte, la versión eléctrica podría no estar adaptada del todo a las necesidades del público de una Berlingo o Rifter, un público esencialmente familiar y que también usa el coche para el ocio y no únicamente para desplazamientos diarios. Con una autonomía homologada de tan sólo 280 km, las versiones eléctricas distan mucho de ser el coche ideal para las vacaciones de la familia.

Hay que recalcar que las versiones comerciales destinadas a profesionales de estos tres modelos, Berlingo, Rifter y Combo Life, seguirán estando disponible con motor diésel, además de una versión eléctrica.

Por último, la medida afecta también a las versiones para particulares de las grandes furgonetas del grupo Stellantis. Así, Citroën Jumpy, Peugeot Traveller y Opel Zafira Combo Life ya sólo estarán disponibles en versiones eléctricas a partir de este año.

En Motorpasión | Probamos el nuevo Peugeot 3008, un SUV con personalidad que convence por habitabilidad y dinamismo

Temas
Inicio