Hay futuro: Edison Motors compra SsangYong por 224 millones de euros para saldar sus deudas

Hay futuro: Edison Motors compra SsangYong por 224 millones de euros para saldar sus deudas
Sin comentarios

Tras dos años de incertidumbre desde el anuncio de su concurso de acreedores, la justicia surcoreana ha logrado encontrar una solución en positivo al futuro de SsangYong. Según recoge la agencia Yonhap, el constructor de vehículos eléctricos Edison Motors tiene el visto bueno de los administradores judiciales para adquirir la marca por un total de 224 millones de euros.

Esta cantidad -de la cual Edison declara haber abonado ya un 10%- se destinará en su totalidad a sufragar parte de la deuda contraída por SsangYong con varias instituciones financieras.

No obstante, este acuerdo sólo representa un primer paso. Antes de que la administración judicial libere el control de SsangYong, Edison Motors deberá presentar un plan de rehabilitación que será sometido al criterio de los tribunales y los actuales acreedores de la marca. Para ello, tiene de plazo hasta el 1 de marzo.

Por el momento, Edison ha declarado que su intención es convertir a SsangYong en un fabricante centrado exclusivamente en coches eléctricos. De cara a 2030, planea fabricar hasta 30 modelos distintos.

En materia de financiación, Edison ha suscrito con SsangYong un préstamo aparte por valor de 36,7 millones de euros, a fin de compensar sus pérdidas del último ejercicio por causa de la pandemia y el descenso en las ventas. Más adelante, está prevista la creación de una sociedad de propósito especial para recaudar 588,7 millones de euros. Dicho capital regresaría a la marca como adquisición de acciones, con el objetivo de lograr un cambio de rumbo dentro de tres a cinco años.

Hacia el fin de la inestabilidad

SsangYong prototipo

Toda vez que Edison Motors obtenga el beneplácito de la justicia, podrá ponerse manos a la obra para conceder a SsangYong un futuro estable. Algo que el grupo hindú Mahindra -su dueño desde 2010 hasta ahora- no consiguió.

La situación alcanzó su punto límite a finales de 2020, cuando el impago de un préstamo por valor de 47,9 millones de euros obligó a la marca a declararse en bancarrota. Fracasadas las negociaciones con el gobierno surcoreano para su viabilidad, la justicia tomó el control de la compañía.

A pesar de esta delicada situación financiera, la operativa comercial de SsangYong no se ha visto afectada en absoluto. En países como el Reino Unido -uno de sus mercados clave en Europa- ha ampliado recientemente su red de concesionarios. En cuanto a modelos, a lo largo de 2021 logró lanzar con éxito el Tivoli Grand o la puesta al día de su buque insignia Rexton.

Su nueva propietaria Edison Motors se especializa en la construcción de vehículos pesados -camiones y autocares- con motores eléctricos. Ahora, con la adquisición de Ssangyong podrían obtener el 'know how' necesario para acercarse más a su gran objetivo: superar a la mismísima Tesla.

En Motorpasión | Probamos el SsangYong Rexton D22 DTR: un 4x4 de 181 CV y siete plazas que da un salto de gigante

Temas
Inicio