Compartir
Publicidad
Probamos el SsangYong Rexton D22 DTR: un 4x4 de 181 CV y siete plazas que da un salto de gigante
Pruebas de coches

Probamos el SsangYong Rexton D22 DTR: un 4x4 de 181 CV y siete plazas que da un salto de gigante

Publicidad
Publicidad

Nota de Motorpasión

El SsangYong Rexton es posiblemente uno de los coches más grandes, en todos los sentidos, de cuantos han pasado por nuestras manos en los últimos años. En un momento en el que los SUV compactos reinan, el Rexton sigue siendo rotundo conjugando lo mejor del segmento 4x4 con la habitabilidad de los monovolumen tradicionales. Lo hemos probado.

En España el Rexton se lleva vendiendo 18 años y esta cuarta generación quiere marcar un antes y un después en la evolución del modelo coreano.

Un diseño que hace olvidar el pasado

Lo primero que llama la atención es el nuevo lenguaje de diseño, que afortunadamente poco tiene que ver con el de alguno de sus antecesores.

Este Rexton convence en este sentido, con una línea rotunda y contundente, acertada bajo mi punto de vista especialmente en la parte delantera. Allí la parrilla, de altura considerable, se une con las ópticas que cuentan con faros HID de xenón con luces LED de marcha diurna de nuevo aspecto, las cuales mejoran mucho la percepción del Rexton, que se ve ahora más moderno.

Ssangyong Rexton frontal

En la vista lateral se aprecia una mayor contundencia del conjunto, en el que las aletas, especialmente las posteriores, tienen unas formas muy marcadas y le dan cierta musculatura.

Tal vez la trasera, con unas ópticas de diseño algo menos afortunado que el de las delanteras, sea la parte en la que el diseño todavía hace aguas, pero se le puede llegar a perdonar porque detrás de ese gigantesco portón posterior se esconde un maletero inmenso de 641 litros.

Ssangyong Rexton maletero Si usas solo cinco plazas, la capacidad del maletero es gigantesca, parece no acabarse nunca.

El Rexton es ahora más grande, con una longitud total de 4,85 metros (9 centímetros más) y una anchura de 1,96 metros (6 centímetros extra). Es un poquito más bajo, eso sí, ya que pierde 1,5 centímetros con respecto a su antecesor, para un total de 1,83 metros de altura.

Full equipe

Si estéticamente por fuera la evolución que ha sufrido el Rexton respecto a la generación anterior ha sido de gigante, algo parecido ocurre dentro tanto a nivel de diseño, como de calidades y equipamiento.

Ssangyong Rexton interior La calidad percibida del interior es muy superior a la de anteriores generaciones del Rexton

El sencillo habitáculo, básico y algo espartano en anteriores Rexton, ha mutado en positivo hacia uno que ahora es más agradable y completo tanto al tacto como a la vista.

Nos encontramos con plásticos más blandos algunos y duros otros, como los que presiden el salpicadero. La tapicería de piel es de serie en esta versión con el acabado más alto Limited.

Ssangyong Rexton climatización

Cuando consigues subirte a él, labor que requiere cierta pericia hasta alcanzar la posición elevada a la que obliga a situar tu trasero, te encuentras sentado a mucha altura sobre un asiento que recoge bien y es cómodo al mismo tiempo.

En este acabado Limited, el más alto de los tres disponibles, es difícil echar en falta algo porque cuenta con absolutamente de todo. Por ejemplo, los asientos son calefactados y ventilados, los traseros también son calefactados y el volante también se puede calentar para ayudarnos a combatir las bajas temperaturas en los días más fríos.

Un detalle que me ha gustado son los mandos para mover el asiento del copiloto situados sobre el lateral del propio respaldo, de forma que el conductor puede accionarlos cuando no hay nadie como copiloto

Salta a la vista la evolución en materia de tecnología, ya que ahora en el cuadro de instrumentos nos encontramos un display de 7 pulgadas que complementa a la pantalla multimedia LCD de 8 pulgadas situada en el centro del salpicadero.

La cámara de marcha atrás, la radio digital DAB, la conexión Bluetooth, tomas USB y auxiliar o compatibilidad con Apple Car Play y Android Auto, además de freno de estacionamiento eléctrico, control de arranque y descenso, control de crucero y hasta portón trasero eléctrico hacen que este sea el Rexton más completo de todos.

Lo mejor de todo es que el funcionamiento de todos los sistemas ha mejorado mucho en ergonomía y bastan unas horas con él para saber manejar todas las funciones. Bien en este sentido.

Comportamiento rutero

El SsangYong Rexton solamente se ofrece con un único motor diésel. Se trata de un 2.2 de cuatro cilindros turbodiésel de 181 CV que en este caso va asociado a una caja automática de siete relaciones de origen Mercedes-Benz, aunque está disponible también con caja manual de seis velocidades.

Ssangyong Rexton lateral trasera

Con el motor en marcha, este se hace notar más por vibración que por sonoridad, ya que el habitáculo está bastante bien aislado.

Desde el primer momento te das cuenta de que estás conduciendo un coche grande, muy grande, sensación que se acrecienta además al llevar una posición de conducción tan alta.

Ssangyong Rexton

En tramos urbanos, el Rexton impone respeto tanto al que lo conduce como al resto de conductores. Sus dimensiones son considerables y hace que se perciba gigante respecto a la mayor parte de coches que ocupan nuestras calles.

Eso aporta cierta sensación de superioridad, que se ve minada por la poca precisión de la dirección que al tener mucha desmultiplicación, hace que tengas que mover mucho el volante y hacer correcciones bastante a menudo para llevarlo por el sitio adecuado.

Ssangyong Rexton trasera
En esta variante 4x4 de tracción total conectable envía par sólo al eje trasero hasta que el conductor decide conectarla (2H, 4H y 4L)

Para mover sus más de 2 toneladas de peso, los 420 Nm que entrega entre 1.600 y 2.600 vueltas son un buen aliado, ya que si bien la cifra de 0 a 100 km/h en 11,97 segundos no parece muy destacada, sí que permite acelerar con relativa rapidez desde parado y moverte así con agilidad en tramos urbanos.

Pero sin duda, es en carretera donde el Rexton saca a relucir su mejor cara. Es un gran rutero, un coche pensado para largas travesías en familia. El confort de marcha se consigue gracias a un buen aislamiento acústico y a unas suspensiones que filtran muy bien las irregularidades del terreno.

Ssangyong Rexton trasera

Es el típico coche blando en el que el cuerpo no se resiente a pesar de los kilómetros gracias al trabajo de las suspensiones. Ayuda también el motor, bastante enérgico y que no obliga a estar todo el rato atento para llevarlo en el régimen óptimo de giro.

El coche corre, sorprenden los ritmos y las velocidades de crucero que permite llevar, aunque puede ser a costa de velocidad punta. Que esta se fije en 185 km/h nos hace pensar que las relaciones son bastante cortas.

Ssangyong Rexton luces traseras

En cuanto a los consumos, lógicamente por tamaño, peso y dimensiones, no son muy reducidos. Durante los más de 500 kilómetros que le hicimos de prueba, con un 30% en ciudad y un 70% en carretera, el consumo medio que marcaba el ordenador de abordo fue de 11,3 l/100 km.

SsangYong Rexton: nuestra puntuación

8.

Diseño exterior8
Diseño interior7
Calidad7
Habitabilidad9
Maletero10
Motor8
Seguridad7
Comportamiento7
Comodidad9
Precio8

A favor

  • Equipamiento completo
  • Capacidad interior
  • Reductora
  • Precio competitivo

En contra

  • Consumos altos
  • Dirección poco precisa
  • Sin opción de navegador

El SsangYong Rexton es un coche de esos que quedan pocos. El Toyota Land Cruiser, el Mitsubishi Montero si se vendiese en España o el Jeep Grand Cherokee serían sus rivales, todoterrenos auténticos que además de por sus capacidades fuera del asfalto, destacan por una abrumadora habitabilidad interior y huyen de la hibridación.

Lo que es seguro, es que ninguno de ellos ofrece tanto por tan poco como el Rexton. Por 44.900 euros tendrás lo mejor del todoterreno, la capacidad interior de un monovolumen grande y un equipamiento en esta versión Limited, al que es casi imposible pedirle algo más. Salto de gigante.

SsangYong Rexton frontal lateral

Ficha técnica

Versión probada   D22 DTR
Cilindrada2.157 cm³ Tipo de tracción4WD conectable
Bloque motor4 cilindros en línea CombustibleGasóleo
Potencia (CV @ rpm)181 @ 4.000 Capacidad del depósito70 litros
Par motor (Nm @ rpm)420 @ 1.600 - 2.600 Consumo urbano10,4 l/100 km
Masa en vacío2130 kg Consumo extraurbano7 l/100 km
Velocidad máxima185 km/h Consumo combinado8,3 l/100 km
Aceleración 0-100 km/h segundos Capacidad maletero641 (5 plazas) / 236 (7 plazas) litros
TransmisiónAutomática 7 velocidades Precio44.900 euros

El coche para esta prueba ha sido prestado por SsangYong. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas

Fotografía | Héctor Ares

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio