Compartir
Publicidad
Sube el precio del diésel: las claves del futuro inmediato con un gasóleo más caro
Industria

Sube el precio del diésel: las claves del futuro inmediato con un gasóleo más caro

Publicidad
Publicidad

La inminente subida del impuesto sobre el diésel ha despertado muchas incógnitas: cuál es el motivo real, cómo afectará al mercado, cuánto costará llenar el depósito del coche o cuándo entrará en vigor. Una medida bastante impopular, pero si nos paramos a pensar en el precio actual de la gasolina frente al diésel, vemos que ha ido equiparándose con el paso de los años.

Estos son los posibles escenarios.

Hasta 15 céntimos más

España planea subir los impuestos al diésel

El incremento podría encarecer el litro de gasóleo hasta en 15 céntimos a partir del 1 de enero de 2019, según El Mundo. En determinadas comunidades autónomas, como Navarra, País Vasco, Cantabria, La Rioja, y Castilla y León hasta ahora no existe impuesto autonómico.

Así, este incremento será escalonado, aumentando el impuesto sobre el diésel en 9,5 céntimos por litro y otro recargo posterior de 4,8 céntimos por litro.

La propuesta del Ministerio de Transición Ecológica, que aún no está definida, se perfila como una herramienta clave para cumplir los objetivos a los que se ha comprometido España con la Unión Europea en materia de cambio climático. Recordemos que Bruselas ha perdonado, de momento, una multa ante los altos niveles de contaminación del país.

Las medidas presentadas por el Gobierno y los Ayuntamientos suponen un parche temporal que salva a España de una sanción, pero tendrá que mejorar en esta materia. Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Rumanía y Hungría sí serán llevados a la corte de justicia europea.

Una medida que tendrá una acogida más acalorada que calurosa entre la población al afectar de lleno en el bolsillo de las familias y el IPC. Quizá esta impopularidad sea la razón por la que ningún Gobierno se ha atrevido a sacar adelante, a pesar de que la medida ya se recogió en los últimos Presupuestos Generales de Estado redactados por el Ejecutivo del PP.

Posibles escenarios

The Stopper 2575843 960 720

Ante un plan que aún no está definido, podemos zambullirnos en diversos escenarios ante una subida del precio diésel.

Bajada de las ventas de coches diésel

Una de las consecuencias más lógicas de esta subida es que si sube el gasóleo, bajarán las ventas de coches diésel, ya que los bajos precios del carburante eran el motivo por el que se vendían pese a ser vehículos más caros de adquirir y de mantener.

En países como Alemania los consumidores no quieren ni oír hablar de comprar un coche diésel, y aquellos que tratan de vender uno ven el tiempo pasar con su vehículo acumulando polvo en el garaje.

Caída del precio en el mercado de segunda mano

Este plan, de entrada supondrá una caída del precio de los coches diésel de segunda mano y fuertes descuentos en los coches nuevos en las marcas muy dependientes del diésel (premium alemanas, italianas y en menor medida francesas).

Aumento de las emisiones de CO₂

Si el diésel acaba siendo desterrado del parque móvil, aumentará la demanda por los motores de gasolina, y con ella las emisiones de dióxido de carbono (CO₂). Y es que la obsesión por las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) que expulsan los motores diésel nos ha hecho olvidar que los motores gasolina son los causantes de estas peligrosas sustancias, cuya media de emisiones correspondiente a los coches nuevos comercializados en 2017 ha subido por primera vez en los últimos diez años.

A pesar de a transformación que está viviendo la industria a raáiz del Dieselgate y la electrificación, los automóviles nuevos vendidos durante todo el año pasado fueron más contaminantes que en 2016, concretamente 1 g/km más de media.

Aumento de los ingresos por impuesto de matriculación

Podrían matricularse a partir de la entrada en vigor del plan más coches con motor gasolina, que consumen y emiten más CO₂, y pagan además un mayor porcentaje en el impuesto de matriculación, también por la fiebre SUV ya que este segmento se sitúa en tramos superiores de este impuesto.

Cabe destacar que los impuestos en sí no aumentan; los tramos impositivos para el impuesto de matriculación en función de las emisiones homologadas de CO₂ son los mismos, pero como se van a matricular más coches de gasolina, que están más gravados, aumentarían los ingresos.

Van a equiparar el precio del diésel y la gasolina pero ¿has visto cómo están?

Fuel 1596622 960 720

El precio medio de la gasolina sin plomo 95 está hoy a 1,337 euros el litro, mientras que el gasóleo A está a 1,246. Hace exactamente un año, la gasolina sin plomo 95 costaba 1,178 euros el litro, y el gasóleo A 1,052 euros el litro.

Es decir, la diferencia a día de hoy entre los dos combustibles es de 0,091. Hace un año era de 0,126; un incremento de 0,035 euros. Y mi miramos aún más atrás, encontramos:

  • 2014: 0,11 euros/litro de diferencia.
  • 2015: 0,139 euros/litro de diferencia.
  • 2016: 0,13 euros/litro de diferencia.

Es decir, que el precio del diésel y el de la gasolina se ha ido equiparando con los años. ¿Debido a qué?

Como siempre los conflictos internacionales y la estabilidad económica juegan un papel fundamental. Tensiones con Irán y la debilidad del euro han conducido a que el desembolso medio por llenar el depósito pase de los 74,22 euros en 2017 a superar los 76 euros.

A los recortes de producción de petróleo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia, se une el aumento de la tasa de crecimiento mundial y la demanda del petróleo. Además, el lento crecimiento de la demanda de vehículos eléctricos no ayuda a disminuir la dependencia de combustibles fósiles.

Un juego geopolítico, al fin y al cabo, en el que somos meras piezas en manos de poderosos jugadores.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos