La crisis de los microchips no da tregua a las fábricas de coches: Stellantis Vigo y Figueruelas se ven obligadas a parar

La crisis de los microchips no da tregua a las fábricas de coches: Stellantis Vigo y Figueruelas se ven obligadas a parar
4 comentarios

La carencia de microchips sigue asolando la fabricación de coches en España: Martorell ha detenido la producción este viernes 20 de agosto en su línea 2 y ahora se suman las plantas de Stellantis en Vigo y Figueruelas, que han anunciado nuevos paros para los próximos días.

Ambas fábricas acababan de retomar la actividad el martes 17 de agosto tras el parón vacacional, pero pocos días después se han visto obligadas a detener de nuevo la fabricación.

En el caso de la factoría de Vigo cesará la producción durante toda una semana, mientras que la zaragozana hará lo propio cuatro jornadas, aunque podrían prolongarse si continúa la falta de suministro de semiconductores.

Más de 12.000 trabajadores afectados

Stellantis Vigo y Figueruelas se ven obligadas a parar por la crisis de microchips

En concreto, la dirección de Stellantis Vigo comunicó ayer al comité de empresa que se suspenderá la producción desde el lunes 23 hasta el domingo 29, ambos inclusive, afectando a todos los turnos y líneas de la planta de Balaídos. Se prevé que la actividad se retome el próximo 30 de agosto.

La compañía ha señalado como causa el desabastecimiento de microchips, que se ha agravado con los problemas de producción de estos componentes en Malasia debido a que ha empeorado la situación epidemiológica.

Así, los 7.000 trabajadores de la planta se verán afectados por la medida. La fábrica de Vigo había retomado con fuerza la producción tras las vacaciones estivales a un ritmo de 2.200 vehículos diarios. Los paros que ha venido aplicando este 2021 ante la carencia de microchips ha supuesto la fabricación de 65.000 modelos menos de los previstos en los objetivos.

En Stellantis Vigo se fabrica el Citroën C-Elysee, el SUV urbano Peugeot 2008 o el Citroën C4 Spacetourer, así como los Citroën Berlingo y Berlingo Van, Peugeot Rifter y Partner, la Opel Combo y la Toyota Proace.

Stellantis Vigo y Figueruelas se ven obligadas a parar por la crisis de microchips

Por su parte, la fábrica de Figueruelas aplicará los paros desde el domingo 22 hasta el miércoles 25 de agosto, lo que supondrá que se dejen de ensamblar 6.000 coches y afectará a los más de 5.000 empleados que operan en la planta.

En lo que llevamos de 2021, la pérdida de producción de la fábrica aragonesa se estima en unos 60.000 automóviles a consecuencia de las jornadas de paro, que se cifran en cerca de 30. Figueruelas da salida al Opel Corsa, incluyendo su variante eléctrica Corsa-e, así como al Opel Crossland y al Citroën C3 Aircross.

Además, no se asegura que la producción se retome el próximo jueves: la dirección ha adelantado que comunicará si se extenderá el paro o no más allá del 25 agosto ese mismo día.

En Motorpasión | La industria está matando el coche urbano: por qué cada vez vemos menos SEAT Ibiza y Renault Clio nuevos | A un céntimo por kilómetro. Ese es el precio que quiere poner el Gobierno a los desplazamientos por carretera

Temas
Inicio