Compartir
Publicidad

¡Demencial! El Dodge Demon será el primer modelo de producción con Transbrake, para salir echando virutas

¡Demencial! El Dodge Demon será el primer modelo de producción con Transbrake, para salir echando virutas
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A estas alturas, ya sabemos que el Dodge Challenger SRT Demon es toda una novela por entregas, y la última de ellas viene con un desenlace apasionante: el Demon montará un sistema Transbrake, como los que se utilizan en carreras de drag para salir quemando rueda en cuanto el semáforo se pone en verde.

Así cobra todo el sentido del mundo aquella imagen tan espectacular que vimos a mediados de febrero, en la que se mostraba un neumático del monoplaza Challenger SRT Demon en un bello plano detalle donde lo daba todo sobre el asfalto:

Dodge Challenger Srt Demon

Ahora cobra sentido, porque el Dodge Challenger SRT Demon será el primer modelo de producción, normal, corriente y moliente (es un decir) que montará un sistema Transbrake. Se trata de un mecanismo más habitual en las carreras de drag y que además forma parte del mercado de accesorios, pero resulta insólito hasta ahora que un coche de calle lo monte de fábrica.

Combinando esta característica con el par motor extremo que va a transmitir su motor a las inmensas ruedas que monta, el Dodge Challenger SRT Demon va a ser una de esas locuras difíciles de superar en el mercado, al menos por ahora.

Pero ¿qué demonios es un sistema Transbrake?

Mejor será que primero lo veamos en acción, y luego lo comentamos.

Un sistema Transbrake es un mecanismo de la transmisión que basa su funcionamiento seleccionando en la caja de cambios, de forma simultánea, la primera y la marcha atrás, mientras mantiene el eje secundario de la caja sin recibir movimiento ni, por tanto, enviar par a las ruedas.

Esto permite que el conductor acelere, subiendo el régimen motor hasta donde más le interese para salir pitando, pero sin preocuparse por el pedal del freno y sin que el vehículo acuse los desgastes propios de estar intentando moverlo con un pie mientras a la vez lo intentamos mantener inmovilizado con el otro.

Demencial... pero con cabeza. Para proteger el motor de unas aceleraciones en vacío demasiado absurdas, el Dodge Challenger SRT Demon cuenta con un limitador.

A la práctica, el Transbrake se puede considerar como un freno situado en la transmisión (de ahí, su nombre, claro). En cajas con convertidor de par, que el conductor pueda acelerar antes de salir permite un aumento de la presión hidráulica que redundará en una respuesta más inmediata en cuanto sea el momento de liberar la bestia sobre el asfalto.

Al accionar las levas, todo el par se entrega a las ruedas traseras en sólo 150 milisegundos

Dodge Challenger Srt Demon

Y ese momento llega cuando el conductor acciona un mando electrónico que indica a la transmisión que ya puede desactivar la marcha atrás y pasar todo el par a las ruedas. Por ejemplo, ese mando puede estar asociado a las levas del cambio, como es el caso. Para cuando lo quieras buscar con la mirada, el Demon ya estará a unos cuantos parsecs de aquí.

Según explica Dodge, el sistema Transbrake da como resultado tiempos de reacción un 30 % más rápidos en comparación con un arranque clásico basado en el uso simultáneo de los pedales de acelerador y freno. El fabricante, además, establece en un 120 % el aumento del par motor en el momento de la salida.

A medida que van pasando los días, la cita con el Salón de Nueva York, donde se presentará el Dodge Challenger SRT Demon, queda más y más cerca. Será el día 11 de abril cuando el modelo se dé a conocer de forma definitiva, si es que para entonces queda algo nuevo que contar.

En Motorpasión (toda una novela) | Dodge Challenger SRT Demon, una bestia loca que calza neumáticos ¡de 315 mm en las cuatro ruedas! | ¿Qué demonios significa 2576@35 en el Dodge Challenger SRT Demon? Seis teorías y todavía no tenemos ni idea | El Dodge Challenger SRT Demon es un dragster monoplaza con matrícula | El Dodge Challenger SRT Demon podría comerte, tendrá la mayor boca sobre el capó en un coche de calle | Agárrate, porque el Dodge Challenger SRT Demon te dejará literalmente pegado al asiento | Cuatro vídeos, detalles interesantes y ¿757 CV? El Dodge Challenger SRT Demon es pura testosterona

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos