Publicidad

Las mejores alternativas a comprar un Audi RS6 Avant cuando sólo tienes un presupuesto de 30.000 euros

Las mejores alternativas a comprar un Audi RS6 Avant cuando sólo tienes un presupuesto de 30.000 euros
27 comentarios

Nota: Este artículo está inspirado en el artículo de Jalopnik titulado I Want An Audi RS6 Avant But I Have A $30,000 Budget. What Car Should I Buy?. El autor de este artículo ha tomado el título del artículo original y ha realizado su propio desarrollo acerca de las alternativas que puede haber para el coche reseñado. Tras la publicación de este artículo, desde Dirección editorial hemos cambiado el título para acercarlo mejor al contenido.

El Audi RS 6 Avant es uno de los modelos más deseados de la marca de Ingolstadt. Es el sueño de muchos de nosotros, a ambos lados del Atlántico. Sin embargo, para la gran mayoría de nosotros se va de presupuesto, de unos 110.000 euros más o menos. ¿Qué otras opciones tenemos si queremos un familiar de corte deportivo?

Partiendo de un presupuesto de 30.000 euros para la compra, qué station wagon en el mercado de segunda mano nos puede ofrecer espacio, versatilidad, buenas prestaciones y que sea un fiable. Bueno, más o menos fiable.

Quiero un Audi RS6 Avant tengo 30.000 euros ¿Qué coche me puedo comprar?

Para un familiar equipado con un V8 4.0 litros biturbo de 600 CV y 800 Nm de par motor máximo de 2.100 y 4.500 rpm, Audi pudo escoger diseñar un coche discreto, sutil y elegante.

Por suerte,  decidió que sería todo lo contrario, un auténtico monstruo. Ejecuta un 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y un 0 a 200 km/h en 12 segundos y puede alcanzar los 305 km/h. Y todo ello forma parte de la receta de su éxito y que sea un auténtico icono.

El Audi RS 6 es un coche pasional y por tanto buscamos coches ante todo coches pasionales. Obviamente, hay que ser realista por un máximo de 30.000 euros, no tendremos este nivel de prestaciones, pero sí que en algunos casos nos podremos acercar. Esta es una pequeña selección en la que no están todos los que son y no son todos los que están.

BMW 335i Touring E91 (2006-2012). 27.000 euros

BMW 335i Touring M Sport Package

Fabricado de 2006 hasta 2012, con un ligero restyling en 2009, el BMW 335i Touring equipa un 6 cilindros en línea de 3.0 litros biturbo. Desarrolla 306 CV a 5800 rpm y alcanza un par motor máximo de 400 Nm disponible desde 1.300 hasta 5.000 rpm. No es un modelo con la exuberancia de un RS6, pero sí realmente deportivo con el que disfrutar conduciendo.

Bmw 335i Touring M Sport Package

La dirección es precisa y rápida. El coche hace gala de un gran aplomo. La suspensión no es de las más firmes de BMW, es incluso cómoda. El consumo se muestra contenido, con una media en torno a los 8,5 l/100 km (con cambio automático Steptronic de 8 relaciones).

Bmw 335i Touring M Sport Package

Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos y alcanzar los 250 km/hde velocidad máxima (limitada electrónicamente). Aun así, es en marcha y a velocidades de vía rápida que más impresiona por la oleada de par motor. Se marca un 80 a 120 km/h en 4,9 segundos.

Existe en tracción trasera y tracción integral, con cambio manual y automático y con o sin paquete M. Además del estado del coche y del kilometraje, son elementos que harán subir o bajar su precio.

Chrysler 300C SRT8 Touring (2006-2008). 18.000 euros

Chrysler 300c Srt8 Touring

Si buscas sutileza y nobleza en el comportamiento de tu coche, mira hacia otro lado. El Chrysler 300 C Touring SRT8 es todo lo que uno espera de un muscle car, pero en formato familiar. Cuenta con un enorme V8 de 6.1 litros y 431 CV asociado a un cambio automático.

Chrysler 300c Srt8 Touring

Al volante, la precisión no es su punto fuerte, pero ofrece un comportamiento honesto. La gracia del 300 C SRT8 está en el empuje (0 a 100 km/h en 5 segundos) y el rugir grave de su V8. El confort no es el mejor del mundo (llantas de 20 pulgadas) y en el interior abundan los plásticos duros. El consumo medio es acorde con la cilindrada: 14 l/100 km. Aun así, es un coche que nos sacará una sonrisa cada vez que hundamos el pie derecho.

Audi RS4 4.2 FSI Quattro Avant B7 (2006-2008). 27.000 euros

Audi RS 4 Avant

Cuando Audi enseñó por primera vez el RS4 B7 Avant con motor V8 atmosférico de 4.2 litros a principios de 2005, la expectativa que creó fue muy alta. Cuando el coche salió a la venta en 2006, esa expectativa se convirtió en una admiración unánime.

Por primera vez un Audi tenía un comportamiento dinámico a la altura del BMW M3. Y es que Audi lo diseñó todo para poder albergar el motor lo más posible por detrás del tren delantero, algo inusual en los Audi de la época.

Audi RS 4 Avant

Esto hizo que el B7 demostrase una precisión increíble en conducción deportiva. El reparto de par de la tracción Quattro se dividió en un 40/60, priorizando el eje trasero. Únicamente disponible con cambio manual es un modelo tan emblemático como el actual RS6.

El precio medio ronda los 27.000 euros, pero los hay por 22.000 e incluso por más de 30.000 euros, todo depende del estado general, de la configuración (color, asientos baquets o no) y por supuesto del kilometraje.

Audi RS6 5.0 TFSI Quattro Avant. 29.000 euros

Audi RS6 Avant V10

Buscando una alternativa al actual Audi RS6 no podía faltar al menos un Audi RS6 de las anteriores generaciones. El RS6 original equipaba un V8 de 4.2 litros de 450 CV, pero para su segunda iteración Audi replicó al BMW M5 E60 y su V10 de 507 CV con el RS 6 Avant C6 V10 en 2008.

En el caso del RS6, se trata de un V10 de 5.0 litros sobrealimentado por dos turbos y emparentado con el V10 del Lamborghini Gallardo. Desarrolla 580 CV y entrega 650 Nm de par motor máximo desde tan solo 1.500 rpm. No es el mejor coche dinámicamente hablando de los presentes (pesa 2.025 kg en vacío); es más un jet privado que un avión de caza.

Audi RS 6 Avant V10

Es espacioso, cómodo, práctico y tremendamente rápido. Y muy exuberante cuando abrimos gas a fondo. Pero mucho. El consumo, por su parte, se sitúa en torno a los 14 l/100 km y es uno de esos coches que es preferible comprar con seguro de garantía mecánica dada su complejidad y el coste de los recambios.

SEAT Cupra ST 4Drive (2016-2018). 27.000 euros

SEAT Leon Cupra ST 4Drive

Junto con el BMW 335i Touring es sin duda la opción más razonable. El SEAT Cupra ST 4Drive equipa un 4 cilindros 2.0 litros turbo de 300 CV y cambio DSG de 6 marchas, acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 s y se marca un 80 a 120 km/h en 3,3 segundos.

SEAT Leon Cupra ST 4Drive

El SEAT León Cupra ST 4Drive es, básicamente, un verdadero familiar (refinado, cómodo y con mucho espacio) y es al mismo tiempo un deportivo que destila placer de conducción y es extremadamente eficaz en circuito. Eso sí, no tiene el aura de exclusividad y de estatus de los otros modelos aquí presentes.

Volvo 850 T5 R (1995). 15.000 euros

Volvo 850 T5 R

Volvo había hecho la apuesta de correr en el Campeonato Británico de Turismos BTCC con el 850 con carrocería familiar. Aprovechando esta exposición mediática, decidieron lanzar una versión civil de ese coche, el Volvo 850 T5 R. Equipa el 5 cilindros turbo de 2.3 litros con culata de 20 válvulas. Desarrolla 240 CV y entrega 300 Nm desde 2.000 hasta 5.600 rpm. Va asociado a un cambio manual de 5 relaciones.

Volvo 850 T5 R

Con respecto a los modelos más actuales, puede parecer un modelo falto de prestaciones (0-100 km/h en 7 segundos y 247 km/h de velocidad máxima), pero es un auténtico icono. A mediados de los años 90 solo existían dos station wagon de altas prestaciones, el Audi RS 2 (1992) y el Volvo 850 T-5R (1995). Básicamente, abrieron mercado para que BMW, Mercedes-AMG y otros se adentrarán en este segmento de grandes márgenes de beneficio y mucha imagen de marca que son los station wagon deportivos.

Volvo 850 T5 R

Y eso se aprecia en el precio de los 850 T5 R que hay en el mercado. Son pocos, fue una serie limitada a 2.500 unidades, y si están en buen estado se empiezan a negociar en torno a los 15.000 euros. Y si además es de color amarillo 'cream yellow 609' el precio se puede disparar. Atención con las unidades procedentes de Italia, por razones fiscales el 850 T5 R equipaba un 4 cilindros 2.0 litros de 211 CV.

En Motorpasión | Probamos el Audi RS6 Avant: o cuando un coche familiar se une al ADN de un deportivo de 600 CV, al alcance de pocos | Probamos el espectacular BMW M5, un maquinón de 600 CV efectivo y divertido a partes iguales

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio