Publicidad

El Volkswagen ID.4 irrumpe en el mercado de los SUV eléctricos compactos. Y sin apenas rivales debería ser todo un éxito

El Volkswagen ID.4 irrumpe en el mercado de los SUV eléctricos compactos. Y sin apenas rivales debería ser todo un éxito
13 comentarios

La llegada del Volkswagen ID.4 supone un paso más en la ofensiva del grupo Volkswagen hacia la movilidad eléctrica. Y lo hace en uno de los segmentos con más volumen del mercado y con potencial de crecimiento, el de los SUV compactos (o C-SUV).

El Volkswagen ID.4 mide 4,58 metros de largo, cuenta con 150 kW (204 CV) de potencia y hasta 520 km de autonomía según ciclo WLTP. Volkswagen ID.4 1st, versión de lanzamiento con varios niveles de equipamiento, costará 49.950 euros con el acabado de acceso.

Con esta características, el ID.4 no tiene rival directo. Y es que si bien las novedades se multiplican, el mercado de los SUV eléctricos se va a los extremos. Básicamente, el mercado se centra en los SUV pequeños y compactos por menos de 35.000 euros, con autonomías entre justas y tan solo correctas, o bien se va al otro extremo, con SUV cada vez más grandes, potentes y caros.

Al final, el Volkswagen ID.4 llega en tierra de nadie o casi. Echamos un repaso a la situación del mercado al que llega el nuevo SUV de la marca alemana.

Volkswagen Id 4 2021

Obviaremos los Peugeot e-2008 (4,30 m), DS 3 Crossback E-Tense (4,12 m) y Mazda MX-30 (4,40 m) ya que por precios (todos por debajo de los 40.000 euros), dimensiones y autonomías (200 km para el Mazda y 300 km para los modelos franceses) se mueven en otra zona del mercado. Una más asequible y en el que el uso del coche será casi exclusivamente urbano.

SUV eléctricos por menos de 50.000 euros: bajo la dominación de Corea del Sur

Por debajo de los 50.000 euros del ID.4, los Hyundai Kona y Kia e-Niro son los dos SUV que destacan y se acercan en algunos aspectos al ID.4. Ambos comparten motorización de 150 kW (204 CV), batería de 64 kWh y una autonomía que supera los 450 km.

Hyundai Kona Eléctrico Hyundai Kona Eléctrico

De hecho, tras la prueba del Kona Eléctrico, nos ha quedado claro que de momento, el grupo Hyundai es el único capaz de hacerle frente a Tesla. Ofrece una buena habitabilidad, prestaciones muy dignas, un elevado refinamiento, tecnología y un consumo muy eficiente que le otorgan más de 400 km de autonomía real de media.

Su precio, en su versión más equipada no llega a los 50.000 euros. Sin embargo, mide solo 4,18 m de largo lo que limita su habitabilidad y capacidad de maletero frente al ID.4, el cual recordemos ofrece un interior digno de un Volkswagen Touareg.

Volkswagen Id 4 interior El habitáculo del Volkswagen ID.4 sería similar en espacio al de un Volkswagen Touareg.

El Kia e-Niro, por su parte, tiene otros argumentos que hacer valer. Si bien sus acabados están en un plano ligeramente inferior a los del Hyundai, el e-Niro tiene para él un maletero de mayor capacidad que el Kona (451 litros frente a los 322 litros de Kona) y una mayor habitabilidad.

Y es que el e-Niro mide 4,37 m de largo y cuenta con 10 cm más de distancia entre ejes con respecto al Kona. Sin embargo, no es suficiente para medirse con la habitabilidad del ID.4 y aún menos para hacerle sombra en cuanto al volumen de su maletero (543 litros).

Skoda Enyaq iV, ¿el enemigo en casa?

Skoda Enyaq iV

El Skoda Enyaq iV comparte con el Volkswagen ID.4 la plataforma MEB y su motorización de 150 kW (204 CV), pero es un poco más grande. Mide 4,64 metros de largo frente a los 4,58 metros del ID.4. La gama del SUV checo se compone de momento de dos versiones, una de 177 CV y 390 km de autonomía por 39.000 euros (Enyaq 60 iV) y la de 150 kW para 510 km de autonomía (Enyaq 80 iV) por 45.000 euros.

Skoda Enyaq iV

Es evidente que en el seno de un mismo grupo siempre existe un cierto canibalismo entre uno o varios modelos muy similares, pero es algo anecdótico. Al final, el posicionamiento del Enyaq y del ID.4 son muy diferentes. Mientras el ID.4 opta a un estatus semipremium por ser Volkswagen (solo está disponible con el motor de 204 CV, por ejemplo), el Enyaq se presenta como una propuesta más racional (pero no por ello menos atractiva).

La referencia sigue siendo Tesla

Tesal Model Y

Tesla es a día de hoy la referencia de los coches eléctricos. Así lo ha demostrado el CEO de Volkswagen, Herbert Diess, al insistir -y conseguir- que Elon Musk probase el Volkswagen ID.3. La gama actual del fabricante californiano incluye un SUV compacto, el Model Y. Mide 4,75 metros de largo y cuesta desde 64.000 euros (Gran Autonomía con tracción integral) para una autonomía de hasta 500 km.

Es más grande que el ID.4, mucho más potente (350 CV), cuenta con un maletero de unos 700 litros aproximadamente (sin contar el pequeño maletero delantero de unos 120 litros) y ofrece una autonomía similar. Aunque ofrece una excelente habitabilidad, queda por cómo se sitúa frente al Volkswagen.

tesla Model Y

Frente a las versiones más caras del ID.4, el Tesla Model Y de acceso puede ser un duro rival. Y es que además de una mayor autonomía, potencia y maletero más grande, cuenta con la baza que le faltan al resto de los fabricantes: una red de carga dedicada, con un sistema de pago unificado y que realmente cubre aproximadamente el 90 % de Europa para poder viajar. Volkswagen es uno de los impulsores de la red Ionity, pero está todavía muy atrás en términos de cobertura. Por ejemplo, solo hay tres puntos de carga activos en la península Ibérica.

Ford Mustang Mach-e. El tercero en discordia

Ford Mustang Mach-e

Habrá otros modelos que llegarán al mercado. Evidentemente, el ID.4 no se va a quedar solo mucho tiempo. El Ford Mustang Mach-E, el SUV eléctrico de Ford llegará a Europa a lo largo de 2021. Mide 4,71 m de largo, estará disponible con motorizaciones que van de los 258 CV hasta los 465 CV. El precio del modelo de acceso arranca en los 48.473 euros con una autonomía de hasta 450 km.

Frente al ID.4 ofrece una menor autonomía a cambio de una mayor potencia, un maletero similar (510 litros para el Ford). En términos de habitabilidad, la línea de techo descendiente del Mustang Mach-E resta espacio vertical en las plazas traseras. De momento, y a falta de poder probar los dos coches, parece que el Mach-e podría conquistar quienes sean más sensibles al diseño y no quieran un SUV con un aspecto que recuerda a los casi desaparecidos monovolúmenes.

La incógnita del Nissan Ariya

Nissan Ariya

Sobre el papel, el Nissan Ariya parece dispuesto a comerse el mundo. Mide 4,59 metros de largo, contará con una gama con motores que irán desde los 214 CV hasta los 389 CV, así como la posibilidad de escoger entre dos ruedas motrices o tracción integral, y una autonomía de hasta 500 km, según la configuración.

En Estados Unidos, la versión de acceso costará en torno a los 40.000 dólares. La incógnita para 2021, cuando llegue a Europa, será la de su precio. Aunque es poco probable que se acerque el Model Y en términos de precio, nunca se sabe.

Los SUV premium, el otro extremo del mercado

Mercedes EQC

Por precio, el Volkswagen ID.4 se enfrentaría a posibles modelos premium. Sin embargo, de momento, solo el Tesla Model Y podría ser un verdadero rival. El resto de modelos premium son mucho más grandes y costosos.

Los Audi e-tron y e-tron Sportback tienen precios de partida que algo más de 70.000 euros y que rondan los 100.000 euros en el caso de las variantes S de 500 CV. El Audi e-tron, que probamos con motivo de su lanzamiento, no termina de convencer por su reducida autonomía, porque por lo demás es todo lo que uno espera de un Audi (calidad percibida, refinamiento, potencia, tecnología, etc). Pero siendo un eléctrico de más de 70.000 euros, su autonomía es mejorable.

Jaguar i-Pace

El Jaguar I-Pace fue el primer SUV eléctricos premium de los fabricantes históricos en llegar al mercado. Su diseño de concetp car, habitabilidad correcta, prestaciones y sobre todo comportamiento dinámico nos han convencido. Sin embargo, su consumo y por ende su autonomía son mejorables. Aún así, en este aspecto, se desenvuelve mejor que el Audi e-tron y el Mercedes EQC, un SUV premium que nos ha sorprendido negativamente en términos de autonomía.

Por último, está el Tesla Model X, un monstruo de 5 metros de largo y 2,5 toneladas con una habitabilidad soberbia (hasta siete plazas), un maletero inmenso (que supera los 1.000 litros) y, en la versión tope de gama, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos.

En Motorpasión | Probamos el Jaguar I-PACE, un SUV eléctrico que convence por lujo y dinamismo, pero no por autonomía

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios