Publicidad

El coche de hidrógeno de Volkswagen va a tardar en llegar: "Será una opción competitiva solo en la próxima década"

El coche de hidrógeno de Volkswagen va a tardar en llegar: "Será una opción competitiva solo en la próxima década"
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Volkswagen ha experimentado un punto de inflexión esta semana con el inicio de la producción en serie de su primer coche eléctrico de la nueva era, el Volkswagen ID.3. Un acontecimiento que tuvo lugar en la planta de Zwickau (Baja Sajonia, Alemania) y que estuvo presidido Herbert Diess, CEO del Grupo Volkswagen, quien encumbró esta tecnología al mismo tiempo que dejó entrever que el coche de hidrógeno del fabricante alemán no llegará, al menos a corto plazo.

"El hidrógeno solo será una opción competitiva en la próxima década. Primeramente para camiones, barcos y aviones, y más especialmente para reemplazar combustibles fósiles en procesos industriales". Con esas palabras, el ejecutivo dibujó la hoja de ruta más inmediata de la compañía con sede en Wolfsburgo, quien además advirtió que la pila de hidrógeno "solo será una opción si se puede producir con energía 100% renovable".

Y es que este gas puede ser obtenido de diferentes formas, pero algunas de ellas siguen generando emisiones, como la gasificación de la biomasa. Algo que no ocurre en el proceso de electrolisis, consiste en romper la molécula del agua para generar hidrógeno y oxígeno de forma limpia, y con él se obtiene lo que se conoce como hidrógeno verde, pero a día de hoy es menos popular.

Estacion Hidrogeno

Por otra parte, Diess alegó que la tecnología de batería "es la única que puede ser movilizada rápidamente a gran escala con un coste razonable", pues a día de hoy la pila de hidrógeno, con metales raros y preciosos, y la elaboración de tanques de hidrógeno preparados para soportar gran presión, dispara el coste de fabricación.

Algo que, como es natural, se traslada al precio final del producto tal y como se ha visto en algunos de los coches que han desembarcado con esta tecnología, como el Hyundai Nexo, que en España se comercializa desde 69.000 euros, o el Toyota Mirai, que aún no ha llegado a nuestro país pero en Alemania tiene un coste de 66.000 euros.

Más ayudas e infraestructura para el coche eléctrico

Id3 Cargando

Aunque parece ser que no será con el hidrógeno como base, el Grupo Volkswagen prevé reducir las emisiones de CO₂ del conjunto de todas sus marcas en un 30% para 2025, alcanzando las emisiones neutras para 2050. Un plan ambicioso que encuentran su columna vertebral en la fábrica de Zwickau, de donde saldrán 150 coches eléctricos al día a partir de 2021, sumando un total anual de 330.000 ejemplares.

Cabe recordar que esta factoría, además de acoger al compacto cero emisiones de Volkswagen, ensamblará otros cinco modelos más englobando a todas las firmas del Grupo. Para 2028, Volkswagen pronostica haber vendido cerca de 22 millones de coches libre de emisiones en todo el mundo.

En el evento de inauguración de la fabricación del Volkswagen ID.3, Diess estuvo acompañado por la canciller alemana, Angela Merkel, quien aprovechó la coyuntura para anunciar una mejora de los incentivos a la compra de coches eléctricos e híbridos enchufables por parte del Gobierno alemán. En el caso de los primeros, el denominado 'Bono Medioambiental' se incrementará de los 4.000 a los 6.000 euros por vehículo en aquellos que tengan un precio de hasta 40.000 euros.

Merkel Volkswagen

Al mismo tiempo, Merkel anunció que el ejecuto prevé aumentar el número de estaciones de carga pública a 50.000 en dos años, como primer paso para lograr el objetivo de contar con un millón puntos de recarga en Alemania para 2030. "Estamos al borde de un cambio del sistema a la movilidad eléctrica y debemos lograr que Alemania sea un mercado clave", argumentó Diess.

El Grupo Volkswagen ratifica así su apuesta por la movilidad eléctrica, donde focalizará sus esfuerzos y destinará 30.000 millones de euros en los próximos años a fin de proliferar su gama de vehículos a batería, si bien no siempre ha descartado el hidrógeno, al menos en su marca Audi.

De hecho, la firma de los aros nos ha mostrado años atrás diversos prototipos como el Audi Cetus, un concept urbano propulsado por hidrógeno que emulaba a los cetáceos; o el Audi H-Tron Quattro Concept, un SUV de tamaño grande. Incluso Bram Schot, presidente de la Junta de Administración de Audi, anunció este mismo año que en 2021 llegará un vehículo con pila de hidrógeno.

No obstante, no es el único fabricante que ha coqueteado con esta tecnología o la considera una alternativa interesante de cara a los años venideros. Jaguar Land Rover, BMW, Toyota o Renault, que presentó hace poco sus nuevas furgonetas Kangoo y Master propulsadas por hidrógeno, son solo algunos de sus competidores que prometen presentar batalla en este campo.

En Motorpasión | El coche de hidrógeno es el futuro en Japón, pero en Europa no lo tendrá tan fácil | Coches de hidrógeno: así funciona esta tecnología de cero emisiones contaminantes

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir