Publicidad

Ver para creer: estos japoneses visten un Toyota RAV4 como un Lamborghini Urus y un Prius como un Ferrari FF

Ver para creer: estos japoneses visten un Toyota RAV4 como un Lamborghini Urus y un Prius como un Ferrari FF
9 comentarios

El mundo del tuning abre la puerta a un sinfín de posibilidades con la deportividad por bandera. Hace no mucho nos topamos con un especialista tailandés que esculpe modelos asequibles inspirándose en superdeportivos de altos vuelos y ahora nos hemos encontrado con una firma tuning japonesa que viste modelos Toyota imitando la estética de retoños Ferrari o Lamborghini.

Su nombre es Albermo y ahora mismo disponen en su catálogo de dos preparaciones que incluyen al Toyota Prius y al Toyota RAV4, cuyo diseño, a base de maquillaje, intenta asemejarse al del Ferrari FF o al del Lamborghini Urus respectivamente.

Complejo italiano nivel...

Toyota Prius Ferrari FF Albermo

Bajo el capó, no hay novedad alguna: el trabajo de estos nipones es esencialmente estético, aunque también incluyen algunos elementos mecánicos, como unos amortiguadores más deportivos. Es decir, que el corazón de estas preparaciones sigue siendo el mismo y por tanto híbrido.

Empezando por el Toyota Prius, que toma como base el modelo actual, estrenado en 2019, Albermo ofrece un kit de carrocería bautizado como SP42 y que monta nuevas defensas frontales siguiendo la estela del cavallino, obviamente salvando las distancias, además de integrar un labio delantero y vilinarlo desde el frontal a la zaga con una bandera italiana.

En la trasera, también se ha añadido un difusor negro y el conjunto se completa con unas llantas de cinco radios en negro, cuyo diseño también está claramente inspirado en las que montaba el Ferrari FF, y con un logotipo que imita al de la marca de Maranello, pero sustituyendo el caballo rampante por una especie de pájaro que a primera vista recuerda al Correcaminos.

Toyota Prius Ferrari FF Albermo
Toyota RAV4 Lamborghini Urus Albermo

Por su parte, el Toyota RAV4, también en su actual generación, gracias al kit XR51 se asemeja al todocamino de Sant'Agata Bolognese esencialmente en el frontal, con unas entradas de aire enormemente sobredimensionadas, incluso más que las del propio Lamborghini Urus, recordando en cierta manera a la visión propia de Mansory del SUV transalpino. Además, también se han añadido unos faldones laterales, así como un logo que recuerda al de la firma italiana pero también con un pájaro.

Un traje que, sin duda, acompaña mejor a la opción más potente del todocamino de Toyota, que cobra vida gracias a un propulsor gasolina de 2.5 litros y que, trabajando en conjunto con un motor eléctrico, llega hasta los 222 CV de entrega.

Además, ambas preparaciones de estos entusiastas de cavallinos y toros no son excesivamente caras, pues rondan los 2.000 euros al cambio. Aunque hay que tener en cuenta que los ingredientes tampoco son muchos, claro.

Fotos: Albermo/Alberbo en Facebook

En Motorpasión | El Toyota Celica cumple 50 años: cuando un deportivo no renuncia a la funcionalidad, puede acabar convirtiéndose en un icono

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios