Publicidad

Tesla se estrella en la última encuesta de calidad en EEUU y Burger King aprovecha para reírse de los fallos del Autopilot

Tesla se estrella en la última encuesta de calidad en EEUU y Burger King aprovecha para reírse de los fallos del Autopilot
31 comentarios

Tesla presume de tener la tecnología más avanzada en sistemas de asistencia a la conducción y conectividad, pero las prisas por lanzarla al mercado no siempre son buenas. Y, ahora, hasta Burger King se burla de los fallos que presenta el Autopilot en su recién llegado sistema de reconocimiento de señales y su actualizado sistema de visualización.

A ello se suma que J.D. Power acaba de calificar a Tesla como la peor marca valorada por los clientes estadounidenses en su último estudio de calidad.

En más de una ocasión la firma de Palo Alto ha lanzado nuevos sistemas aún en fase beta, lo que propicia que los clientes se conviertan en beta-testers de su tecnología. Así ocurrió con el optimizado Smart Summon, que mejoraba las capacidades de sus coches para aparcar y desaparcar solos, y al que le sacaron los colores los dueños de sus modelos con no pocos vídeos publicados en redes sociales hasta llamar la atención de las autoridades de seguridad vial estadounidenses.

Y de igual manera, el nuevo sistema de visualización ha sido probado por los clientes de Tesla, que han detectado algún que otro fallo, como llegar a confundir una persona con un cono si viste una camiseta naranja o bien volverse un poco loco si encuentra muchos elementos de señalización a su paso. Ahora, nada menos que Burger King se suma a estas críticas y lo aprovecha para lanzar una acción publicitaria.

Un whopper gratis por confundir un Stop con un cartel de Burger King

En un vídeo publicado en su canal oficial de YouTube, la famosa firma de restaurantes de comida rápida también pone a prueba las nuevas capacidades de detección de señales y visualización del Autopilot.

Y la sorpresa es mayúscula cuando vemos que esta tecnología, en este caso en un Tesla Model 3, identifica un cartel de Burger King como si fuera una señal de Stop. Así, al detectar el redondo rótulo, el coche comienza a reducir la velocidad para detenerse ante la supuesta señal que en realidad no existe. Lo que a Burguer King le parece estupendo porque significa que los Tesla se detienen en el autoservicio de sus restaurantes.

Es más, Burger King ha lanzando un acción a través de redes sociales, bajo el hashtag #AutopilotWhopper, en el que invita a los dueños de los modelos Tesla a subir sus vídeos mostrando este fallo del Autopilot. Si le hacen, serán obsequiados con un whopper gratuito, su hamburguesa más famosa.

"Los coches inteligentes son tan listos que frenan por un whopper", reza en el vídeo no exento de sorna. Bien es cierto que, por el momento, algunos propietarios de modelos Tesla ya han subido alguna que otra foto, aunque ningún vídeo en el que muestre este error que sí vemos en el de Burguer King. Los hay que incluso han hecho una captura del propio vídeo de Burger King para pedir su hamburguesa gratis.

A Tesla no le gustan los estudios de calidad y suspende en el último

Tesla Model 3

Más allá de la campaña con extra de guasa de Burger King, Tesla se ha convertido en la marca peor valorada por los clientes en el último estudio de calidad de la analista de consumo estadounidense J.D. Power. El mismo analiza los componentes que dan fallos, así como sistemas que son complicados de usar o de entender o bien que no funcionan como los dueños querrían.

Como es habitual, este estudio se basa en encuestas realizadas a los consumidores: en esta última edición han participado casi 87.300 conductores entre los meses de febrero y marzo de este 2020.

El análisis mide la calidad de los coches en los primeros 90 días de propiedad y los coches de Tesla arrojaron nada menos que 250 problemas detectados por cada 100 vehículos, bastante alejada de la media que se sitúa en 228 deficiencias.

Y a tan baja nota se añade el hecho de que Tesla ha impedido a J.D. Power contactar con sus clientes en nada menos que en 15 de los 50 estados de EE.UU. De esta manera, en el caso de la marca californiana, que es la única que ha mostrado esta traba según J.D. Power, la muestra se ha limitado a los propietarios de 35 estados.

No obstante, el organismo norteamericano asegura que ha sido suficiente para recabar los datos y en los que ha obtenido la puntuación más baja, por detrás de 31 marcas.

Estudio Calidad J.D. Power 2020 Fuente: J.D. Power

Los fabricantes estadounidenses han salido muy bien parados en esta edición de 2020: a la cabeza se sitúa Dodge (136 defectos) mientras que el tercer puesto es para Chevrolet con 141 errores detectados. En el segundo puesto se cuela la surcoreana Kia empatando con Dodge con 136 deficiencias.

La firma americana ha desbancado a Lexus, que fue la ganadora en las nueve ediciones anteriores. Asimismo, el primer puesto de Dodge es bastante llamativo teniendo en cuenta que en 2019 fue la cuarta marca peor valorada por los clientes. Tesla no aparecía en el ránking el año pasado.

En Motorpasión | Tesla vende coches eléctricos sin que mucha gente se haya sentado antes en uno. Estas son las claves de su éxito

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios