Publicidad

Tesla mejora la función que permite a sus coches salir solos del aparcamiento, pero con algún que otro susto

Tesla mejora la función que permite a sus coches salir solos del aparcamiento, pero con algún que otro susto
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tesla acaba de lanzar la actualización de software V10.0 que, según la firma de Palo Alto, se irá implementando de forma paulatina en todos los modelos de la marca.

Gran parte de las nuevas funciones que incluye van enfocadas al entretenimiento (poder ver vídeos de Netflix o Youtube, función karaoke, nuevos videojuegos o la extensión de Spotify Premium a todos los mercados), pero entre ellas se destaca el nuevo Smart Summon que mejora el Summon Mode ya conocido y que permite al coche salir del estacionamiento y dirigirse a su dueño de forma autónoma.

Y, como era de esperar, durante estos días ya han aparecido vídeos de aquellos usuarios que ya disfrutan del mismo, mostrando esta optimizada capacidad en sus vehículos de la marca. Y no todos acaban felizmente...

Más de 60 metros

El Autopilot de Tesla ya no necesitará la confirmación del conductor para cambiar de carril

El Smart Summon, que se traduce como invocación inteligente, se distingue del anterior Summon Mode por aumentar su radio de acción para convocar al coche aparcado y que llegue a la vera del conductor, que es ahora de un máximo aproximado de 61 metros (200 pies), según detalla la propia marca en su web oficial.

Al igual que ocurría con la anterior versión, el coche eléctrico se invoca, haciendo uso de tecnología GPS, a través de la app, que también ha de actualizarse para operar con el mejorado modo, donde también se incluyen una serie de cambios: a las ya conocidas opciones "Adelante" y "Atrás", se suman otras dos: "Encontrarme" o "Iniciar".

Asimismo, y como ocurría anteriormente, esta funcionalidad sólo está disponible si el modelo equipa el Autopilot en su variante de "Capacidad de conducción autónoma total", siendo una de las tres novedades que Tesla había prometido para esta tecnología en este 2019, que recientemente también incluyó modificaciones en el interfaz.

Sin embargo seguimos a la espera de las otras funciones anunciadas, y aún no implementadas, como el sistema señales de stop y semáforos, así como de la conducción pilotada en vías urbanas. Sea como fuere, Tesla informa a sus clientes que no tienen que solicitar la actualización, sino esperar a que esta llegue a su automóvil, pues irá incluyéndose poco a poco en función de la ubicación y la configuración del coche en cuestión.

"Puede no detectar todos los obstáculos"

Tesla estrena el nuevo modo Smart Summon

Para curarse en salud, Tesla indica que, para hacer uso del Smart Summon, los conductores deben vigilar su coche en todo momento mientras realiza la operación, así como los alrededores del mismo. De igual manera, y como también advertían con el Summon Mode anterior, este sistema sólo está diseñado hacer uso de él o bien en aparcamientos o bien en la salida y entrada del garaje privado.

Pero lo más curioso es que la propia marca admite que el sistema "puede no detectar todos los obstáculos" que encuentre a su paso, por lo que recuerdan a los clientes que deben estar atentos a otros vehículos, así como de peatones o bicicletas.

Y es precisamente lo que le ocurre al dueño de un Tesla Model 3, que ha subido a su cuenta de Twitter dos vídeos en los que su coche eléctrico impacta con otro automóvil que está saliendo de la plaza de aparcamiento: el Tesla se dirige a su propietario cuando se produce el choque. Si bien en el primer vídeo el dueño en cuestión deja de grabar al ver que el otro coche va a chocar con su Model 3, en el segundo, se perfectamente como el Lexus acaba impactando su trasera, con la esquina delantera del Tesla.

"Mi primer día con el Smart Summon y funciona maravillosamente. Pero alguien no vio a mi Model 3 y ha dañado el parachoques delantero. Reclamaremos al seguro, pero ¿de quién creéis que es la culpa? ¿Debo presentar estos vídeos?", comenta el cliente en cuestión.

Una pregunta tan interesante como lógica, ¿a quién señalará la aseguradora como culpable en esta situación? Porque si bien es cierto que el conductor del Lexus no ve al Model 3 y choca con él, por otro lado el Model 3 no frena como debiera haber hecho ante el obstáculo, en este caso, un coche saliendo de una plaza de estacionamiento.

Por otra parte, en otro vídeo subido a Youtube, y también con un Tesla Model 3 como protagonista, otro cliente de la marca también inmortaliza a su coche eléctrico saliendo autónomamente del lugar donde está aparcado, en este caso el párking de un gimnasio, para dirigirse a la puerta del mismo donde espera su dueño. Y esta vez sin consecuencias aún teniendo en cuenta que hay peatones cerca y que un coche pasa de largo a su lado (en ambos casos, el coche frena y espera paciente para continuar la marcha). También es cierto que en este caso, ni los viandantes ni el otro coche se interponen en la trayectoria del Model 3.

Así, estos vídeos demuestran que, si bien esta funcionalidad puede resultar muy útil, por ejemplo para sacar el coche cuando se hace complicado acceder al habitáculo por la cercanía de otros vehículos aparcados, también tiene sus limitaciones y debe utilizarse tomando todas las precauciones posibles. Mientras seguiremos esperando el Autopilot para ciudad...

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir