Publicidad

El Autopilot de Tesla más capaz, según Elon Musk, llega a las calles: promete que es "extremadamente lento y cauteloso"

El Autopilot de Tesla más capaz, según Elon Musk, llega a las calles: promete que es "extremadamente lento y cauteloso"
6 comentarios

El Autopilot más capaz hasta la fecha llega a las carreteras. Tras anticiparlo hace solo unos días, Elon Musk, CEO y fundador de Tesla, ha confirmado a través de su cuenta de Twitter que el 'Full Self-Driving' (FSD) o de 'conducción autónoma total' se lanzará hoy y será "extremadamente lento y cauteloso, como debería".

No obstante, por el momento se trata de una versión beta del FSD, es decir, la marca californiana recurrirá una vez más a los beta-testers de la marca para ir apuntalándolo. Será, por tanto, un "pequeño número de personas que son expertos y cuidadosos conductores" los que primero tendrán acceso a este sistema, como ya adelantó Musk hace una semana.

La mejora más reseñable es que el FSD opera en 4D y no 2D como lo hacía anteriormente, tal y como explicó la firma allá por abril del año pasado, haciendo uso de 8 cámaras de visión, 12 sensores ultrasónicos, radar y un nuevo chip que promete ser 21 veces mejor que el anterior hardware.

El resultado prometido por Tesla es un superordenador capaz de procesar hasta 2.300 fotogramas por segundo, es decir, una respuesta más rápida y precisa ante eventos que ocurren en la carretera. Ahora bien, todavía queda por descifrar en qué se traducirá a ojos de los conductores durante un trayecto rutinario.

Más capaz en ciudad, pero aún lejos de la conducción autónoma total

Tesla Interior 3

Según Musk, el software de Autopilot junto a este nuevo hardware permitirá "conducir automáticamente en las calles de la ciudad", de igual forma que puede hacerlo en autopista, y "reconocer y responder a los semáforos y las señales de STOP".

En la página web de Tesla, además de reflejar los 8.000 dólares que cuesta (hasta hace poco valía 7.000 dólares), se especifican las diferentes funciones que engloba el FSD: permite al vehículo adelantar en autopista o autovía, aparcar por sí solo en línea o en batería (el polémico Autopark); desaparcar con la función Smart Summon, que posibilita al coche salir del estacionamiento y dirigirse a su dueño de forma autónoma; y detenerse ante semáforos en rojo o señales de 'STOP'.

En cualquier caso, los conductores deberán mantener las manos en el volante, monitorear el vehículo y estar listos para tomar el control en todo momento. Aún queda camino que recorrer para lograr la conducción autónoma completa.

"Las funciones actualmente habilitadas requieren la supervisión activa del conductor y no hacen que el vehículo sea autónomo. A medida que estas características de conducción autónoma evolucionen, su automóvil se actualizará continuamente mediante actualizaciones de software inalámbricas", informa a día de hoy la web de Tesla.

Sea como fuere, la inmediata llegada del FSD a algunos Beta-Testers a buen seguro permitirá descubrir más información práctica acerca del sistema en las próximas horas (o días) posteriores a su lanzamiento.

En Motorpasión | La Tesla Cybertruck sacaría un 10 en seguridad según Musk, pero ¿podría siquiera superar las pruebas de choque en Europa?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios