Publicidad

Así es el único Tesla Model 3 convertido en taxi que ya circula por Nueva York

Así es el único Tesla Model 3 convertido en taxi que ya circula por Nueva York
12 comentarios

Hemos visto coches de Tesla convertidos en vehículos patrulla, incluso modelos que aún no se venden como la Cybertruck, o en vehículos oficiales de administraciones, pero hoy nuestro protagonista es un Tesla Model 3 convertido en taxi.

Se trata de la primera unidad del modelo californiano que ofrece este servicio de transporte de viajeros en la ciudad de Nueva York y el youtuber Sam Sheffer ha aprovechado para mostrarnos en vídeo como es la experiencia de coger este taxi, por ahora único en la emblemática urbe norteamericana, que conduce un orgulloso taxista llamado Rami.

Y es que el Tesla Model 3 ha sido recientemente aprobado la Comisión de Taxis y Limusinas de la Cuidad de Nueva York para homologarse como taxi. Aunque no se trata del primer coche eléctrico que hace las veces de taxi en la ciudad: no hay que olvidar que la Nissan NV200 pasó a convertirse en el modelo oficial para este cometido.

¡Un Tesla Model 3 amarillo!

Lo primero que llama la atención de este Model 3 convertido en taxi es que es su vistosa carrocería amarilla, una tonalidad que no está disponible en la paleta de colores, algo escueta, que ofrece este modelo y en general los coches de la firma californiana.

Por supuesto,  también cuenta con los rótulos que distinguen a todos los taxis de la ciudad, así como las luces del techo y el identificador del taxi en cuestión.

Además, al acceder al habitáculo, encontramos la clásica mampara que separa la fila delantera de la trasera, pero además lleva integrado un datáfono para efectuar el pago con tarjeta y un display de información que va colocado en el reposacabezas del asiento del copiloto. Tampoco falta el habitual taxímetro, como es obvio.

Ahora bien, este taxi trae consigo las ventajas inherentes al Model 3, como por ejemplo el enorme display multimedia de tipo tablet y en disposición horizontal, así como los sistemas de seguridad y asistencia a la conducción que equipa este coche. No es el único que lo hace claro, pero no todos los taxis de NYC son modernos...

Tesla Model 3 taxi en Nueva York

Rami está encantado con su nueva montura, antes condujo taxis Toyota Camry y Sienna, sobre todo en lo que toca a las cámaras del coche y que le ofrecen una visión 360º de todo lo que rodea al vehículo: "Con este coche no hay punto ciego", señala.

Y a eso hay que sumarle la expectación que suscita el Model 3 convertido en taxi: "Muchas personas me paran cada día solo para hacerle fotos al coche", comenta Rami.

También opina que la inclusión del Tesla Model 3 en los vehículos homologados para taxi en la ciudad será bueno para el sector, que igualmente allí se ha visto golpeado por las plataformas VTC. Las cuales por cierto, ya cuentan desde hace tiempo con modelos Tesla.

Solo 129 kilómetros de autonomía

Tesla Model 3 taxi en Nueva York

Sin embargo, no todo son bondades en el Model 3 taxi. En concreto, la variante que conduce Rami es la de Autonomía Estándar Plus: sobre el papel, esta versión homologa unos 430 kilómetros de rango aproximadamente, pero este taxista señala que con las baterías cargadas por completo ofrece una autonomía de 386 kilómetros.

Aunque esa cifra tampoco es la real: "No son 386 kilómetros exactamente, sino unos 129 kilómetros, principalmente en días fríos". Y es que ya sabemos que la batería de un coche eléctrico sufre cuando la temperatura es muy baja o elevada, incidiendo en la autonomía.

A ello se suma el tipo de conducción, y en Nueva York, normalmente atestada, se tienden a dar acelerones para sortear el tráfico o pasar un semáforo rápidamente antes de que se ponga en rojo.

En lo que respecta a la carga, pues también supone un inconveniente: en vez de cinco minutos tarda una hora en recargar las baterías de su taxi. Un precio que asimismo paga cualquier eléctrico.

Tesla Model 3 taxi en Nueva York

Otro problema con el que se topa el Model 3 taxi es la apertura de puertas: las manetas exteriores van escondidas en la carrocería, por lo que hay muchos clientes que no saben cómo abrirlas y Rami les tiene que ayudar. Lo mismo ocurre desde el interior, pues en vez de una maneta, es un botón el que abre las puertas. Cosas de Tesla.

Sea como fuere, Rami dice haber conseguido su sueño con su nuevo taxi, no en vano se trata del primer taxista de la ciudad que ofrece sus servicios con este automóvil cero emisiones.

En Motorpasión | Tesla vende coches eléctricos sin que mucha gente se haya sentado antes en uno. Estas son las claves de su éxito

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio