Compartir
Publicidad
En 1936 Jam Handy hacía los mejores tutoriales de coches, y en 2016 nadie le ha superado
Tecnología

En 1936 Jam Handy hacía los mejores tutoriales de coches, y en 2016 nadie le ha superado

Publicidad
Publicidad

Bueno, o casi.

Henry Jamison Handy pasó a la Historia del Automóvil como Jam Handy, uno de los más prolíficos realizadores de películas corporativas de la General Motors. También trabajó para la Coca-Cola Company, la American Tobacco y, por supuesto, para el Ejército de los Estados Unidos. Muchos recordarán las cintas con las que enseñaba a vender un coche, y a comprarlo, mientras nos mostraba el American Way of Life, una vez terminada la Segunda Guerra Mundial.

Pero Jam Handy no fue sólo eso, sino también un tipo capaz de explicar como nadie lo había hecho hasta entonces el funcionamiento de los sistemas de los vehículos. La claridad con la que explicaba los porqués de la ingeniería automovilística ya en 1936 no ha perdido vigencia, a pesar del paso del tiempo.

Expulsado de la Universidad de Michigan, acogido por el Ejército de los Estados Unidos

La primera película de Jam Handy de la que se tiene constancia es 'General Motors Around the World', de 1927, y seguramente no va a quedar como la más apasionante de las películas, ni ganaría un Oscar ni nada por el estilo. Con todo, no estuvo nada mal para aquel díscolo alumno al que se le negó la permanencia en la universidad, y cuyas obras no estarían jamás exentas de un punto de acidez.

Siendo alumno de la Universidad de Michigan y corresponsal del Chicago Tribune, escribió un artículo sobre una clase de Locución en la que su profesor escenificó una petición de mano, hincando la rodilla en el suelo. Comoquiera que el artículo apareció acompañado de una caricatura donde se ridiculizaba al profesor, Handy fue vetado de Michigan y, más tarde, de la Universidad de Pensilvania.

Handy abandonó el Chicago Tribune para entrar en el mundo de la producción audiovisual de comunicaciones corporativas. Con motivo de la Primera Guerra Mundial, sus filmes propagandísticos dieron a conocer el funcionamiento del equipamiento militar. Y, más tarde, mostraría a los consumidores de clase media-alta los procesos de fabricación de determinados productos.

Corría el año 1936 cuando rodó la primera parte de 'Master hands', una serie de cuatro documentales sobre la fabricación de coches Chevrolet donde ensalzaba el papel de los trabajadores que daban vida a los automóviles en la factoría de Flint. Curiosamente, aquellos mismos trabajadores estaban preparando unas cruentas huelgas contra General Motors que se extenderían hasta 1937.

Jam Handy y el American Way of Life, lo más conocido de las películas de General Motors

En la década de los 50, Jam Handy se hinchó a retratar la Norteamérica próspera, con los automóviles como máxima expresión de su potencial industrial y social. De esa época son la mayoría de las películas que hizo para Chevrolet. Algunas se dirigían a los comerciales, otras al público en general. Todas lo hacían ensalzando la figura del automóvil como símbolo de éxito.

Aunque, sin duda, el verdadero tesoro menos conocido de Jam Handy lo compone su serie de películas sobre fundamentos de la Automoción producidas entre 1935 y 1937. Como, por ejemplo, estas que siguen.

Balance entre deportividad y confort

Si alguien pensaba que el equilibro entre la deportividad y el confort que tantas líneas llena hoy en día en los medios de Motor era un invento reciente, 1935 es un año perfecto para visitar y comprobar la forma en la que Jam Handy explicaba esta eterna dicotomía entre la dinámica y la comodidad.

Chasis y carrocería, la base de todo automóvil

Todavía hoy, en toda presentación de coches que se precie, hay un apartado de la rueda de prensa en la que los responsables de Comunicación de la marca anfitriona se esfuerzan por transmitir la necesidad de crear un chasis y una carrocería que den pie a las sensaciones que quieren que experimente el conductor. Handy se adelantó montones de años y lo explicó al mundo entero utilizando un símil muy cercano: las paredes de una casa.

Aerodinámica en unas ideas que se pillan al vuelo

Sí, en 1936 la aerodinámica centraba una parte del discurso de General Motors, a través de su comunicador por excelencia. ¿Y qué mejor manera de explicar el trabajo con el viento, que a través de metáforas y experimentos gráficos?

Alimentación gota a gota y en dibujos animados

Que los coches de hace 80 años no fueran muy eficientes con el uso del carburante no fue obstáculo para que Jam Handy creara una de las más aptas-para-todos-los-públicos explicaciones que se hayan podido realizar sobre el sistema de alimentación de un vehículo. Dirigida probablemente a compradores carentes de estudios, siguiendo los códigos y registros de lenguaje propios de la comunicación de masas que se daba en los Estados Unidos de la época.

Hidráulica a prueba de bombas

Del Niágara y sus centrales hidroeléctricas, a la incompresibilidad de los líquidos y al uso de esta propiedad en todo tipo de industrias y maquinarias, incluyendo el circuito de frenos de un "moderno automóvil". Todo, explicado paso a paso con un nivel léxico muy sencillo e inteligible.

Lubricación: tan necesaria como, a menudo, ignorada

Con 'Riding the film', Jam Handy mostró lo divertida que podía ser la Física de bolsillo, convenientemente ejecutada en experimentos de sobremesa. Unas cuantas lentes de aumento, unas animaciones y alguna que otra truca de cámara harían el resto del trabajo de divulgación.

La caja de cambios, explicada para que se entienda

¿Quién utilizaría a Arquímedes para comenzar a hablar de algo relacionado con el automóvil? Bien, algún profesor que conozco yo lo hace, y quizá su inspiración está en este trabajo de Jam Handy. La Ley de la palanca sirve de punto de arranque para la explicación sobre cómo funcionan las cajas de cambios, y de ahí a los engranajes, el piñón inversor de la marcha, los sincronizadores...

Frenos de tambor Chevrolet: los mejores del mundo porque lo decía Jam Handy

Este último ejemplo nos lleva hasta 1934. 'Facts on friction' es seguramente la más comercial de las películas realizadas por Jam Handy en los años 30. Desde luego, es un anuncio de Chevrolet disfrazado de explicación técnica, pero sirve para ver cómo se detallaban las bondades de los frenos de tambor propios de la casa, frente a los frenos de sus competidores.

En 1983 falleció Jam Handy, y su legado fue puesto a disposición del dominio público para que pueda servir a cualquiera que se interese por esta curiosa forma de explicar los entresijos del mundo del Automóvil.

Fuentes | Jam Handy Organization - Registro de producciones (1936-1968) | Ficha en IMDB | Prelinger Archives

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio