Compartir
Publicidad

Daimler se alía con el gigante chino Baidu para zambullirse aún más en la esfera de los coches conectados

Daimler se alía con el gigante chino Baidu para zambullirse aún más en la esfera de los coches conectados
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Daimler se ha asociado con una pionera en conducción autónoma y tecnología en China: Baidu. Como no podía ser de otra forma, esta alianza potenciará la conducción autónoma y la conectividad entre vehículos en ambas empresas y extenderá aún más el alcance de la plataforma Apollo, a la que pertenece el consorcio alemán junto a otros gigantes.

China confía en los alemanes

baidu y daimler El Presidente del Consejo de Administración de Daimler AG y Director de Mercedes-Benz, el Dr. Dieter Zetsche y el Presidente y CEO de Baidu, Robin Li.

El acuerdo permitirá que los modelos de Mercedes-Benz integren en su sistema de infoentretenimiento inteligente MBUX los servicios de conectividad de vehículos de Baidu y se llevarán a cabo pruebas con tecnología autónoma tanto en carreteras públicas como en circuitos cerrados en Beijing y Hebei.

Baidu lanzó en abril de 2017 su plataforma de conducción autónoma abierta Apollo, que ofrece una solución integral "todo en uno" que recoge las funciones y características de un coche autónomo. Daimler fue uno de los primeros socios en unirse. Otros gigantes como Microsoft, Nvidia, Velodyne, TomTom, Ford o Continental se han unido para volcar sus respectivas tecnologías a esta plataforma.

Mercedes-Benz ya enfrenta su Clase S autónomo a los retos del tráfico en China

Además, Mercedes-Benz ya enfrentó a su Clase S autónomo a finales de 2017 a los retos del tráfico en China.

En 2014, Mercedes-Benz fue el primer fabricante de automóviles premium en llevar los mapas panorámicos de Baidu, Baidu Quanjing, a sus productos, y en 2016 presentó Baidu CarLife, la solución de integración vehículo-teléfono inteligente para los modelos Mercedes-Benz vendidos en China.

China y BMW

Lo cierto es que en el Imperio del Sol Naciente han sido reticentes a adoptar la tecnología autónoma, alegando que podría poner en peligro su seguridad nacional.

Sin embargo, superó su paranoia y permitió hace unos meses que BMW fuera la primera empresa extranjera, mérito que también se atribuye Daimler, en conseguir la aprobación del gobierno chino para probar la tecnología autónoma.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio