No queda sitio para el motor más complicado del mundo. El W16 se despide con el carísimo Bugatti Mistral descapotable y con 1.600 CV

No queda sitio para el motor más complicado del mundo. El W16 se despide con el carísimo Bugatti Mistral descapotable y con 1.600 CV
15 comentarios

La historia del motor W16 de Bugatti llega a su fin. Lleva en producción más de 15 años y desde entonces no ha dejado de evolucionar, pero la marca francesa se prepara para una nueva era electrificada y es hora de despedir al bloque de 8.0 litros que se estrenó con el Veyron.

El elegido para montar por ´última vez esta mecánica es el Bugatti Mistral, un Roadster que presume de exclusividad, potencia y, sobre todo, precio.

El fin de una época dorada

Bugatti Mistral 7

Bugatti podría haber escogido alguna de las innumerables ediciones especiales del Chiron para utilizar por última vez su mecánica de 16 cilindros. También podría haber escogido uno de los múltiples modelos exclusivos que ha lanzado en los últimos años, como el Bolide, el Divo o el Centodici, pero ha optado por crear un modelo exclusivo: el Bugatti Mistral.

Se ha dejado ver por primera vez en la Monterey Car Week de California, en Estados Unidos. Pensábamos que Bugatti podía traerse cualquier cosa entre manos, pero, finalmente, el misterioro supercoche que ha presentado la firma gala ha sido el Mistral.

Este descapotable que comparte gran parte de su ADN con el Chiron, de hecho, podríamos considerarlo como su versión a cielo abierto, pero es un modelo completamente nuevo. Y no se trata de uno cualquiera porque es el último Bugatti de la historia que utiliza el motor W16 de 8.0 litros.

Bugatti Mistral 6

Recoge el testigo del Bugatti Veyron 16.4 Grand Sport Vitesse de 1.200 CV, pero esta vez, el famoso bloque 16.4 llega hasta los 1.600 CV, los mismos que desarrolla en el Chiron Super Sport 300+ de 2019 que alcanzó una velocidad de 490 km/h.

Sin embargo, no es suficiente como para considerarlo el descapotable más potente del mundo porque ese privilegio recae desde hace unos días en el Hennessey Venom F5 Roadster. A cambio, puede presumir de ser el descapotable más caro del planeta porque cuesta cinco millones de euros.

Es un precio estratosférico, pero eso no ha impedido que cuelgue el cartel de todo vendido. Su producción se limitará a 99 unidades y las primeras entregas no llegarán a sus clientes hasta 2024.

Bugatti Mistral 9

Una vez más, Bugatti ha sabido explotar la fórmula de las ediciones limitadas y antes de que se presentase oficialmente el coche ya estaban todas las unidades asignadas.

Lo que se lleva cada cliente a cambio de los cinco millones de euros es la última posibilidad de disfrutar del motor W16 y el último miembro de una saga histórica de descapotables en la que destacan joyas como el rápido Bugatti Type 35 o el rarísimo Type 57 Roadster Grand Raid.

El diseño exterior del Mistral se inspira en algunos de sus antepasados, sobre todo en el mencionado Type 57 Roadster Gran Raid. Pero también toma prestadas algunas soluciones del Chiron y hereda rasgos de las últimas creaciones de la marca, como las luces traseras en forma de X del Bugatti Bolide.

Bugatti Mistral 3

Como en todos los Bugatti, el equipo de diseño no solo ha buscado la forma, también se ha preocupado por la función. Sin ir más lejos, los grupos ópticos traseros no solo sirven para iluminar, también permiten ventilar los enfriadores de aceite laterales a través de unos conductos que conectan la superficie de los pilotos con los radiadores.

Otro ejemplo de funcionalidad son las “jorobas” que se encuentran detrás del habitáculo. Además de ayudar a mantener a raya la temperatura del bloque W16 colocado en posición central, se encargan de garantizar la seguridad de los ocupantes en caso de vuelco con su compleja estructura de fibra de carbono.

Bugatti ha innovado menos con el interior y lo cierto es que cuesta encontrar las diferencias respecto al del Bugatti Chiron. Una vez más hay dos plazas, los mejores materiales que se pueden encontrar en un coche e infinitas posibilidades de personalización. Cada cliente escogerá el diseño del habitáculo de su Mistral.

Bugatti Mistral 8

La marca promete que toda la instrumentación es fácilmente visible a una velocidad de hasta 420 km/h y solo podemos tomárnoslo con una declaración de intenciones. ¿El objetivo? Que el Bugatti Mistral sea el descapotable más rápido del mundo.

Para conseguirlo, tendrá que superar los 408,84 km/h del Bugatti Veryon 16.4 Grand Sport Vitesse. Con 400 CV más, no se antoja complicado que lo consiga, pero después de superar a su predecesor tendrá que verse las caras con el Hennessey Venom F5 Roadster, que amenaza con llegar hasta los 500 km/h.

La batalla está servida, pero, sea cual sea el resultado, nadie le va a quitar al Mistral el honor de ser el canto de cisne de uno de los motores más especiales de la historia del automóvil.

Temas
Inicio