La DGT despliega su escuadrón de drones por toda España: ya hay 39 vigilando a los conductores y 23 pueden multar

La DGT despliega su escuadrón de drones por toda España: ya hay 39 vigilando a los conductores y 23 pueden multar
14 comentarios

Junto a las furgonetas camufladas, los drones son una de las últimas armas de las que dispone la DGT para controlar el tan perseguido uso indebido del móvil al volante, además de por ejemplo el uso del cinturón o las conductas temerarias.

Y este verano Tráfico ha reforzado la presencia de estas pequeñas aeronaves que ahora alcanzan las 39 unidades y ya están vigilando las carreteras. Son 28 más que los activos hasta la fecha, fijados en 11 unidades. De estos casi 40 drones, 23 tienen capacidad de denuncia: antes de la llegada del periodo estival solo tres podían multar.

Los drones forman parte del arsenal que ha preparado la DGT para controlar a los conductores estas vacaciones formado por 1.325 radares (688 fijos, 92 de tramo y 545 móviles), 15 furgonetas camufladas, 12 helicópteros y 216 cámaras.

Repasamos sus principales características, qué multan y cómo, además de dónde está distribuyendo la DGT este nuevo batallón por la geografía española.

Así son los drones de la DGT: casi la mitad puede sancionar

La ofensiva de los drones de la DGT: ya hay 39 vigilando a los conductores y 23 pueden multar

Dentro de estos 39 drones de la DGT, que operan como escuderos de los 12 helicópteros Pegasus, encontramos hasta cuatro modelos diferentes, aunque los más completos y avanzados, los Thyra V109 de la firma SDLE, son los más numerosos: su número se fija en 20 efectivos.

Su autonomía oscila entre los 40 y los 20 minutos, son capaces de volar hasta los 120 metros de altura y su radio de acción máximo varía entre los 10 y los tres kilómetros. No obstante, por cuestiones operativas, todos limitan el área de vigilancia a entre uno y dos kilómetros.

Además, pueden soportar temperaturas de entre 20 y 45 grados y surcar los cielos a una velocidad máxima de 80 km/h. Estos son los cuatro modelos que ya están en activo a los mandos de Tráfico:

- Thyra V109. El rey de los drones de la DGT pesa 6,2 kg, tiene una autonomía de 40 minutos y su rango es de 10 km. Dispone de zoom óptico x40, zoom digital x6 y dispositivo de seguimiento de vehículos (tracking). Número de unidades: 20. Número de operarios necesarios: dos. Capacidad de denuncia: Sí.

- M200. Con un peso ligeramente más bajo (6,1 kg), su autonomía también es de 40 minutos, pero su radio de acción algo menor: siete kilómetros. Asimismo van dotados de zoom óptico (x30) y zoom digital x6, pero no de tecnología de seguimiento. Número de unidades: tres. Número de operarios necesarios: dos. Capacidad de denuncia: Sí.

- Phantom 4. Menos completo y más pequeño que los dos anteriores, su peso se fija en 1,4 kilos, su autonomía en 20 minutos y su radio operativo es de tres kilómetros. No disponen de zoom. Número de unidades: ocho. Número de operarios necesarios: uno. Capacidad de denuncia: No.

- Thyra V105. Junto a los Phantom 4 son los menos avanzados y más compactos de los disponibles. Su peso, autonomía y radio de acción es idéntico a estos últimos: 1,4 kg, 20 minutos y hasta tres kilómetros. Tampoco van dotados de zoom. Número de unidades: ocho. Número de operarios necesarios: uno. Capacidad de denuncia: No.

La ofensiva de los drones de la DGT: ya hay 39 vigilando a los conductores y 23 pueden multar

Hay que recordar que estos drones de Tráfico requieren de hasta tres operarios que los manejen: un piloto (todos), un operador de cámara (en los equipados con zoom) y un agente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (los que pueden multar).

Así, dado el incremento de los drones disponibles, la DGT ha formado a más pilotos y operarios para controlar estos dispositivos: actualmente están disponibles 35 pilotos y 60 operarios de cámara, en comparación a los 28 y 13 anteriores respectivamente.

La ofensiva de los drones de la DGT: ya hay 39 vigilando a los conductores y 23 pueden multar
Así vigilan y multan los drones de la DGT

Éstos pueden ser tanto agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil como personal de la DGT. En el caso de los pilotos han obtenido la certificación de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea para manejar aeronaves remotas y que incluye dos: el certificado básico y el avanzado para el pilotaje de drones.

Y aunque solo 23 pueden multar in situ, es decir que notifican al instante la denuncia, las infracciones captadas por los que no tienen esta capacidad se tramitan posteriormente. Las sanciones en cualquiera de los casos van acompañadas de una fotografía que sirve para evidenciar el incumplimiento.

¿Qué infracciones multan y dónde?

Dada su posición elevada, como las furgonetas, las cámaras o los helicópteros, las labores de vigilancia de los drones van dirigidas esencialmente a controlar distracciones, con protagonismo para el uso del móvil mientras se conduce, así como por ejemplo el uso del cinturón o sistemas de retención infantil.

Pero también se centran en conductas temerarias al volante, además que la DGT da prioridad para colocarlos en tramos de elevada tasa de accidentes así como vías con mayor tránsito de usuarios vulnerables (ciclistas, motoristas y peatones).

De igual manera, Tráfico señala que se vale de estos pequeños voladores para la monitorización y apoyo a la regulación de operaciones y eventos especiales que traen consigo un elevado volumen de circulación de vehículos, así como soporte para situaciones de emergencia.

La ofensiva de los drones de la DGT: ya hay 39 vigilando a los conductores y 23 pueden multar

¿Y cómo ha distribuido la DGT todo este arsenal de drones? Pues la mayoría se aglutina en la Comunidad de Madrid, aunque también vigilan las carreteras en Castilla - La Mancha y prestan apoyo, de requerirse, al resto de regiones peninsulares excepto Cataluña y País Vasco.

- Madrid y Castilla - La Mancha: 15 drones.

- Andalucía: cuatro drones.

- Galicia, Asturias, Cantabria, Aragón - La Rioja, Valencia, Castilla y León y Extremadura: dos drones.

- Islas Baleares e Islas Canarias: tres drones por archipiélago.

Los drones de Tráfico comenzaron a sobrevolar las carreteras en 2018 a modo de prueba, empezando a operar en 2019. Desde entonces acumulan 500 horas de vuelo, han realizado el seguimiento de 55.000 vehículos y han detectado más de 600 infracciones.

Entre las más numerosas captadas por estas aeronaves encontramos el uso incorrecto del cinturón de seguridad o de sillitas infantiles (15,9%), seguidas de conductores utilizando el teléfono móvil indebidamente (12,5%) y en menor medida acciones temerarias como adelantamientos a ciclistas sin respetar la distancia mínima (4 %).

En Motorpasión | La DGT recuerda la velocidad máxima a la que debes conducir en carreteras convencionales sin señalización | Si viajas en coche este verano, cuidado: estos son los radares de la DGT que se hinchan a poner multas

Temas
Inicio