Probamos el nuevo Skoda Fabia: más tecnología y más habitabilidad, a un precio tan competitivo como siempre
Pruebas de coches

Probamos el nuevo Skoda Fabia: más tecnología y más habitabilidad, a un precio tan competitivo como siempre

El utilitario Skoda Fabia acaba de estrenar su cuarta generación, que ya se ha lanzado en nuestro mercado, y tocaba ponerse a sus mandos. En esta nueva entrega presume de ser más grande, mejorando en habitabilidad, y de más dotación tecnológica al servicio de la conectividad y la seguridad. Y lo cierto es que cumple con lo prometido.

Con 4,5 millones de unidades vendidas desde su lanzamiento en 1999, en esta cuarta generación el pequeño de Skoda se estrena en la plataforma MQB-A0 en la que ya se asienta su hermano Kamiq, así como primos como los SEAT Ibiza y Arona o el Volkswagen Polo.

Y eso supone un salto cualitativo y más tecnología, acercándose a su hermano mayor Octavia, pero también un aumento de precio que sitúa en unos 1.800 euros respecto al Skoda Fabia anterior. Pero Skoda quiere seguir manteniéndolo como uno de sus superventas: en España siempre ha estado primero y en Europa es su segundo más comercializado.

Por ello sigue estando en precios bastante competitivos. Lo consigue en gran parte al no incluir mecánicas electrificadas en la ecuación, ni tampoco ningún tipo de opción alternativa, pues esta generación no ofrecerá finalmente variante de gas natural G-TEC.

El Skoda Fabia está disponible en España en cuatro acabados Active, Ambition, Style y Sport, pero en 2022 sumará el de corte deportivo Montecarlo. Además, en este lanzamiento suma uno limitado denominado Emotion, a medio camino entre el Ambition y el Style.

El utilitario con el maletero más grande del mercado

El Skoda Fabia 2021, a prueba

El nuevo Skoda Fabia crece en comparación a su predecesor, pues es 11,1 cm más largo y casi 5 cm más ancho, aunque es más algo más bajo (- 8 mm). La batalla también es más generosa: pues ofrece una distancia entre ejes de 9,4 cm más, ganando espacio para las plazas traseras.


largo

ancho

alto

batalla

maletero

SKODA FABIA 2021

4.108 mm

1.780 mm

1.459 mm

2.564 mm

380 / 1.190

SKODA FABIA 2018

3.997 mm

1.732 mm

1.467 mm

2.470 mm

330 / 1.150

De esta manera, presume de que la bancada posterior ofrece más espacio para las rodillas, aunque no facilitan la distancia que hay entre el respaldo de los asientos traseros y el delantero. Sí que confirman la anchura para los codos: casi 1,42 m.

Así que lo primero que hacemos en sentarnos en estos asientos traseros y, efectivamente, dos pasajeros de hasta 1,80 m podrán viajar con comodidad (aunque homologa cinco plazas por lo que puede alojar hasta tres en esta fila) y sin apenas dar con sus rodillas en los asientos delanteros incluso si están en su posición más retrasada.

El Skoda Fabia 2021, a prueba

Clave es que, pese a que es más bajo, hace gala de un más que notable espacio para las cabezas, que es de 0,98 m desde el cojín del asiento hasta el techo. Permite por tanto adoptar una postura erguida lo que ayuda a ganar más espacio para las piernas. Además, estos asientos son bastante confortables.


largo

ancho

alto

batalla

maletero

renault clio

4.050 mm

1.798 mm

1.440 mm

2.583 mm

340 l

seat ibiza

4.059 mm

1.780 mm

1.444 mm

2.564 mm

355 l / 1.165 l

citroën c3

3.996 mm

1.749 mm

1.474 mm

2.540 mm

300 l / 922 l

opel corsa

4.060 mm

1.765 mm

1.435 mm

2.538 mm

309 l

TOYOTA yaris

3.940 mm

1.745 mm

1.500 mm

2.560 mm

270 l

FORD FIESTA

4.048 mm

1.735 mm

1.490 mm

2.493 mm

311 l / 1.093 l

Skoda presume de que el nuevo Fabia es uno de los utilitarios más espaciosos que pueden encontrarse en el mercado. Y es verdad que a longitud no le gana ninguno de sus rivales directos más vendidos en España, aunque uno sí lo hace ligeramente en batalla: el nuevo Renault Clio con 2,58 m frente a los 2,56 m del checo.

Y ninguno de estos competidores ofrece la capacidad de su maletero, que se fija en 380 litros pudiendo llegar hasta los 1.190 si abatimos la bancada trasera.

El Skoda Fabia 2021, a prueba

Esta cifra la consigue porque es sorprendentemente profundo, pues Skoda prescinde de la habitual bandeja que ofrece varias posiciones sobre el fondo plano. Pese a ello no se antoja incomodo alojar la carga. En cuanto a longitud desde la boca del maletero hasta los asientos, no hay mucha diferencia con sus rivales directos.

A su mayor habitabilidad se suma un diseño más atractivo y moderno, aunque no supone una gran revolución con el Fabia saliente.

Conduciendo el nuevo Skoda Fabia

El Skoda Fabia 2021, a prueba

Al ponernos al volante de este Skoda Fabia, lo primero que llama la atención son dos generosas pantallas: la de la instrumentación, que es de 10,25 pulgadas e idéntica a la que monta su hermano mayor el Octavia, y una multimedia de ocho pulgadas de tipo flotante que domina en el centro del salpicadero.

Si bien el cuadro de instrumentos Digital Cockpit (que ofrece hasta cuatro vistas diferentes) es solo de serie en los dos acabados más altos de los cuatro (cinco) que ofrece, esta pantalla de infoentretenimiento la encontramos desde el segundo.

También va bien en acabados, con superficies de tacto gomoso, y con acentos en tela en el salpicadero, que pueden ser de una especie de gamuza tipo Alcántara de forma opcional.

El Skoda Fabia 2021, a prueba

El puesto de conducción es cómodo, aunque los pedales están algo lejos, por lo que un conductor de poco más de un 1,60 m, como era el caso, se tiene que pegar bastante al volante, lo que puede pesar si se hacen muchos kilómetros. Se agradece con esta altura que se puede regular en altura el cinturón, eso sí.

Y aunque no abandona los mandos físicos, en el túnel central se han minimizado bastante. Por ejemplo, de la climatización solo podemos regular la temperatura mediante las ruletas y los botones se reducen al de apagarla, enfocar la salida del aire a la luna delantera o activar el anti-vaho de la trasera.

El Skoda Fabia 2021, a prueba

¿El resto? Pues se maneja desde el display táctil, que aparece al apretar el botón de menú en esta comedida fila de mandos físicos: muestra así una especie de esquema donde podemos seleccionar que funcione automáticamente o de forma manual o la dirección a la que queremos que salga el aire (frontal, para los pies etc.) entre otros.

El Skoda Fabia 2021, a prueba

Realizar esta tarea en marcha es algo engorroso y obliga a apartar la vista de la carretera. En definitiva, el Fabia también ha sucumbido a la moda de hacer del display táctil el centro neurálgico del coche como ha ocurrido en el nuevo Octavia.

Al ponernos en marcha, apreciamos un coche estable, de suspensión confortable, que ni es excesivamente rígida ni tampoco blanda. Absorbe muy bien las irregularidades del terreno y la cabina va bien insonorizada: no encendimos la radio y aún así apenas se oía el motor o la rumorosidad exterior.

El Skoda Fabia 2021, a prueba

La variante que hemos conducido es la que equipa el motor 1.0 TSI de 110 CV, que de momento es la más potente aunque pronto dejará de serlo pues la de 150 CV llegará en diciembre, y asociada a un cambio automático DSG de siete relaciones.

Cuatro son las mecánicas disponibles en España en el nuevo Skoda Fabia (a falta de la de 150 CV) que, según opción, se pueden combinar con cambio manual o automático. Todas son turbo, excepto la de acceso que es atmosférica.

motor

cambio

velocidad máxima

aceleración (0-100)

consumo (L/100 km)

emisiones (g/km de co₂)

1.0 MPI 80 CV

MT5

179 km/h

15,5 segundos

5,1- 5,5

115–124

1.0 TSI 95 CV

MT5

195 km/h

10,6 segundos

5,0 - 5,6

114 –127

1.0 TSI 110 CV

MT6 / AUT7

205 km/h

10 / 9,9 segundos

5,1 - 5,6 / 5,6 - 6,1

116 - 129 / 127 - 138

1.5 TSI 150 CV

AUT7

-

-

-

-

El motor de 110 CV le sienta muy bien a este Fabia, aunque con el cambio DSG le cuesta responder un poco si necesitamos ganar rápidamente velocidad cuando va a bajas revoluciones.

Para minimizar esto, la única opción que tenemos es hacerlo desde el pomo del cambio, desplazándolo hacia la derecha para activar el modo secuencial e ir cambiando de marcha.

Y es que carece de levas en el volante además de que tampoco dispone de un selector de modos de conducción. En definitiva, el cambio DSG en el nuevo Skoda Fabia se queda algo justo, por lo que en terrenos más exigentes como carreteras más reviradas da menos juego.

El Skoda Fabia 2021, a prueba

Está por ver si la variante Montecarlo, que llegará el año que viene, sí disfrutará de modos de conducción y levas, lo que sería lo lógico. Sea como fuere ni los más completos Style y Sport disponen de ambas bondades.

Más allá de esto, y sin haber probado las variantes de cambio manual que son las más numerosas de la oferta, esta nueva entrega del Fabia nos ha gustado bastante: tiene una dirección precisa pese a ser blanda y se muestra bastante ágil en ciudad además de responder bien en vías rápidas.

El  motor de 150 CV solo estará disponible con cambio DSG. Skoda España nos ha confirmado que este motor estará disponible también en el acabado Montecarlo, que llegará en el 2º semestre de 2022.

El Fabia más tecnológico

El Skoda Fabia 2021, a prueba

La plataforma MQB-A0 ha permitido al nuevo Skoda Fabia incorporar más tecnología de conectividad así como de asistencia a la conducción, por lo que en esta nueva generación ha dado un importante salto en este aspecto para no perder comba con sus rivales ya modernizados.

Empezando por los asistentes, de serie desde el acabado base Active encontramos frenada automática de emergencia, asistente de luces automáticas, sistema activo de mantenimiento de carril Lane Assist, limitador de velocidad o detector de fatiga. Y desde el acabado Style, o la opción Ambition Plus, añade control de crucero, aunque no es adaptativo.

Durante la ruta hemos probado por ejemplo el asistente de carril, que no es excesivamente brusco, aunque tampoco suave. Por defecto se activa cuando arrancamos el coche independientemente de que lo hubiéramos desactivado antes.

El Skoda Fabia 2021, a prueba

Obviamente esta tecnología es muy útil y lo hace más seguro, pero puede resultar molesta si se circula por carreteras de carriles muy estrechos, pues el sistema realiza correcciones constantes. La ventaja es que se puede desactivar rápidamente desde el volante y con solo dos toques: seleccionando el menú de asistentes y deseleccionando el Lane Assist.

En lo que respecta a conectividad, el sistema multimedia dispone de función Mirror Link, compatible con Apple Carplay y Android Auto, mediante conexión inalámbrica. Esta funcionalidad la encontramos únicamente de serie en el Sport, aunque se ofrece opcionalmente en los acabados Ambition y Style (en estos de serie es por cable).

Al menos en el caso del Apple Carplay funciona muy bien, incluyendo por defecto los habituales Google Maps, Música y Mensajes, aunque se pueden añadir más aplicaciones.

En busca del equilibrio entre precio y equipamiento

El Skoda Fabia 2021, a prueba

En esta nueva generación, el Skoda Fabia viene bastante equipado, desde el segundo acabado Ambition, que por tradición es el más interesante de Skoda en relación equipamiento precio. Y en el utilitario no es una excepción. No en vano el base Active está más enfocado a flotas, aunque está disponible para particulares.

En el Ambition encontramos de serie los mencionados asistentes a la conducción que ya equipa desde el Active, además de llantas de 15 pulgadas, la radio Bolero con display táctil de ocho pulgadas y radio digital DAB, el clásico paraguas escondido en la puerta, reposabrazos central y la conexión por cable Smartlink. De igual manera, este acabado dispondrá más adelante de cámara marcha atrás o elevalunas eléctricos traseros.

El Skoda Fabia 2021, a prueba

Pero si se añade el pack Ambition Plus (400 euros), esta conexión pasa a ser inalámbrica, incluyendo por ese precio además la instrumentación digital o el control de crucero.

No obstante, es desde Style donde encontramos los elementos de confort, diseño y equipamiento más atractivos. A unas llantas de 16 pulgadas, que pueden ir en negro brillante, se suma la carrocería bitono (con techo negro o gris), los retrovisores eléctricos, la luz antiniebla delantera con función cornering, el retrovisor interior antideslumbrante, el acceso y arranque sin llave, los sensores de aparcamiento traseros o la climatizacion bizona, además del cuadro instrumentos digital.

El Skoda Fabia 2021, a prueba

Pero en el pack Style Plus (250 euros) se añade la conexión inalámbrica Smartlink+ o la carga inalámbrica para dispositivos móviles.

Por último el tope de gama Sport dispone de elementos diferenciales deportivos, como la pedalera de aluminio, la luz ambiental roja o el volante y los reposacabezas delanteros deportivos, además de los opcionales integrados en los packs Ambition y Style Plus.

No obstante, por ejemplo los faros LED siempre son opcionales en cualquiera de las versiones, y tampoco disfruta de bondades que sí encontramos en otros utilitarios como el freno de estacionamiento eléctrico.

Además, en este estreno en el mercado español incluye un acabado limitado de lanzamiento, el Emotion, que es un Ambition pero con algunos equipamientos del Style como por ejemplo el climatizador bizona o los sensores de aparcamiento.

Actualmente, se han paralizado los pedidos de los acabados Ambition y Sport debido a la crisis de microchips. Skoda España estima que las entregas de estas opciones se retomarán en marzo de 2022. Sí están disponibles los acabados Active y Style, además del nuevo Emotion.

Desde 11.990 euros con mantenimientos incluidos, si financiamos

El Skoda Fabia 2021, a prueba

El nuevo Skoda Fabia oscila entre los 17.160 y los 21.610 euros, aunque tiene aplicado en este lanzamiento un descuento de hasta 3.460 euros, dejándolo entre 13.700 y 17.800 euros.

Además, si se financia con la marca, se añade otro descuento adicional que se eleva en total a más de 5.000 euros e incluye cuatro años de mantenimiento.

Con la oferta de lanzamiento, el Fabia con acabado Ambition, o Emotion, y con el motor de 80 CV fija su precio en 14.900 euros, mientras que por ejemplo el Renault Clio en su opción de acceso y con un motor de 65 CV se ofrece por 14.075 euros, incluyendo también descuentos.

El Skoda Fabia 2021, a prueba

Y en comparación al SEAT Ibiza, en su versión menos equipada y con el mismo motor atmosférico de 80 CV en el que arranca el Fabia, parte de los 13.320 euros, aunque este precio no solo incluye descuentos si no también la financiación con la marca. En los mismos términos el Fabia es más de 1.300 euros más barato (11.990 euros).

En definitiva y pese a la mejora en tecnología, Skoda ha conseguido mantener ajustados los precios del Fabia, siendo por tradición uno de los reclamos de este utilitario, pero dando un salto de calidad y dotación tecnológica.

Tiene pues argumentos para seguir siendo siendo uno de los top ventas de la firma en España. Aunque se enfrenta a la moda SUV: si bien por tradición ha sido su coche más vendido aquí, en 2020 fue superado por el Karoq y este 2021 ha hecho lo propio el Kamiq.

versión

acabado

p.V.P

Precio con descuento

precio con descuento + financiación

1.0 MPI 80 CV mt5

Active

17.160 euros

13.700 euros

11.990 euros

1.0 MPI 80 CV MT5

Ambition / Emotion

18.360 euros

14.900 euros

13.200 euros

1.0 TSI 95 CV Mt5

Active

17.960 euros

14.500 euros

12.800 euros

1.0 TSI 95 CV MT5

Ambition / Emotion

19.160 euros

15.700 euros

14.000 euros

1.0 TSI 95 CV MT5

Sport  / Style

20.560 euros

16.700 euros

15.000€ euros

1.0 TSI 110 CV mt6

Ambition / Emotion

19.660 euros

16.200 euros

14.500 euros

1.0 TSI 110 CV MT6

Sport  / Style

21.060 euros

17.200 euros

15.500 euros

1.0 TSI 110 CV DSG

Ambition / Emotion

20.210 euros

16.800 euros

15.100 euros

1.0 TSI 110 CV DSG

Sport  / Style

21.610 euros

17.800 euros

16.100 euros

El Skoda Fabia 2021, a prueba
El Skoda Fabia 2021, a prueba
El Skoda Fabia 2021, a prueba
El Skoda Fabia 2021, a prueba

En Motorpasión | La industria está matando el coche urbano: por qué cada vez vemos menos SEAT Ibiza y Renault Clio nuevos | El nuevo Dacia Sandero Stepway frente a sus alternativas. ¿Cuál es mejor para comprar?

Temas
Inicio