Compartir
Publicidad
Repasamos la historia del Mercedes-Benz Clase G: así nació y creció el legendario todo terreno
Mercedes

Repasamos la historia del Mercedes-Benz Clase G: así nació y creció el legendario todo terreno

Publicidad
Publicidad

El todoterreno Mercedes-Benz Clase G es el modelo más longevo de producción de la historia de la marca y cumple ahora 40 años. Nació como todo terreno versátil y a día de hoy es uno de los modelos más emblemáticos de la marca alemana. Dos generaciones después, y con numerosas actualizaciones por el camino, el icónico 4x4 sigue en plena forma: celebramos su 40º aniversario repasando su historia.

A principios de la década de los 70 del siglo pasado, Daimler-Benz AG y Steyr-Daimler-Puch firmaban un contrato de colaboración y de él nacía el Mercedes-Benz Clase G que, aunque en primera instancia estaba pensado como vehículo militar, acabó convirtiéndose en un todo terreno que buscaba combinar una extraordinaria aptitud para circular fuera del asfalto y sobre sobre él, ofreciendo además un elevado nivel de seguridad.

En 1975, ambas firmas toman la decisión de producir en serie el Mercedes-Benz Clase G, naciendo con él la nueva planta de Graz (Austria), que es la fábrica que ha dado salida al mítico 4x4 durante estos 40 años.

El nacimiento de un mito: el Mercedes-Benz Clase G de los años 80 y 90

Mercedes-Benz Clase G: primera generación

Así, en 1979 llegaba el primer Mercedes-Benz Clase G al mundo. Su lanzamiento tuvo lugar en primavera y se estrenó con varias opciones de carrocería y de distancia entre ejes: cabrio de batalla corta o versiones Station Wagon cerradas tanto de batalla larga como corta. Cuatro motores integraban la gama del todo terreno, con potencias que oscilaban entre los 72 CV y los 156 CV.

Desde los albores del Clase G, la tracción integral o el diferencial autoblocante (con una acción de bloqueo del 100%), formaron parte del todo terreno, a lo que se sumaba un robusto bastidor.

Y si bien estaba orientado para el público general, sus capacidades y arquitectura, también lo convirtieron en objeto de deseo para administraciones y organismos: así el Mercedes-Benz Clase G fue escogido para ser coche patrulla por diversos cuerpos de policía, haciendo también las veces de coche de bomberos o para misiones de rescate.

Este 4x4 germano también ha tenido el honor de ser uno de los pocos automóviles que se han convertido en Papamóvil: desde la época de los 80, Juan Pablo II dispuso de un Mercedes-Benz 230 G adaptado, que vestía en color blanco y se distinguía por una cúpula de cristal que protegía al sumo pontífice en sus apariciones públicas. También tuvo uno posteriormente Benedicto XVI, en su caso un G 500 de 2007.

Mercedes-Benz Clase G: primera generación

Diez años después de llegar al mercado, en 1989, el Clase G recibió su primera actualización, estrenando la serie 463 que sustituía a la 460 y a la 461. Ésta se distinguía por integrar importantes novedades técnicas al servicio de la dinámica (nuevos diferenciales de bloqueo electrónico), un habitáculo más cuidado y nueva tecnología de seguridad (ABS, airbags).

Además, en este lavado de cara el 4x4 disponía de un buen abanico de motores, incorporando por ejemplo el potente propulsor V8 de 240 CV que daba vida al 500 GE, una edición tope de gama de producción limitada que llegaba en 1993. Éste fue una buena antesala de lo que estaba por venir: el estreno del Clase G en la familia Mercedes-AMG.

Los Clase G de Mercedes-AMG: del G 55 al G 63 actual

Mercedes-Benz G 55 AMG (1999)

Al cumplir sus 20 primaveras en 1999, el Mercedes-Benz Clase G escribió un nuevo hito en su historia: aquel año llegaba la primera versión AMG de producción del todo terreno. Hasta el momento, el Clase G había contando con ediciones limitadas concebidas por el departamento deportivo de la marca alemana, pero el G 55 AMG fue la primera variante de serie.

El Mercedes-Benz G 55 AMG equipaba un propulsor atmosférico V8 de 5.5 litros, que rendía 354 CV de potencia y un par máximo de 525 Nm disponible desde las 3.000 vueltas. Este imponente corazón iba acompañado de otras modificaciones a fin de hacerlo más deportivo: equipaba un cambio automático de cinco marchas revisado, mientras que el tren de rodaje, los frenos y el sistema de escape también fueron adaptados para acompañar el incremento de potencia.

Tres años después, en 2002, la marca estrenaba una versión aún más potente, el Clase G 63 AMG, que en aquellas tuvo el honor de convertirse en la variante del todo terreno de mayor entrega jamás concebida. Bajo el capó escondía un propulso también atmosférico pero V12, con 6.3 litros y nada menos que 444 CV y 620 Nm de par.

Mercedes Amg G 65 Final Edition 1

El título no le duró mucho: en 2004, para celebrar el 25º aniversario del 4x4, llegaba al mercado el Mercedes Clase G 55 AMG KOMPRESSOR. Con un motor V8 de 476 CV y 700 Nm de par máximo, esta versión hacía gala de una aceleración de infarto para un automóvil de su peso y tamaño: llegaba desde parado hasta los 100 km/h en 5,6 segundos.

No obstante, el verdadero rey de los Clase G firmados por la marca de Affalterbach fue el G 65 AMG, que llegaba en 2012. Equipado con un superlativo propulsor biturbo de 6.0 litros y doce cilindros en uve, cifraba su potencia en 612 CV y su par máximo en 1.000 Nm. En aquellas, Mercedes-AMG también aprovechó para renovar al escudero, el G 63 AMG, que montaba un nuevo V8, también turboalimentado, de 5.5 litros, 544 CV de potencia y 760 Nm de par máximo.

Y en este repaso 'made in' Mercedes-AMG no podemos olvidarnos del espectacular G 63 AMG 6x6, que se estrenaba en 2013 y que se distinguía del resto de la familia por equipar tres ejes y seis ruedas, que iban acompañados de hasta cinco diferenciales autoblocantes y una mayor altura libre de distancia al suelo. Su corazón era el mismo que el G 63 estrenado un año antes: el V8 de 5.5 litros y 544 CV.

Basado en el Clase G AMG 6x6 llegó posteriormente el Mercedes-Benz G 500 4x4², una bestia que tuvimos ocasión de probar y que equipaba el robusto sistema de tracción total con ejes de pórtico, pero volviendo a los tradicionales dos ejes. Del Clase G convencional se distinguía por contar mayor altura y anchura (2,25 metros y 2,10 metros respectivamente) y bajo el capó encontrábamos un V8 de 4.0 litros de 422 CV, que posteriormente equiparía el G 63 2018, que iba gestionado mediante un cambio automático 7G-Tronic.

Mercedes Amg G 63 2018 255

Hoy, y sobre la nueva generación, el icónico 4x4 ya ha lanzado su variante AMG G 63, aunque seguimos a la espera del G 65. En el G 63 2018 el anterior propulsor ha sido sustituido por otro V8 también biturbo, pero en su caso es de 4.0 litros, con potencia de 585 CV y un par de 850 Nm. El, por el momento, último Clase G AMG en llegar acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y su velocidad máxima es de 220 km/h y puede llegar hasta los 240 km/h si va equipado con el paquete AMG Driver's Package.

Nuevo siglo y, dos décadas después, nueva generación

Mercedes-Benz Clase G 320 CDI

Sin embargo, durante los años 2000 y antes de la llegada de la segunda generación en enero de 2018, también encontramos versiones reseñables que no llevan el apellido AMG.

Es el caso del Clase G 320 CDI estrenado en 2006: Mercedes-Benz afirma que, según los expertos, está considerado como uno de los mejores Clase G de la historia. Éste equipaba un moderno motor V6 diésel de aleación ligera de 224 CV de potencia y disponía de serie con filtro de partículas.

En 2009, cuando el Mercedes-Benz Clase G cumplía 30 años, el 4x4 recibió una nueva actualización y en esta ocasión estaba centrada en mejorar el confort y el equipamiento del habitáculo. Tres años después, en 2012, el salto fue aún más reseñable con la llegada de tecnologías de seguridad activa, como el avanzado control de crucero adaptativo DISTRONIC Plus, así como el asistente de estacionamiento autónomo PARKTRONIC.

Mercedes-Benz Clase G 2018

La segunda generación del Mercedes-Benz Clase G llegó casi 40 años después de su nacimiento, que fue presentada en el Salón de Detroit 2018. Si bien su estética exterior se ha mantenido muy fiel a su esencia, donde sus aristadas líneas clásicas siguen mandando, los mayores cambios los encontramos en el habitáculo y en su equipamiento tecnológico. "Tan clase G como siempre, pero mejor que nunca", así lo definió la propia marca.

La nueva instrumentación digital Widescreen Cockpit de Mercedes-Benz (formada por dos pantallas de 12,3 pulgadas unidas por un mismo marco) pasaba a estar disponible en la segunda generación del Clase G, sus mayores dimensiones exteriores se traducían en una mejorada habitabilidad y sus capacidades todo terreno también mejoraban.

Sabías que...

Mercedes-Benz Clase G, celebrando su 40º aniversario
  • Todos los Mercedes-Benz Clase G, desde el primero hasta su última generación e incluyendo sus versiones AMG, han sido concebidos en la planta austriaca de Graz en una única línea de producción.

  • Cerca de 2.000 empleados son los encargados de confeccionar casi artensalmente cada unidad del Clase G.

  • Alrededor de 100 horas se invierten para concebir los revestimientos de cada habitáculo, a fin de ofrecer acabados tan cuidados como minuciosos.

  • La denominación actual, Clase G, fue acuñada en 1993, poco después de la llegada de su primera actualización.

  • Según el fabricante alemán, 80 % de las unidades del Mercedes-Benz Clase G concebidas desde 1979 hasta el día de hoy aún sigue circulando.

  • Mercedes-Benz afirma que el G 63 AMG es la variante más popular del Clase G, aglutinando el 40 % de su cuota de mercado.

Versiones especiales y más personalización para celebrar el 40º aniversario de la Clase G

Mercedes-Benz Clase G 40º Aniversario: Stronger Than Time

La marca de la estrella no ha perdido oportunidad de lanzar nuevas variantes especiales del Mercedes-Benz Clase G para celebrar sus 40 años de vida. Bajo la denominación 'Stronger Than Time', tres versiones limitadas han sido concebidas: una sobre el G 500 de gasolina, otra sobre el G 400 d diésel y la última sobre el G 63 AMG.

Éstas se distinguen por un completo equipamiento de serie como, entre otros, el paquete de tecnología de asistencia activa, faros MULTIBEAM LED, techo panorámico de cristal, cámara 360º y asistente de aparcamiento, sistema de sonido premium surround Burmester o paquete de iluminación interior con hasta 64 tonalidades diferentes.

A ello se suman detalles estéticos exclusivos, con la denominación 'Stronger Than Time' visible en una placa ubicada tras los arcos de ruedas delanteras, nuevas carcasas para los retrovisores o el logotipo G que se proyecta sobre el asfalto al abrir la puerta del conductor.

Mercedes-Benz Clase G 40º Aniversario: Stronger Than Time
Mercedes-Benz Clase G 40º Aniversario: Stronger Than Time

En el caso del G 63 AMG encontramos además nuevos estribos y salidas de escape, unas llantas de 22 pulgadas acabadas en negro mate o asientos acabados en cuero napa bitono.

De igual manera, Mercedes-Benz estrena el paquete AMG Trail Package, que sólo puede seleccionarse en el caso del G 63 AMG y que mejora aún más sus capacidades off road, gracias a la amortiguación adaptativa regulable AMG RIDE CONTROL ajustada específicamente que dispone de los modos de conducción Trail, Rock y Sand.

Por último, con motivo de este 40º aniversario, Mercedes-Benz estrena el programa de personalización G manufaktur, que ofrece al cliente la posibilidad de confeccionarlo al gusto, con un amplio abanico de opciones para el habitáculo y la tapicería, así como un completo catálogo de juegos de llantas y hasta 35 tonalidades para la carrocería. ¡Larga vida al Mercedes-Benz Clase G!

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio