Compartir
Publicidad

Esta sí que es forma de disfrutar de un Mercedes-Benz CLK GTR Roadster fuera de su habitat

Esta sí que es forma de disfrutar de un Mercedes-Benz CLK GTR Roadster fuera de su habitat
Guardar
7 Comentarios
Publicidad

El Mercedes-Benz CLK GTR Roadster fue un coche creado sobre la base del Mercedes-Benz CLK GTR que Mercedes tuvo que crear para cumplir con los requisitos impuestos por la FIA de cara a su participación en el campeonato FIA GT.

Si la versión coupé es uno de los megadeportivos más exóticos de la historia, la roadster lo es más si cabe. Hoy en día una bestia de este tipo, animada por un motor de 6.9 litros V12 de 612 CV y 775 Nm, puede costar más de 3 millones de euros. Tal vez por eso no es habitual verlo haciendo cosas como las que se ven en este vídeo.

Al más puro estilo Tax The Rich, el dueño de este Mercedes-Benz CLK GTR Roadster decide lanzarse a una pradera de hierba para demostrar a los presentes de lo que es capaz su coche de circuitos homologado para carretera cuando lo sacan de su habitat natural.

Ni corto ni perezoso, empieza a hacer trompos por la pradera para luego irse por el bosque que rodea a la mansión donde se celebraba una reunión de superdeportivos y coches de lujo, lanzándose a toda velocidad por una carretera que apenas contaba con el ancho necesario para que el vehículo pasase.

Se trata de la unidad número 3 de las sólo 6 que se fabricaron, y un accidente allí hubiese sido sin duda carne de Dolorpasión. Este vídeo demuestra una vez más que no todos los propietaros de supercoches los tienen guardados en sus garajes de forma impoluta. También hay quienes saben disfrutar de ellos para deleite de uno mismo y de todos los que lo ven pasar a su alrededor.

En Motorpasión | Coches para el recuerdo: Así era el Mercedes-Benz CLK GTR

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos