Publicidad

Tesla presionó al Gobierno británico para subir los impuestos a los coches gasolina y diésel, según The Guardian

Tesla presionó al Gobierno británico para subir los impuestos a los coches gasolina y diésel, según The Guardian
22 comentarios

El mundo de los grupos de presión es casi tan antiguo como la política. Con su epicentro en Bruselas, hay lobistas de todas las esferas: la medioambiental, la política, la energética, la automotriz... El caso que nos ocupa tiene que ver con ésta última.

Según ha publicado el diario británico The Guardian en base a documentos internos de Tesla que ha consultado, la compañía de Elon Musk ha estado presionando al Gobierno británico para aumentar los impuestos sobre los vehículos impulsados por motores de combustión e incluso prohibir los híbridos.

3.000 libras para incentivar la compra de coches eléctricos

Elon Musk

Gracias a este aumento de impuestos que Tesla pide -The Guardian habla de miles de libras extra por cada coche gasolina o diésel- podrían asumirse subvenciones y exenciones fiscales para los coches eléctricos de hasta 3.000 libras.

Es lo que Musk describe como "un sistema de ingresos neutrales para el Gobierno".

De acuerdo a la información publicada por la cabecera, Tesla ha sido la única compañía automotriz que ha presionado para que se prohíba la venta de vehículos gasolina y diésel así como los híbridos en 2032.

También habría estado luchando para aumentar los subsidios a los vehículos eléctricos en detrimento de los de combustión, y para obligar a los fabricantes a vender un cierto números de coches eléctricos.

Recordemos que a finales de 2020 Reino Unido prohibió la venta de vehículos impulsados por motores de combustión en 2030. No obstante, se estudia que esta prohibición no afecte a los vehículos híbridos hasta 2035.

Otras propuestas citadas por The Guardian, que no especifica cuándo fueron emitidas por Tesla, incluyeron ofrecer incentivos para dejar de usar vehículos contaminantes, exenciones fiscales para los usuarios de automóviles corporativos y una "promesa" de que el gobierno instalaría cargadores en cualquier calle del Reino Unido cuando se le solicite.

Los lobistas de Tesla... y otros gigantes

Opensecrets Fuente: Opensecrets.org.

Según datos de la organización Open Secrets, Tesla ha llegado a gastarse cerca de 900.000 dólares en actividades de lobby al año. Alcanzó su pico máximo en 2018, mientras que en 2020 esta cantidad bajó hasta los 400.000 dólares.

Para hacernos una idea, BMW gastó el año pasado 700.000 dólares en peticiones, contando con tan solo dos lobistas entre sus filas, mientras que la factura de gigantes como General Motors ascendió en 2020 hasta los 8,2 millones de dólares.

Con cifras un poco más comedidas, Fiat Chrysler gastó cerca de 3 millones en 'tareas de presión', mientras que Daimler hizo lo propio con 1,4 millones de dólares.

En cuanto al número de lobistas de Tesla, éste ha ido aumentando y disminuyendo, y en el año 2020 tenía un total de 24. En comparación, alcanzó el número máximo desde su fundación en 2019, con 35 lobistas.

En Motorpasión | Probamos el BMW M2 CS: con 450 CV y una puesta a punto deliciosa, esto huele a despedida

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio