Publicidad

En Noruega han puesto el grito en el cielo por la subida de precios de los supercargadores IONITY: "Es más caro que la gasolina"

En Noruega han puesto el grito en el cielo por la subida de precios de los supercargadores IONITY: "Es más caro que la gasolina"
32 comentarios

Publicidad

Publicidad

La red europea de supercargadores IONITY para coches eléctricos, capaces de cargar a una potencia de hasta 350 kW, parece haber levantado ampollas en los consumidores noruegos tras el anuncio de su cambio de política de precios.

Será el próximo 31 de enero cuando la entidad ponga fin a la tarifa cerrada de 8 euros y entre en vigor el coste de 0,79 céntimos de euro por kWh en los países de la Unión Europea (UE) para quien posea un coche de una marca que no sea del consorcio o no esté suscrito, un precio "más caro que que la gasolina y el diésel", ha denunciado Christina Bu, secretaria general de Norsk Elbilforenig, en el comunicado emitido por la Asociación Noruega de Vehículos Eléctricos.

"Tal nivel de precio a cobrar no tiene precedentes. Además, IONITY ha decidido poner precios aún más altos en Noruega que en el resto de Europa. Esto significa que en el mercado más evolucionado los conductores de coches eléctricos se expondrán a ser robados para financiar el desarrollo [de la red] en otros lugares", reza el duro escrito.

Además, en el caso de Noruega, al no ser un Estado miembro de la UE, el precio será más elevado y alcanzará las 8,40 coronas noruegas (0,85 céntimos de euro). "Pudiera parecer que la industria automotriz alemana no comprende la influencia del mercado noruego de automóviles eléctricos", espeta Christina Bu en el comunicado.

Ionity Mercedes

La máxima representante de la institución asegura además que "el precio de la electricidad en Noruega es inferior al de numerosos países europeos y tenemos muchos más usuarios [de vehículos cero emisiones], lo que debería reflejarse en el precio de las cargas. IONITY se está sacando a sí misma del mercado, lo que resultará inevitablemente en un menor número de consumidores".

Unas críticas a las que se sumaron diversos usuarios de Facebook, con comentarios tales como: "¡Es un puro robo! ¿Significa que 50 kWh de carga costará 40 euros? Más caro que la gasolina. ¡Vergonzoso!"; o "esto es un desastre, ¡robo a la luz del día! El precio es absurdo. El consumo de mi BMW i3 es de 20 kWh por 100 km, por lo que son 16 euros por 100 km. Creo que un BMW X5 [de combustión] es más barato", protestaron algunos de los más molestos.

Todo ello en un contexto en el que la figura de Noruega como máximo representante de ventas de coches eléctricos se tambalea después de que Alemania le arrebatase a finales de 2019 un trono que lleva sustentando desde 2010, impulsado por el paquete de ayudas llamado 'Bono Medioambiental' de hasta 6.000 euros por coche que aprobó el Gobierno bávaro.

IONITY y su porque yo lo valgo

Ionity Iaa 2019 05

IONITY, por su parte, justifica en un comunicado el cambio de la política de precios argumentando, principalmente, que este coste más elevado afectará solo a quien no tiene contratado una tarifa de carga especial con alguno de los fabricantes que integran el consorcio (Audi, Volkswagen, Porsche, BMW, Mercedes-Benz, Ford y desde hace poco, Kia y Hyundai).

Dicho de otro modo, aquellos conductores que cuenten en el futuro con alguno de los modelos como el Audi e-tron, Porsche Taycan, BMW i3, Ford Mustang Mach-E, Mercedes-Benz EQC, Volkswagen ID.3, por citar algunos ejemplos, tendrán la opción de ser socios y estar exentos del tarifazo.

IONITY es consciente de que sus tarifas son más caras que las de algunos de sus competidores, como Nissan y Tesla, que cobran 0,15 euros y 0,29 euros por kWh, respectivamente. Sin embargo, el gran alegato de la entidad es que sus supercargadores están abiertos a todos los modelos independientemente de su marca, algo que no ocurre en los otros servicios mencionados.

Tesla Supercargador 2 Supercargador de Tesla.

El objetivo, por tanto, es ofrecer unas tarifas más asequibles que en una electrolinera independiente únicamente para los clientes de los fabricantes del consorcio, y proporcionar a su vez un punto de recarga que los usuarios que no sean socios utilizarán previsiblemente de forma puntual en momentos de necesidad imperiosa de carga.

Actualmente la red IONITY cuenta con más de 860 puntos de carga repartidos en 200 estaciones ubicadas esencialmente por el Norte de Europa y el centro de Europa. Según el mapa de IONITY, en España solo hay una estación de carga y hay en construcción otras cuatro.

Para finales de este año, la compañía contempla en su hoja de ruta disponer en 24 países de Europa de instalaciones de carga para vehículos eléctricos, todas ellas dotadas de puntos de carga de hasta 350 kW y, según asegura la compañía, con electricidad 100 % renovable.

En Motorpasión | Las ventas de coches eléctricos en 2019 vuelven a duplicarse en España, con el Tesla Model 3 como más vendido | Sí, habrá coches eléctricos baratos en Europa y no, no serán solo chinos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios