Compartir
Publicidad
Publicidad
16 tendencias sobre movilidad y coches en Londres que tal vez nos queden muy lejanas
Industria

16 tendencias sobre movilidad y coches en Londres que tal vez nos queden muy lejanas

Publicidad
Publicidad

Este pasado puente de la Constitución, he aprovechado para hacer un viaje a una de mis ciudades favoritas, Londres. Bueno, yo y miles de españoles, porque andar estos días por Oxford Street, Picadilly Circus o Trafalgar Square era casi como pasearse por la Plaza Mayor de cualquier ciudad española. ¡Todo el mundo hablaba español!

Lo que seguramente no toda esa gente ha hecho en esta reciente visita a la capital británica, ha sido fijarse en las tendencias en cuanto a movilidad que se están registrando en la que es, sin duda, una de las capitales mundiales del automóvil. Éstas son las 16 curiosidades sobre movilidad y coches que me he traído de Londres en la maleta.

Antes de comenzar a enumerar una por una todas ellas, quiero aclarar que tuve la suerte de vivir un año en Londres hace exactamente una década. Después he visitado la ciudad del Támesis en tres ocasiones, pero hacía ya cinco años de mi última visita. Por eso, me ha sorprendido que algunas cosas hayan cambiado tanto y otras tan poco.

1. Los modernos autobuses de dos plantas

Curioso el diseño de los nuevos autobuses de Londres. Mezclan tradición y vanguardia casi a partes iguales #london

Una foto publicada por Héctor Ares Torrón (@hector_ares) el

Los clásicos autobuses de dos plantas siguen siendo uno de los iconos del transporte público londinense. Los más antiguos han desaparecido para dejar paso a otros más modernos, algunos híbridos fabricados por Volvo y otros eléctricos que destacan por su aspecto más vanguardista. Luces delanteras de led redondas y superficies acristaladas más amplias, incluída la escalera posterior y un aspecto exterior que aunque dista un poco de cómo los imaginaban los diseñadores españoles hace unos años, siguen manteniendo inalterado su encanto cuando circulan por las calles de Londres.

2. Bicicletas de alquiler para desbancar a los coches

Santander Cycles

Las bicicletas de alquiler comienzan a hacerse un hueco entre el siempre caótico tráfico londinense. Ya han establecido un sistema de alquiler patrocinado por el Banco Santander (Santander Cycles se llaman) que por dos libras al día, te permiten recorrer la ciudad de una forma más sana y ecológica.

El sistema es fácil de usar, no necesitas registrarte previamente y lo pagas con tarjeta de crédito en cada estación de recogida de bicicletas. El mayor problema con el que te puedes encontrar es que la estación de devolución esté llena, en cuyo caso tendrás que pedalear hasta la siguiente. Nada grave.

Además me dio la sensación de que los conductores respetaban a los ciclistas bastante más que hace una década, habían creado carriles bici específicos en muchas calles principales y recorridos ciclistas por Hyde Park. Sí, yo también piqué y las usé.

3. Las maxiscooter no aceleran en Londres

Yamahan T-Max Londres
Es tan raro ver una Yamaha T-Max en Londres que he tenido que sacar esta foto de Internet

Las maxiscooter siguen sin triunfar en Londres. Resulta curioso que mientras en las grandes ciudades de medio mundo las maxi scooter tipo Yamaha T-Max o Suzuki Burgman se han convertido en las reinas de los semáforos, en Londres su presencia es muy limitada. En su lugar, las Vespa y scooter de rueda pequeña son mayoría entre los pocos que recurren al scooter como medio de transporte. Los mensajeros inexplicablemente optan por motos tradicionales con caja detrás para sus portes.

4. Mensajeros a pedales

Mensajero ciclista Londres
Mensajero ciclista Londres

Lo que más me llamó la atención fue el número de mensajeros que utilizaban la bici para hacer su trabajo. La mayoría en bicicletas de carretera, y ataviados con gigantescas cajas en la parte posterior de la bici o a la espalda, los veías sorteando el tráfico o recogiendo comida take away en los restaurantes de toda la ciudad. Sin duda su trabajo les permite estar en forma y ganarse un dinero al mismo tiempo, aunque también asumen los riesgos del tráfico de Londres. Lo que no sabía es que ese tipo de servicio de mensajería en bicicleta también existe en Madrid.

5. Los coches eléctricos ya están aquí

BMW i3 entre London Cab

La presencia de coches eléctricos es cada vez más notable. Los BMW i3 parecen los coches de moda en los barrios de Nothing Hill y Kensington, y es habitual verlos aparcados en las entradas de las casas con los enchufes recargando las baterías.

130814 Tesla B

Es lógico si tenemos en cuenta que están exentos de la Congestion Charge, el peaje de 11,5 libras (casi 18 euros) que hay que pagar cada día que quieres acceder en coche al centro de Londres. También los Tesla Model S empiezan a robarle cuota a las berlinas tradicionales, y los BMW i8 parecen gustar a los amantes de los deportivos modernos, porque se ven muchos más que en otros países.

6. Por algo es la capital mundial del automóvil

#SupercarsofLondon by @wildbloodynight #pagani #zonda #ferrari #enzo #london #supercar

Una foto publicada por SupercarsofLondon (@supercarsoflondon) el

Cualquiera que haya ido a Londres se habrá dado cuenta de que en el centro, el nivel de los coches que circulan es muy superior al de la mayoría de grandes capitales del mundo. La cultura automovilística en Gran Bretaña está por encima de la de cualquier otro país, y si a eso unimos que en los últimos años los billonarios de medio mundo han elegido Londres como lugar de residencia, entenderemos por qué es habitual ver a diario coches que en España catalogaríamos como exóticos. Pero veamos cuáles son los que reinan en sus calles más allá de los supercoches que recogen perfiles de Instagram con cientos de miles de seguidores, como los de SuperCarsOfLondon o los que han hecho famosos a YouTubers como Shmee150.

7. Rolls-Royce reina en el superlujo

Rolls-Royce Phantom Hotel Ritz London

En el segmento de los coches de superlujo, el rey indiscutible sigue siendo Rolls-Royce. Los Rolls son mayoría en la puerta de los hoteles y restaurantes más lujosos, y es fácil ver dos, tres o cuatro Phantom al día. Qué buenos recuerdos de la prueba que hice en febrero me venían a la cabeza al verlos. También los Wright y Ghost tenían su espacio.

Rolls-Royce London

Además la presencia de la marca en los escaparates de Harrods era muy destacada, ya que tenían una esquina completa para presentar su maleta cocktelería y un juego de hologramas interactivos en los que los niños jugaban a convertirse en el Espíritu del Éxtasis. Si que se han modernizado los señores de Goodwood.

8. Bentley Continental GT

Sigue siendo el rey de los GT en las calles de Londres #london #cars #coche #coches #autos #supercarsoflondon #bentley

Una foto publicada por Héctor Ares Torrón (@hector_ares) el

Mientras Rolls-Royce manda entre las berlinas de superlujo, Bentley sigue reinando con las diferentes versiones del Continental GT entre los gran turismo. Siguen siendo los favoritos entre los que aman los coupés o descapotables de altas prestaciones, un coche del que es fácil encontrar una unidad aparcada en cada calle de las zonas residenciales. Un coche que con mínimos cambios ha sabido reinterpretarse para seguir siendo el referente de su segmento. Al menos en Gran Bretaña.

9. El deportivo estrella se sigue llamando Porsche 911

Portobello #porsche #911 #turbo #cabrio #london #supercarsoflondon

Una foto publicada por Héctor Ares Torrón (@hector_ares) el

El deportivo estrella de Londres sigue siendo el Porsche 911. El alemán es mayoría entre los que quieren un coche de estas características para el día a día, desbancando así a modelos autóctonos como los Lotus. También me llamó la atención el gran número de Cayman de nueva generación. Parece que los ingleses sí han sabido valorar las bondades del Cayman actual frente a otros coches.

Supercars everywhere #porsche911 #turbo #portobello

Una foto publicada por Héctor Ares Torrón (@hector_ares) el

A pesar de ello, los 991, 997, 996, 993 y 964 son mayoría. He visto todas las versiones del icono conducidas además por todo tipo de personas, desde gentleman clásicos hasta señoras jubiladas. Un show.

10. Park Lane

BMW i Park Lane

Park Lane sigue siendo un sitio de obligada visita para cualquier aficionado a los coches que visite Londres. La calle que separa Hyde Park de las calles más comerciales, es conocida como la calle de los concesionarios de coches, la cual en los últimos años ha sido literalmente tomada por el Grupo BMW.

Tienen un concesionario MINI, otro de BMW donde puedes encontrar una unidad de cada modelo de altas prestaciones (estos días había M3 y M5 Individual) y otro de BMW i que estaba presidido por dos i8 con un lazo de regalo para navidades, uno de ellos vinilado en color rojo brillante. ¿Un capricho de algún cliente que no encontró su tono ideal entre los cuatro colores disponibles de fábrica? Tal vez.

Si no has encontrado en BMW todo lo que querías, puedes buscar en Aston Martin, que está un poco más arriba.

11. Vinilar los coches, una moda que tiene algo de lógica

Y ya que hablamos de coches vinilados, parece que la moda de forrar con plástico los coches como si fuesen libros de colegio triunfa en Londres. Muchos coches se forran con una capa de vinilo transparente para proteger la pintura original sin modificar su aspecto.

Otros en cambio recurren al vinilo para modificar el color de sus coches e incluso utilizarlos como reclamo publicitario. Valga como ejemplo como el Bentley que me encontré en la puerta de Harrods. Pero hay más. Los más atrevidos forran los coches con terciopelo, que parece ser la última moda en Londres. Cosas de súper ricos.

12. Los preparadores hacen su agosto

Y como entre los súper ricos no es fácil tener algo que no tenga el jeque de al lado, las empresas de personalización de coches están haciendo su agosto.

Brabus flagstore Londres

En Park Lane hay un concesionario Brabus y RUF y en Green Park está Ares Performance. No, a pesar del nombre no la he montado yo, entre otras cosas porque no soy muy amigo del tuning por muy fino que sea.

13. ¿Dónde regalan los Mercedes Clase S?

Cuando supe que en menos de un año se habían vendido 100.000 unidades del nuevo Mercerdes Clase S me quedé asustado. Esas son muchas unidades para una berlina de lujo de ese estilo. Ahora que he estado en Londres entendí donde estaban todos esos coches, aparte de en China.

Mercedes Clase S

El Clase S es sin duda la berlina de lujo que triunfa en Londres, el coche por excelencia que llevan los miles de choferes que trabajan a diario allí, y eso que los Maybach están empezando a llegar Eso sí, le sigue de cerca el nuevo BMW Serie 7 del que, a pesar de haberse lanzado al mercado hace escasos meses, también se veían muchas unidades. O Audi se pone las pilas pars renovar el A8 o le van a comer todo el mercado.

14. Audi RS6 by DUB Customs

Por suerte Audi tiene un coche, el RS6, que parece haberse puesto de moda también allí. La berlina familiar de 560 caballos, para mí el coche más bestia para cinco pasajeros de cuantos están a la venta hoy en día en el mercado, es también uno de los coches de moda en Londres.

Nice combo. Nice brake calipers #london #cars #audi #audirs6 #astonmartin #carporn

Una foto publicada por Héctor Ares Torrón (@hector_ares) el

Éste, personalizado por DUB, hacía gala de su origen alemán como puede verse en el pilar C. También tenía las pinzas de freno en verde fosforito como las del 918 Spyder. Simplemente espectacular.

15. Coches como iconos de su cultura

Los coches forman parte de la cultura popular británica. Sienten adoración hacia ellos y no dudan a la hora de mostrarlos como iconos de su cultura.

Así es habitual encontrar en las tiendas de souvenirs camisetas con la imagen del clásico Mini Cooper o ver en pleno Regent Street en la confluencia con Picadilly Circus una tienda de Lotus que vive más del merchandising que de vender coches, como es lógico.

16. ¿La Reina Isabel II en un BMW M3 E30?

Y esa cultura del automóvil te lleva a encontrarte en un puesto de zumos en Portobello Road con un cuadro de la reina Isabel II montada en un BMW M3 E30, obra de un artista neoyorkino afincado en Londres.

Bajo el título de "Queen M3", costaba 155£ y aunque conseguí rebajar el precio a la mitad, no me atreví a comprarlo. Tal vez así tenga una disculpa para volver a la que es y seguirá siendo, sin duda, la capital mundial del automóvil.

Good bye London.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos