Protestas ante el veto a los coches sin etiqueta en Madrid: una medida "discriminatoria", según asociaciones de conductores

Protestas ante el veto a los coches sin etiqueta en Madrid: una medida "discriminatoria", según asociaciones de conductores
31 comentarios

La semana que viene la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible de Madrid encara un momento decisivo, pues previsiblemente pasará a aprobarse definitivamente el próximo lunes en el pleno parlamentario de la capital y ya con las enmiendas exigidas por el resto de grupos incluidas.

Entre las principales medidas contempladas en esta normativa esta la reformulación de Madrid Central, necesaria para que no deje de tener efecto de facto tras ser tumbada por el Tribunal Superior de Madrid (TSJM), pero también un calendario que prohibirá paulatinamente la circulación de vehículos que no dispongan de etiqueta medioambiental.

Pero mientras parte de la oposición considera que las novedades en Madrid Central "suponen un retroceso en la protección ambiental" respecto a la aprobada por el gobierno de Manuela Carmena, también hay voces contrarias y en el polo opuesto en lo que respecta a vetar definitivamente a los coches más contaminantes.

¿Cómo y cuándo prohibirá la nueva normativa a los coches sin etiqueta?

Protestas ante el veto a los coches sin etiqueta en Madrid

Entre otras medidas, la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible de la capital pretende dejar progresivamente fuera de la ecuación a los sin etiqueta que, a partir de 2025, tendrán prohibido circular por todo el término municipal de Madrid y sin excepciones.

En el caso de los coches se trata de los gasolina anteriores a la norma Euro 3 (Euro 0, Euro 1 y Euro 2, normalmente anteriores al año 2000) y los diésel anteriores a la Euro 4 (Euro 0, Euro 1, Euro 2 y Euro 3, usualmente matriculados antes de 2006).

Hasta 2024 las restricciones solo afectarán a los coches y vehículos que no estén dados de alta en el padrón del IVTM del Ayuntamiento de Madrid (es decir, los que pagan el impuesto de circulación en la capital), pero la medida se hará extensible en cuatro años a cualquier vehículo sin etiqueta:

- Desde el 1 de enero de 2022, prohibido el acceso y circulación por las vías urbanas del interior de la M-30, excluyendo la propia M-30, a todos los vehículos sin etiqueta que no estén empadronados en Madrid capital.

- Desde el 1 de enero de 2023, prohibido el acceso y circulación por las vías urbanas del interior de la M-30 y de la propia M-30 a todos los vehículos sin etiqueta que no estén empadronados en Madrid capital.

- Desde el 1 de enero de 2024, prohibido el acceso y circulación por todas las vías públicas urbanas del ámbito territorial de Madrid a todos los vehículos sin etiqueta que no estén empadronados en Madrid capital.

- Desde el 1 de enero de 2025, la prohibición se extenderá también para los vehículos de etiqueta A inscritos en la ciudad de Madrid.

Esto se traduce en que desde el año que viene, todo coche no residente no podrá acceder al interior de la M-30 con su coche: por ejemplo si está registrado en Móstoles pero su dueño trabaja en Madrid.

Y en menos de tres años cualquier madrileño que tenga un automóvil o vehículo de estas características no podrá circular con su coche por toda la ciudad.

Cerca de un 20 % de los coches madrileños no podrá circular por la capital

Protestas ante el veto a los coches sin etiqueta en Madrid

Esta medida no está siendo bien acogida por algunas entidades y conductores, como es el caso de la Plataforma de Vehículos Afectados por la Movilidad en España.

Esta asociación considera que atenta contra los "derechos y libertades fundamentales" de muchos conductores madrileños, aparte de suponer "una discriminación entre personas residentes en Madrid o no", según detalla su presidente, Miguel Álvarez, en declaraciones a EFE.

Lo cierto es que según los últimos datos de la DGT del parque móvil español, y que datan de 2020, de los 3,88 millones de coches registrados en la Comunidad de Madrid, un total de 692.337 no tienen etiqueta, lo que supone un 18 %. Además, a éstos habría que sumar seguramente algunos de los 302.919 automóviles de los que no se tienen datos en cuanto a distintivo.

De hecho, esta plataforma denuncia que unos 770.000 coches estarían afectados, en los que se incluyen 315.000 turismos empadronados en la capital.

Así, defienden que muchos de estos propietarios no pueden asumir la compra de otro vehículo, ni siquiera uno de segunda mano, además de recordar que las ayudas a la compra son "insignificantes". No en vano, la inversión en un automóvil es la segunda mayor que afrontan las familias después de la vivienda.

Protestas ante el veto a los coches sin etiqueta en Madrid

En el caso de la Comunidad de Madrid, y en paralelo al plan MOVES III estatal, se han aprobado ayudas para la compra de coches alternativos (CERO y ECO) así como de etiqueta C. Los incentivos se enmarcan en el Plan Cambia 360, y contemplan ayudas de hasta 8.500 euros para vehículos CERO y 5.500 para los de etiqueta ECO, así como de 2.500 euros para vehículos de distintivo C.

Por otro lado el actual MOVES solo incluye enchufables (lo que casi obliga en la práctica a contar con garaje para instalar una toma), y los incentivos oscilan entre los 2.500 euros y los 7.000 euros según mecánica y si se achatarra o no un vehículo antiguo.

Ante esta tesitura, la Plataforma de Vehículos Afectados por la Movilidad presentó, junta a otras asociaciones, alegaciones ante la nueva Ordenanza Municipal que, aseguran, no han obtenido respuesta. Asimismo presentaron una queja ante el Defensor del Pueblo.

Por ello, se ha convocado una marcha de protesta el domingo 12 de septiembre en un recorrido entre Ventas y Paseo de la Castellana.

En Motorpasión | ¿Estoy preparado para comprar un coche eléctrico? Claves para saber si compensa | Europa quiere 30 millones de coches eléctricos circulando en 2030, pero la industria automotriz no lo ve factible |

Temas
Inicio