Europa prefiere los coches de gasolina, pero unos pocos eléctricos pueden bajar a lo bestia las emisiones. El ejemplo de Noruega

Europa prefiere los coches de gasolina, pero unos pocos eléctricos pueden bajar a lo bestia las emisiones. El ejemplo de Noruega
15 comentarios

A pesar del avance progresivo de los vehículos electrificados, los coches de gasolina reinaron el año pasado en Europa con más de la mitad de la cuota de mercado y las mayores emisiones medias de gramos de CO₂/km.

Pero ojo, que a los coches eléctricos puros no les ha ido mal: acabaron 2021 con una cuota del 11 %, superando a los castigados híbridos enchufables. Un éxito que debemos en parte a Noruega.

El último estudio de Jato Dynamics analiza la media de emisiones de CO₂ de los vehículos vendidos en 2021 en 17 mercados europeos (y según ciclo WLTP).

Los datos muestran que, a pesar de que el fin de la venta de nuevos coches de combustión está cerca, estos siguen siendo los más vendidos y consecuentemente los que más contaminan.

Jato Dynamics
Gráfico: Jato Dynamics.

En primer lugar y con una cuota de mercado del 55 %, el año pasado fueron los vehículos de gasolina los que más se vendieron en Europa, con unas emisiones medias de 134,2 g/km de CO₂.

Le siguen los coches diésel con una cuota de mercado del 22 % y unas emisiones medias de 129 g/km.

En tercer lugar y mejor posicionados que los híbridos enchufables (9,4% de cuota) encontramos a los eléctricos puros con un 11 % de cuota, a pesar de que cada vez es más complicado encontrar ese santo grial llamado "coches eléctricos baratos".

Recordemos que las ayudas a la compra de vehículos híbridos enchufables son cada vez menos populares en Europa.

La bajada de emisiones y el caso noruego

Como no podía ser de otra forma debido a la altísima penetración de coches eléctricos per cápita, Noruega lidera la lista de los 17 países analizados: en 2021 las emisiones de CO₂ descendieron casi un 50 %, hasta los 17 g/km en comparación con el año anterior.

Jato Grafico
Gráfico: Jato Dynamics.

A Noruega le siguen Finlandia, Suecia, Dinamarca y Alemania, mientras que en el polo opuesto encontramos a Grecia, Croacia, España y Eslovenia como los países donde menos se han reducido las emisiones en 2021.

En el caso de España esta reducción es de solo el 8 %.

En Noruega el panorama de ventas es similar al de sus socios: hay  muchos vehículos de combustión aún circulando y vendiéndose, pero las ventas de coches eléctricos están haciendo bajar la media de emisiones de esta forma tan espectacular.

Se han matriculado un total de 460.734 coches eléctricos, un 35 % más que en 2020. Pero ojo, que aún hay registrados muchos más coches diésel: 1,2 millones.

Coche Electrico

Esto prueba que el parque móvil noruego aún tiene muchos vehículos de combustión, pero aún así han conseguido hundir la media de emisiones gracias a que en 2021 el 65 % de las ventas fueron de eléctricos puros (176.000 unidades).

El país se prepara para prohibir la venta de nuevos vehículos de combustión en 2025, mientras marcas como Volkswagen se han adelantado y lo harán desde 2024.

Temas
Inicio