Bipi iba a ser la start-up que revolucionaría el pago por suscripción, pero al final la ha comprado uno de los fabricantes de coches más antiguos

Bipi iba a ser la start-up que revolucionaría el pago por suscripción, pero al final la ha comprado uno de los fabricantes de coches más antiguos
8 comentarios

Bipi, la start-up española especializada en la suscripción de coches, ha sido vendida hace apenas unos días, pero se desconocía el comprador. Tan solo cuatro años después de su nacimiento, Bipi ha sido adquirida ni más ni menos por el Grupo Renault, a través de su banco RCI Bank and Services.

La empresa ha adquirido el 100% de la startup española para entrar en el mercado de la suscripción de coches, un segmento en crecimiento dentro de la movilidad. Un acuerdo que se cerró, según El Confidencial, por una suma de 100 millones de euros.

Actualmente, la start-up cuenta con una flota de 10.000 coches la cual pretendía ampliar de cara al futuro a través de grupos de inversión, así como aumentar la plantilla que actualmente la componen 120 personas.

Ambas empresas informan que los cofundadores y el equipo directivo de Bipi, así como los socios estratégicos de la compañía, seguirán liderando el crecimiento y expansión de la empresa en nuevos mercados europeos. Por lo que compañía española seguirá funcionando como hasta ahora, ofertando distinas marcas de coches.

Las empresas automovilísticas se tienen que reinventar

Bipi2

Los fabricantes tradicionales están viendo cómo entran empresas en lo que siempre había sido su feudo, y están defendiendo el fuerte como pueden. Por ejemplo, comprando posibles contrincantes, como Bipi, ya que la suscripción de coches es un negocio en auge.

La operación se enmarca dentro de la estrategia marcada por el Grupo Renault y, en particular, de su división de movilidad Mobilize, centrada el alquiler, leasing o pago por uso de sus vehículos, pero también cuenta con servicios de car sharing, gestión de flotas, reacondicionamiento de vehículos antiguos y el reciclaje de las baterías.

Las empresas automovilísticas tienen que reinventarse si quieren seguir formando parte del futuro que actualmente se presenta, donde cada vez puede haber más gente que opte por un renting en vez de la compra real de un coche.

Otro de los cambios a los que se enfrentan los fabricantes de coches fue el sistema de financiación, de donde sacan gran parte de sus beneficios. Por lo que, si cada vez se venden menos coches, las casas no podrán contar con ese beneficio y tienen que innovar en las nuevas opciones de mercado.

En Motorpasión | La DGT recuerda cómo se debe adelantar a un ciclista en carretera y cuándo no se puede hacer

Temas
Inicio