Skoda ha cambiado algo más que su logotipo. Quieren ser la Volvo dentro del Grupo Volkswagen

Skoda ha cambiado algo más que su logotipo. Quieren ser la Volvo dentro del Grupo Volkswagen
6 comentarios

La presentación del concept car Skoda Vision 7S da el pistoletazo de salida a una nueva transformación del fabricante de automóviles checo, la más importante desde que pasó a formar parte del grupo Volkswagen en 1991.

Se rumorea que en el seno del Grupo Volkswagen se tiende a ver Skoda como la Volvo del grupo. Con esta transformación, Skoda va realmente a por ese concepto, esa imagen, pero sin pretender ser un rival directo de Volvo.

Un nuevo logotipo, una nueva estrategia con hasta seis nuevos modelos eléctricos para lograr el 70 % de sus ventas con coches de cero emisiones para 2030 y nuevo lenguaje estético marcan la nueva transformación de Skoda.

Skoda, que vendió más de un millón de coches en 2019 (pero menos de 800.000 unidades en 2021, tras la pandemia y la crisis de los microchips) se quiere posicionar como la Volvo del grupo. Pero no en el sentido de marca premium, sino como una marca racional, con un fuerte y depurado diseño y, sobre todo, con el énfasis puesto en los pasajeros. Y, por supuesto, con coches eléctricos (tampoco tiene elección).

La Volvo actual se define por el diseño depurado de sus modelos e interiores, por sus modelos centrados en los pasajeros y su seguridad y, en menor medida, por querer ser una marca electrificada (aunque en 2021 sólo el 27 % de sus ventas fueron de coches PHEV y eléctricos, esencialmente en Europa). Y, por supuesto, por sus precios de marca premium.

Un nuevo lenguaje estético

Skoda Vision 7S

La nueva Skoda nos enseñó esos mismo códigos con el Vision 7S. Su diseño es depurado y elegante, estrenando una nueva firma lumínica en forma de T. A bordo, el diseño de los Skoda actuales es bastante depurado, pero con el 7S van un poco más lejos, pero lo más llamativo es el aspecto en el que se centran en los pasajeros.

Así, el salpicadero tiene una pantalla táctil de grandes dimensiones, pero también tiene botones físicos para las funciones más habituales. Seguridad y ergonomía al servicio de los pasajeros.

Skoda Vision 7S

Pero sin duda el símbolo más fuerte del Vision 7S es la presencia de una sillita infantil en el centro y de espaldas al sentido de marcha. Es llamativo, por supuesto, pero también es la posición y el sitio más seguro en un coche para un bebé.

En los planes de Skoda no está convertirse en rival directo de la marca sueca. Tienen claro cuál es su hueco de mercado que les funciona y no lo van a dejar. Eso sí, van a ampliar la base de su clientela.

Además de las familias y los automovilistas que buscan la mejor relación precio/prestaciones, la marca quiere añadir un nuevo grupo objetivo a su base de clientes, que describe como "exploradores contemporáneos", es decir, gente más joven con un estilo de vida dinámico, algunos de los cuales disfrutan de actividades al aire libre.

Skoda Vision 7S

Es una manera de querer ir al extremo alto del segmento generalista, quedarse en los límites del premium. Y es que Skoda, reconocen sus dirigentes, aspira a un margen de beneficio para sus modelos del 12 % en este nuevo nicho.

En todo caso, Skoda se mantendrá como marca generalista, algo cada vez más inusual cuando unas pocas marcas apuestan por el low cost y la mayoría aspiran a querer ser premium. Y no todas lo van a lograr, obviamente.

Una gama eléctrica de hasta seis nuevos coches

Skoda Vision 7S

Skoda tiene como objetivo que los coches eléctricos representen el 70% de sus ventas anuales en Europa en 2030, frente al 10% actual. Para lograrlo, la empresa va a multiplicar el ritmo de sus lanzamientos. La marca presentará hasta seis nuevos modelos.

Todos ellos tendrán por base la plataforma modular MEB del Grupo Volkswagen, en su versión estándar o en su configuración A0, acortada para vehículos urbanos de tracción delantera.

El primero de esos nuevos modelos será un SUV compacto desarrollado bajo el nombre de Elroq. Su diseño de transición introducirá algunos elementos estéticos nuevos de la marca y vistos en el Vision 7S.

Plataforma MEB
Plataforma modular MEB

Con un tamaño similar al del Skoda Karoq actual, llegará al mercado en 2024 e irá ocupando progresivamente su hueco en la gama. El Karoq es el primo del SEAT Ateca, por cierto, y si el sucesor del Karoq es eléctrico, eso deja al Ateca en una posición delicada, es decir, sin sucesor, pues no hay planes para electrificar SEAT, al menos de momento.

El año 2026 verá la llegada de un coche urbano, fabricado en España por Seat junto a sus "primos" CUPRA Urban Rebel y Volkswagen, así como el SUV familiar derivado del concepto Vision 7S. Un modelo, por cierto, que fiel a la tradición de la marca, será muy cercano en su diseño al del concept car.

Skoda Vision 7S

A continuación, otros tres nuevos coches eléctricos se incorporarán a la gama de aquí a 2030. Esos tres modelos darán lugar a "familias" de modelos al dividirse en veriantes, como es el caso del Enyaq que tiene una versión coupé.

Un nuevo logotipo

Skoda logotipo

Todos estos cambios llevan a un nuevo logotipo. El logotipo es más que una simple forma para que se pueda reconocer una marca, es un símbolo que debe transmitir también los valores de la marca. Skoda, como antes Volkswagen, Nissan, Peugeot, Renault y Kia, abandona el logotipo en relieve, o 3D, por una versión 2D, más acorde con la era digital.

Skoda identidad visual

En la proa de los futuros modelos de Skoda, al igual que en el Vision 7S, el logotipo de la marca será sustituido por el nombre del fabricante escrito íntegramente con una nueva tipografía.

El signo diacrítico en la "Š" ha sido elegantemente integrado en la parte superior de la S. Skoda sigue así también la tendencia de no lucir un logotipo puro y duro en los coches sino simplemente la inscripción de la marca.

Sin embargo, el logotipo no desaparece y ha sido rediseñado. En consonancia con la moda del momento, adopta una configuración monocromática en 2D, así como unas características refinadas.

Skoda Evolution Logo

Están presentes la flecha que simboliza el movimiento hacia el futuro, el punto que representa la precisión industrial y el tocado de los nativos americanos introducido hace casi un siglo tras la inspiración de Tomas Maglic, entonces director comercial de Skoda.

Temas
Inicio