Financiar o al contado. Cuánto cuesta realmente pagar un coche y por qué vamos hacia un modelo de compra sin propiedad
Compra de coches

Financiar o al contado. Cuánto cuesta realmente pagar un coche y por qué vamos hacia un modelo de compra sin propiedad

¿Al contado o financiado? Se suele decir que la compra de un coche es la segunda inversión más importante de una familia después de la vivienda. Tanto es así que el precio de un coche nuevo es suficientemente elevado para que un persona se plantee financiarlo.

Y las marcas multiplican las diferentes formas de financiación a disposición del cliente con el objetivo de poder vender coches. ¿Qué diferencia hay entre pagar un coche al contado y financiarlo? ¿Qué fórmulas de financiación existen? ¿Y sobre todo qué diferencias hay entre ellas?

Comprar un coche al contado es en teoría la manera más económica de hacerse con un coche. El precio es el que es, y es el que se paga. No hay letra pequeña. Se puede disponer del coche a su antojo, hacer los kilómetros que uno quiera y no hay cuota que pagar cada mes.

Sin embargo, no es algo que esté al alcance de todos los compradores. Y aunque sí esté al alcance, es legítimo no querer descapitalizarse y optar por financiar el coche en la proporción que más le convenga a cada uno.

Existen dos grandes tipos de financiación para hacerse con un coche y una tercera opción en discordia: financiación lineal, leasing y renting.

Financiación lineal, el crédito de toda la vida

Crédito

La primera opción es la financiación lineal. Es el clásico crédito al consumo, ya sea facilitado por nuestra entidad bancaria o por la propia marca. Se paga una entrada y una serie de cuotas al mes hasta la cancelación del crédito. Y en ese momento, el coche pasa a ser nuestro.

Obviamente, los créditos no son gratis y se pagan intereses, por lo que al final el coche habrá costado más caro que si se hubiese pagado al contado. Además, salvo oferta comercial, el mantenimiento del coche, su seguro, pasar la ITV y las posibles reparaciones corren a cargo del comprador. Es algo a tener en cuenta en nuestro presupuesto.

Leasing, el alquiler con opción a compra

calculadora coche

La segunda es la conocida como leasing, aunque algunas marcas le dan su propio nombre comercial. Aunque en inglés, la palabra es sinónimo de alquiler, el leasing en España es un alquiler con opción a compra y no un simple alquiler (éste sería el renting).

En estas fórmulas tipo leasing se paga una entrada, unas cuotas al mes durante el tiempo estipulado y al final del contrato el cliente tiene las siguientes tres opciones:

  • Pagar una última cuota, que puede ser de hasta el 25 % del precio del coche si se quiere la propiedad del coche.
  • Devolver el coche y optar por otro modelo de la marca.
  • Devolver el coche, sin más.

Una de las ventajas que tiene esta fórmula cuando la propone el fabricante es que, al igual que un renting, el mantenimiento, el seguro, la ITV y las posibles reparaciones corren a cargo de la marca, no del cliente. Y si se decide devolver el coche sin más u optar por otro modelo de la marca, el coste del coche habrá sido inferior al precio al contado.

Automobile

Claro está, si no se toma en cuenta el posible valor de reventa de un coche en propiedad. Pero por otra parte, ese valor de reventa es también muy variable (kilometraje, estado general, edad del coche).

Una de las desventajas de este tipo de fórmulas es la limitación de los kilómetros que le podamos hacer al coche. Lo habitual suelen ser 10.000 km al año en un contrato de cuatro años. Pasarse de esos 40.000 km al final del contrato, implica una penalización. Y es que la marca, luego ha de poder vender el coche en el mercado de segunda mano, si posible con menos de 60.000 km.

Renting, el clásico alquiler

concesionario audi

El renting, sería la tercera opción en discordia. No se puede hablar de financiación propiamente dicha ya que se trata de un alquiler puro y duro. Se paga una cuota de entrada, variable según la financiera o la marca, las cuotas mensuales y ya está.

Salvo el combustible o la electricidad y en ocasiones los neumáticos, todo corre a cargo de la marca o la financiera. Otra ventaja es el control de gastos. Por ejemplo no hay un gasto inesperado porque una sonda del radiador se haya roto fuera de garantía.

Las empresas y los autónomos pueden, además, recuperar parte del IVA, la cuota es deducible como gasto corriente y no se computa como endeudamiento.

Entre las limitaciones del renting suele estar el kilometraje limitado, que suele hacer subir la cuota si nos salimos del habitual 10.000 km al año durante 48 meses.

Tres ejemplos prácticos

Para que sea más fácil ver las diferencias entre las tres fórmulas, hemos comparado las tres fórmulas de pago en un Toyota Corolla en versión de 125 CV, un MINI Cooper SE eléctrico y un Hyundai Tucson híbrido de 230 CV. Se partió de la misma base en los tres casos de una financiación a lo largo de 48 meses, el kilometraje máximo puede variar según las marcas entre 10.000 km y 15.000 km al año.

Toyota Corolla 125H Style

Toyota Corolla


Contado

financiación lineal 48 meses

leasing 48 MESES

renting 48 MESES

Precio PVP

26.499,99 €

26.499,99 €

25.149,99 €

26.550 €

Entrada

0

8.131,57 €

8.131,57 €

3.025  €

COMISIón DE APERTURA

0

549,22 €

508,85 €

nd

cuota mensual (48)

0

461,39 €

195,09 €

359,37 €

Cuota final

0

0

13.168,38 €

0

MANTENIMIENTO Y SEGURO INCLUIDO

No

Sí (como promoción)

COSTE  FINANCIACIÓN (INTERESES MÁS COMISIONES)

0

3.229,08 €

5.005,43

0

TOTAL

26.499,99 €

30.278,29 €

30.664,27 €

20.274,76 €

total devolviendo el coche

-

-

17.495,89 €

-

MINI Cooper SE acabado Classic

Mini Cooper SE


Contado

financiación lineal 48 meses

leasing 48 MESES

renting 48 MESES

Precio PVP

38.099, 49 €

38.099, 49 €

38.099, 49 €

38.099, 49 €

Entrada

0

11.415 €

9.512 €

7.610 €

COMISIón DE APERTURA

0

396,86 €

425,21 €

nd

cuota mensual (48)

0

656,51 €

406,65 €

589 €

Cuota final

0

0

17.300,85 €

0

MANTENIMIENTO Y SEGURO INCLUIDO

No

No

COSTE  FINANCIACIÓN (INTERESES MÁS COMISIONES)

0

7.856,03 €

8.301,12 €

0

TOTAL

38.099, 49 €

45.906,02 €

46.351,11 €

35.082 €

TOTAL DEVOLVIENDO EL COCHE

-

-

29.050,29 €

-

Hyundai Tucson HEV 230 CV acabado Maxx

Hyundai Tucson Hybrid 230 CV


Contado

financiación lineal 48 meses*

leasing 48 MESES

renting 48 MESES

Precio PVP

37.825 €

37.825 €

34.525,00 €

37.825 €

Entrada

0

11.825 euros

1.000 €

0

COMISIón DE APERTURA

0

2.261,41 €**

1.257,19 €

nd

cuota mensual (48)

0

666,82

534,83 €***

543,77 €

Cuota final

0

0

18.568,53 €

0

mantenimiento y seguro incluido

No

No

coste  financiación (intereses más comisiones)

0

2.255,41 €

10.257,27 €

0

TOTAL

37.825 €

40.080 €

44.782,27 €

26.100 €

TOTAL DEVOLVIENDO EL COCHE

-

-

24.755 €

-

*Entidad financiera. Hyundai no propone financiación lineal en este modelo.

**Comisión de apertura y seguro de impago.

***46 cuotas en este caso.

El fin del modelo de compra en propiedad

Concesionario BMW

Si nos limitamos a mirar la cantidad desembolsada para disponer de un coche durante cuatro años, el leasing usando la opción de devolver el coche es incluso más interesante que el propio renting.

En estos ejemplos, el ahorro con respecto al precio de compra ronda los 10.000 euros de media. Eso es sin contar las revisiones, alguna posible reparación y el seguro, gastos que no habrá que desembolsar pues corren a cargo de la marca y no del cliente.

En todo caso, el desembolso en caso de renting o leasing devolviendo el coche es notablemente muy inferior al clásico crédito o con respecto al pago al contado. La financiación lineal, el crédito, es sin duda el pero de los escenarios para disponer de un coche nuevo.

Entrega llave

El coste del crédito puede ser muy elevado. Y a menudo, el descuento propuesto por la marca desaparece con el coste del crédito, en el mejor de los casos, descuento y coste de crédito se igualan. Lo comido por lo servido. Aunque lo habitual es que al final el coche salga más caro, hasta 7.000 euros más caro en el caso del MINI Cooper SE.

Sin embargo, estas fórmulas no convienen a todo el mundo. En el caso de una financiación clásica, se puede optar a un mayor plazo, hasta 84 meses, por ejemplo, para que las cuotas mensuales sean inferiores. En el ejemplo del Toyota Corolla, la cuota mensual bajaría así a 294,38 euros durante 84 meses.

Al final, no es sólo una cuestión de mirar con qué fórmula se paga menos o si el crédito es más o menos caro, sino de optar por la fórmula que más convenga en ese momento en función de su capacidad financiera.

En todo caso, las marcas lo tienen claro, no les interesa una compra al contado. Es habitual que en caso de financiación hagan un descuento sobre el precio del coche, por ejemplo, para atraer el cliente hacia la financiación. Y es que las marcas también ganan dinero con los contratos de crédito o leasing. Hasta los compra-venta de coches usados aplican ahora está técnica de un precio más caro si no se financia.

No es de extrañar, por tanto, que la fórmula de renting guste cada vez más. En lo que va de 2022, algo más del 24 % de las matriculaciones de turismos en España se han hecho vía renting. Y es que poco a poco nos alejamos del modelo de compra en propiedad.

Temas
Inicio