Así es el esperado Skoda VISION 7S, un SUV eléctrico de siete plazas que indica hacia dónde se dirige el futuro de la marca
Coches eléctricos

Así es el esperado Skoda VISION 7S, un SUV eléctrico de siete plazas que indica hacia dónde se dirige el futuro de la marca

Skoda ha decidido pegarle un empujón a su apuesta por la electromovilidad y lanzará tres nuevos modelos en 2026 acompañados por una inversión de 5.600 millones de euros en electromovilidad y 700 millones de euros en digitalización. El Skoda VISION 7S es el adelanto del futuro SUV eléctrico de siete plazas y te contamos todo sobre él.

Skoda estrena un nuevo lenguaje de diseño, un nuevo logotipo y una moderna identidad corporativa que irán adoptando sus concesionarios, instalaciones y coches de cara a la implantación de su estrategia Next Level – Skoda Strategy 2030, bajo la que tienen previsto que la cuota de ventas de vehículos totalmente eléctricos de la marca Skoda en Europa supere el 70% antes de esa fecha.

VISION 7S, el Simply Clever reinventado en clave eléctrica

Skoda VISION 7S

A los modelos puramente eléctricos que ya habían anunciado y que están en fase de desarrollo, se unen ahora tres nuevos modelos para 2026 que estarán compuestos por un coche pequeño, un SUV compacto y un modelo de siete plazas para familias que adelanta sus líneas con este prototipoel VISION 7S.

Desarrollado sobre la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, el VISION 7S es un prototipo de SUV de siete plazas dirigido al segmento más alto de producto de la marca.

Lo más importante del VISION 7S es que adelanta el lenguaje de diseño que se comenzará a aplicar a los modelos Skoda a partir del 2024, con el nuevo Octavia. Antes llegarán los nuevos SUPERB y el KODIAQ en la segunda mitad del próximo año, modelos que mantendrán sus motores de combustión optimizados para hacerlos lo más eficientes posibles.

Skoda VISION 7S

Para esa nueva era eléctrica y digital, Skoda apuesta por unas líneas claras y reducidas que enfatizan la simplicidad de sus coches. El frontal está marcado por el Tech-Deck Face, un nuevo estilo diferente al actual pero con ciertas reminiscencias.

El Tech-Deck Face se puede considerar como una moderna reinterpretación de la parrilla que lucen los SKODA, aunque es más plano y ancho que el estilo anterior.

Para las nervaduras se ha optado por un cristal oscuro que oculta los sensores del vehículo. Los logotipos de Skoda abandonan el diseño en 3D y ahora vemos sobre el capó la palabra Skoda en todo su esplendor.

Skoda VISION 7S

También encontramos unas ópticas de nuevo diseño, con faros delanteros situados más en los extremos. Segmentados en dos filas, una encima de la otra, el grupo de cuatro luces forma una ‘T’.

Las luces diurnas se extienden hasta las aletas del vehículo y forman la línea superior de la ‘T’, enmarcando visualmente el frontal. Las luces LED traseras también están dispuestas en forma de ‘T’ y allí también se extienden hacia las aletas.

Parachoques fabricados con neumáticos reciclados

Si esta idea llega a producción, los futuros Skoda no tendrán solo neumáticos en las llantas, sino también en los parachoques. El VISION 7S emplea neumáticos reciclados para estos elementos y para los revestimientos de los pasos de rueda. Con este material se consigue un efecto visual de robustez.

Skoda VISION 7S

En la parte frontal lucen siete tomas de aire verticales, a través de las cuales el aire se dirige a los sistemas de refrigeración y a los frenos. Si nos vamos a la trasera, hay nueve salidas de aire verticales en el parachoques trasero.

¿Y qué son esos elementos de color naranja tan llamativos? Son los Flashy Orange, piezas que se pueden extraer para que sirvan de ganchos y utilizarse para cortar de forma segura la corriente de alta tensión del vehículo desde el exterior, si fuese necesario.

Los pasos de rueda cuadrados albergan en su interior llantas de 22 pulgadas que optimizan su resistencia aerodinámica al estar prácticamente cerradas. Hay salidas de aire adicionales entre los pasos de rueda y por encima de los faldones laterales.

Skoda VISION 7S

La línea del techo es completamente plana y da lugar a un módulo del habitáculo de grandes dimensiones, que adelanta el amplio espacio interior con el que quieren dotar a este modelo.

En la parte posterior, un enorme alerón sirve tanto para enfatizar su diseño como para mejorar la aerodinámica. El pilar D triangular se extiende hacia la parte posterior del coche y marca el estilo de esa trasera tan llamativa.

Todo esto viene acabado en el color Explorer Green, siendo así el primer Skoda en el que se emplea un color de carrocería mate.

Para alcanzar los más de 600 kilómetros de autonomía deseados en el ciclo WLTP, cuenta con una batería de 89 kWh que se puede beneficiar de un sistema de carga rápida que alcanza los 200 kW.

Un interior para conducir o para relajarse mientras carga

Skoda VISION 7S

Lo más llamativo del interior del Skoda VISION 7S es que cuenta con dos configuraciones de interior distintas, "conducción" y "relajación". En la primera de ellas, el coche está configurado para ser conducido, con el volante a la distancia que define el conductor, los asientos en posición hergonómica y todos los controles hápticos y digitales a mano.

Los ocupantes disfrutarán de siete plazas muy amplias, con una distribución simétrica y novedades tan llamativas como la silla infantil que se sitúa justo delante de la segunda fila de asientos en el sentido opuesto a la marcha, de forma que no elimina una plaza y es más práctico para vigilar a los pequeños.

Skoda VISION 7S

De hecho según Skoda esta situación es óptima, ya que es el punto más seguro del coche. Entre las soluciones que han pensado, está la opción de colocar una cámara de vigilancia del pequeño que se podría ver desde la pantalla delantera.

Cuando estamos conduciendo, la pantalla táctil central de 14,6 pulgadas está orientada verticalmente para mejorar la accesibilidad y la superposición de información.

Pero en Skoda han pensado también en esos momentos en los que tienes que parar a cargar el coche, y han querido dotarlos de una nueva configuración interior. Al cargar el vehículo, se puede seleccionar el modo "relajación" pulsando un botón en la consola central.

Skoda VISION 7S

Entonces de forma sincronizada, el interior se transforma: el volante y el cuadro de instrumentos se deslizan hacia atrás, alejándose del conductor y los pasajeros, para crear un espacio adicional. Los asientos delanteros giran y se inclinan y de esta forma los ocupantes de la segunda fila de asientos pueden ver con claridad la pantalla.

El volante es plano arriba y abajo, y la curvatura es mínima en el aro. Solo tiene dos radios sólidos en las posiciones que marcan las 12 y las 6 horas. Con esta solución se consigue que el conductor pueda ver con claridad la pantalla de instrumentos digital, que mide 8,8 pulgadas.

Entre las múltiples soluciones Simply Clever de nueva generación, destacan unas prácticas mochilas que se fijan magnéticamente a los respaldos de los asientos y se pueden llevar cuando es necesario.

Skoda VISION 7S

También se utiliza sistema magnético para fijar los smartphones en la consola central, ya que estos son una parte fundamental como fuente de información y entretenimiento a bordo.

No pinta nada mal este adelanto del futuro de la marca Skoda, la línea que está tomando y su decidida apuesta para hacerse con un hueco importante dentro del elen

Temas
Inicio