Hoy, en parecidos razonables: los cargadores para coches eléctricos de Ford y su diseño 'inspirado' en los Supercharger de Tesla

Hoy, en parecidos razonables: los cargadores para coches eléctricos de Ford y su diseño 'inspirado' en los Supercharger de Tesla
5 comentarios

Desde principios de mes ya se pueden cargar coches eléctricos de otras marcas en los Supercargadores de Tesla tal y como Elon Musk había anunciado en 2020 que pasaría. Por el momento es una posibilidad que se da en los Países Bajos, pero solo es cuestión de tiempo que se amplíe a otras regiones. Mientras tanto, otras marcas parecen “inspirarse” en ellos, como es el caso de Ford.

Para muestra la imagen que abre este post que corresponde a los puntos de carga de uno de los concesionarios de Ford en Dover, Delaware (EEUU), y que ha corrido como la pólvora por las redes generando mucha controversia. Y es que además de que estos puntos de carga tienen un diseño sospechosamente similar a los Supercargadores de Tesla, en realidad no tienen nada que ver.

Supercargadores parecen, puntos de recarga lentos son

La amas o la odias, pero lo cierto es que desde que irrumpió en el mercado Tesla cambió las reglas del juego en cuanto a desarrollo y producción de vehículos eléctricos y hoy en día se ha convertido en el principal rival a batir para grandes fabricantes más tradicionales como Volkswagen o Ford, en pleno proceso de transformación hacia la movilidad eléctrica.

Para algunos fabricantes más modestos como Rivian, que actualmente lucha por acabar de despegar, parece claro que Tesla es un referente o una inspiración… pero los límites entre la inspiración y el plagio en ocasiones son muy delgados. Tanto, que la firma californiana incluso ha llegado a demandar a otras marcas y start-ups como la china XPeng “por copiar” o adueñarse de algunos aspectos relacionados con su tecnología.

El último caso relacionado con “la búsqueda de inspiración” en Tesla por parte de otros fabricantes es especialmente llamativo porque afecta de lleno a Ford. Los puntos de carga que acaba de instalar el gigante del óvalo azul en un concesionario de Delaware imitan descaradamente en su diseño a los Supercargadores de la marca.

Spercargadores Tesla
Supercargadores Tesla

Salvo por los colores lógicamente corporativos son “casi idénticos”, pero solo en lo tocante a su diseño. En cuanto a tecnología estos puntos de recarga de Ford ni siquiera son cargadores rápidos: son puntos de corriente alterna Nivel 2 (hay varios tipos, pero generalmente estos tienen hasta 19,2 kW de potencia de salida).

En contrapartida, los Supercargadores de Tesla son cargadores rápidos de corriente continua que, según la versión, pueden entregar hasta 250 kW de potencia. Por el momento se desconoce si esta controversia se debe a una iniciativa de Ford o si el concesionario ha jugado “en solitario”, pero lo cierto es que no es la primera vez que pasa algo parecido.

Como ya se ha encargado de recordar un usuario en las redes sociales, en 2019, en un concesionario de Lincoln (marca premium de Ford) ya se vio un punto de carga AC Nivel 2 con diseño similar.

Tras el revuelo ocasionado en las redes la respuesta por parte de Tesla no se ha hecho esperar, y el disector de diseño de productos de la marca, Javier Verdura (en respuesta a un tweet de otro usuario), ya ha comentado al respecto que los puntos de carga de Ford son “una imitación falsa, innecesariamente grande y mal ejecutada de nuestro diseño».

Aunque Ford no dispone de una red de carga propia para vehículos eléctricos en la actualidad, junto a otros fabricantes como BMW, Hyundai, Mercedes-Benz y Volkswagen forma parte de la iniciativa IONITY, que tiene entre sus objetivos crear una completa red de carga ultra-rápida en Europa.

Tesla posee una red de 25.000 Supercargadores en el mundo. Más de 600 de estas estaciones de carga rápida están diseminadas por Europa. Y aunque las redes de recarga públicas, como la de IONITY, y otras iniciativas privadas se están expandiendo, están lejos todavía de alcanzar la cobertura y la facilidad de uso que propone Tesla.

Su reciente apertura a otras marcas salvo excepciones como los Kia Soul EV de primera generación o los Nissan que únicamente dispongan de toma CHAdeMO (sólo los coches eléctricos con una toma combo CCS pueden usar Supercargadores) busca “animar a más conductores a pasarse a la conducción eléctrica", según Tesla.

Pero también se trata de una estrategia que busca generar nuevos ingresos y desarrollar una nueva y provechosa área de negocio.

En Motorpasión | Probamos el Tesla Model 3 Performance en circuito. Y sí, un coche eléctrico puede hacer sombra a un BMW M3 | Probamos el KIA EV6, el coche eléctrico de hasta 585 CV y 528 km de autonomía que pone a KIA en la órbita de los premium

Temas
Inicio