Es oficial: ya se puede cargar cualquier coche eléctrico en los Supercargadores de Tesla

Es oficial: ya se puede cargar cualquier coche eléctrico en los Supercargadores de Tesla
13 comentarios

Tesla ya permite a los conductores de otros coches eléctricos cargar en los Supercargadores de la marca, tal y como Elon Musk había anunciado en 2020. Si bien se trata inicialmente de un programa piloto limitado a los Países Bajos, el desbloqueo de la red de Supercargadores es un paso importante para Tesla y el mercado de los coches eléctricos en su conjunto.

Así, los conductores holandeses de vehículos eléctricos que no sean de Tesla ya pueden acceder a las estaciones de carga rápida de Tesla a través de la aplicación de Tesla.

Éstos, sin embargo, no tendrán una experiencia de carga totalmente fluida. Mientras que los conductores de Tesla llegan y simplemente enchufan y desenchufan el coche, el resto de conductores tendrán que indicar en la aplicación cuándo iniciar y detener la sesión de carga. Más o menos, como en cualquier otra red de carga.

Por otra parte, si bien el precio de la electricidad seguirá siendo el mismo para los propietarios de Tesla, los precios de recarga para los conductores que no sean de Tesla incluirán costes adicionales.

Es la consecuencia de admitir una amplia gama de vehículos y ajustes del sitio para acomodar estos vehículos, explican desde Tesla. El precio de la carga puede reducirse con pagando una suscripción, al estilo de lo que propone Ionity.

A nivel práctico, además, sólo los coches eléctricos con una toma combo CCS podrán utilizar los Supercargadores de Tesla. Esto deja fuera esencialmente a los Mitsubishi, al Kia Soul EV de primera generación y a los Nissan que solo dispongan de toma CHAdeMO. A partir del Nissan Ariya, por cierto, y que aún está por comercializar, los Nissan eléctricos vendidos en Europa dispondrán de toma CCS.

Abrir los Supercargadores a otros será una nueva área de negocio para Tesla

Tesla Supercargador

El programa piloto permitirá a Tesla "ganar experiencia, controlar el flujo en los cargadores y recoger las opiniones de los usuarios" sean o no de Tesla, dijo la compañía en su página web.

Tesla anima a sus conductores a seguir utilizando las 10 ubicaciones con normalidad, probablemente para asegurarse de que obtiene datos coherentes sobre cómo se ven afectados sus usuarios principales, es decir, los clientes que compraron un Tesla.

Y es que una de las principales ventajas de tener un Tesla no es tanto su autonomía ni su tecnología, sino su red de Supercargadores que permiten viajar limitando al máximo los condicionantes que implica hacerlo con un coche eléctrico.

Tesla Supercargador

Tesla posee una red de 25.000 Supercargadores en el mundo. Y aunque las redes de recarga públicas, como la de Ionity y otras iniciativas privadas se están expandiendo, están todavía lejos de alcanzar la cobertura junto con la facilidad de uso que propone Tesla.

A modo de comparación, si miramos los puntos de carga que posee Ionity, el consorcio puesto en marcha por el grupo Volkswagen, el grupo BMW, el grupo Hyundai y Ford, posee en Europa 379 estaciones de carga rápida y tiene previsto a término alcanzar las 400 estaciones.

Tesla Supercargador

En frente, Tesla posee más de 600 estaciones de carga rápida en Europa. En Holanda, donde Tesla abre 10 estaciones de carga de las más de 30 que posee en ese país, Ionity sólo tiene 10 estaciones de carga.

"Nuestra ambición siempre ha sido abrir la red de Supercargadores a los coches eléctricos que no son de Tesla para animar a más conductores a pasarse a la conducción eléctrica", aseguran desde Tesla.

En el fondo, la idea no es tanto fomentar el uso del coche eléctrico, como generar nuevos ingresos y desarrollar una nueva área de negocio. Sin duda puede fomentar el uso al suplir las carencias de la red de carga en Europa, pero Tesla es una empresa privada, no una ONG.

Se trata ante todo de ganar dinero y tener una superioridad estratégica frente a otras redes de carga rápida, ya sean Ionity, de petroleras y sus estaciones de servicio o de otras iniciativas privadas.

Tesla Supercargador

Estos nuevos ingresos, una vez superada la fase piloto, permitirán abaratar el coste de los Supercargadores, proponer precios de carga más asequibles para los conductores de Tesla y atraer nuevos clientes, tanto a su red como, aunque en menor medida, a sus coches.

El siguiente paso en la movilidad eléctrica va a ser una guerra de precios en los puntos de carga.

En Motorpasión | Probamos el Tesla Model 3 Performance en circuito. Y sí, un coche eléctrico puede hacer sombra a un BMW M3 | Probamos el KIA EV6, el coche eléctrico de hasta 585 CV y 528 km de autonomía que pone a KIA en la órbita de los premium

Temas
Inicio