No hay crisis (para algunos): tan solo 10 coches se han subastado por casi 100 millones en Monterey

No hay crisis (para algunos): tan solo 10 coches se han subastado por casi 100 millones en Monterey
1 comentario

¿Recuerdas el Ferrari 410 Sport Spider del que te hablamos hace unas semanas? Una de las dos unidades fabricadas en 1955 salía a subasta y podía alcanzar un precio récord por ser uno de los Ferrari más especiales de la historia.

Pues bien, esta bestia de competición pilotada por Carroll Shelby en los años 50 ya tiene nuevo dueño. Como esperábamos, ha sido la estrella indiscutible de las subastas de la Monterey Car Week. Por supuesto, se ha vendido por una cifra millonaria. Pero no es el único.

Uno de los coches favoritos de Enzo Ferrari

Ferrari 410 Sport Spider 2
Foto: Patrick Ernzen, cortesía de RM Sotheby's

Se trata del Ferrari 410 Sport Spider con número de chasis 0598 CM que participó en casi 40 carreras entre 1956 y 1958, logrando 11 victorias y 19 podios. En su día, la prensa lo apodó “el Monstruo de Módena” y Carroll Shelby fue el piloto que más éxitos logró a sus mandos.

Su firma está grabada en el depósito de combustible, acompañada de una inscripción que reza “El Sr. Ferrari me dijo que este era el mejor Ferrari que había construido”.

No es de extrañar, por tanto, que este animal de competición con motor V12 de 400 CV fuese uno de los que más expectaciones despertó en las subastas de la Monterey Car Week.

Firma de Carroll Shelby en Ferrari 410 Sport Spider
Foto: Patrick Ernzen, cortesía de RM Sotheby's

Como cada año, el evento celebrado en California, Estados Unidos, reunió a algunas de las mejores joyas de la historia del automóvil y sirvió de escenario para presentar los modelos más exclusivos -y caros- del momento. Allí vieron la luz el Bugatti W16 Mistral o el Hennessey Venom F5 Roadster.

Sin embargo, ningún hypercar fue capaz de hacer sombra a los clásicos que se dejaron ver en Monterey. Por muchas ediciones limitadas que lancen los fabricantes, los clásicos siguen subiendo como la espuma y no tienen rival. Solo hay que ver el Mercedes-Benz SLR que se vendió hace unos meses por 135 millones de euros.

Esta cita es una de las más importantes en el mundo de los clásicos, en parte por la cantidad que subastas que se llevan a cabo, lo que la convierte en una de las mejores oportunidades del año para hacerse con algunos de los  coches más singulares de la historia.

Ferrari 410 Sport Spider 3
Carrol Shelby al volante del 0598 CM en el GP de Cuba de 1957

Sin ir más lejos, el Porsche 911 ‘Sally Special’ inspirado en la protagonista de la película ‘Cars’ se ha vendido en la Monterey Car Week 2022 por una cifra astronómica: 3,6 millones de dólares, al cambio actual, unos 3,62 millones de euros.

Es una cantidad muy elevada, pero resulta ridícula si la comparamos con el precio alcanzado por algunos clásicos. Una vez más, los Ferrari han sido los modelos más cotizados, tanto los más antiguos, como otros más modernos (Ferrari 512 M, Superamerica de 2005 o F300 de F1 de 1998).

Pero el rey indiscutible de las subastas de Monterey ha sido el Ferrari 410 Sport Spider de 1955 que pilotaron Carroll Shelby o Eugenio Castelloti, entre otros. Se ha vendido por 22.005.000 dólares, es decir, 22,1 millones de euros al cambio.

Está lejos de los 48 millones de dólares que se pagaron en 2018 por un Ferrari 250 GTO, pero eso no impide que sea uno de los Ferrari más caros de todos los tiempos.

Los 10 coches más caros de la subasta de Monterey 2022

Si nos centramos exclusivamente en la Monterey Car Week 2022, el segundo automóvil más caro que se ha subastado es el Mercedes-Benz 540 K Special Roadster by Sindelfingen de 1937. Se ha vendido por 9,9 millones de dólares.

Mercedes Benz 540 K
Mercedes-Benz 540 K Special Roadster de 1937. Foto: Darin Schnabel, cortesía de RM Sotheby's

Pisando los talones al alemán se encuentra el Hispano-Suiza H6C “Tulipwood” Torpedo que carrozó Nieuport-Astra con madera en 1924. ¿Su precio? 9,25 millones de dólares.

El cuarto puesto ha sido para el Ferrari 500 TRC Spider Scaglietti de 1957, vendido por 7,82 millones de dólares. El resto del Top10 (al menos de los que conocemos el precio) es para Ferrari, salvo un Talbot-Lago T150-C SS Teardrop Coupé de 1938 que se vendió por 7,27 millones de dólares.

Hispano Suiza H6C
Hispano-Suiza H6C "Tulipwood". Foto: Darin Schnabel, cortesía de RM Sotheby's

Entre todos los Ferrari clásicos subastados por RM Shoteby’s por varios millones de dólares, destaca el Ferrari F300 de F1 con el que Michael Schumacher ganó cuatro Grandes Premios en la temporada 1998. Llegó a los 6,22 millones de dólares y fue el décimo más caro de la subasta.

También llama la atención el precio que están alcanzando los Ferrari menos antiguos. Y es que un Ferrari 288 GTO de 1985 se vendió en Monterey por 4,4 millones de dólares, mientras que un Ferrari F40 de 1992 cambió de manos por 3,86 millones de dólares. Eso sí, el Ferrari F40 más potente jamás concebido no llegó a venderse.

Ferrari F300
Foto: Kevin Van Campenhout, cortesía de RM Sotheby's

Está claro que Ferrari sigue triunfando en las subastas, tanto con sus modelos clásicos como con los que son más modernos. Todos ellos siguen teniendo la capacidad de eclipsar a los nuevos hypercar, a pesar de que el precio de estos últimos no deja de subir.

Si ponemos los números sobre la mesa, en el Top10 de coches más caros de Monterey 2022 hay siete Ferrari. Del Top15, diez de ellos son Ferrari. Del Top20, 12 de ellos son Ferrari. El primer Porsche de está lista está en la posición 16; es un 718 RSK de 1959 vendido por 4,3 millones de dólares.

Eso sí, siempre hay coches que consiguen hacer sombra a la marca italiana y en esta ocasión ha sido un Mercedes-Benz, pero también uno de los Hispano-Suiza más especiales de la historia, aunque ambos hayan quedado lejos del Ferrari de Carroll Shelby.

Temas
Inicio