Solo habrá cinco Mercedes-AMG GT3 Edition 55. Tan radicales que es ilegal usarlos en cualquier competición

Solo habrá cinco Mercedes-AMG GT3 Edition 55. Tan radicales que es ilegal usarlos en cualquier competición
2 comentarios

Mercedes-Benz lleva varios meses celebrando el 55 aniversario de AMG. Primero llegó el Mercedes-AMG G 63 y más tarde los Mercedes-AMG Clase A y CLA, pero ahora es el turno para un modelo todavía más especial: el Mercedes-AMG GT3 Edition 55.

La variante de competición del supercar alemán se pone el traje de cumpleaños, estrena equipamiento específico e incluye un regalo muy exclusivo para los clientes que se hagan con una de las cinco unidades a las que se limitará su producción.

55 años dan para mucho

Mercedes Amg Gt3 Edition 55 1

Los éxitos del departamento AMG de Mercedes-Benz se dividen en dos. Por un lado, hay que hablar de los múltiples modelos de producción que han llegado a las calles con el sello de Mercedes-AMG. Por otro lado, están los coches de carreras que llevan más de cinco décadas arrasando en los circuitos de todo el mundo.

Sin los segundos, los primeros no tendrían sentido. Es por ello que Mercedes-Benz ha reservado un sitio especial para su división de competición en la celebración del 55 aniversario de AMG.

Después de presentar las versiones Edition 55 de algunos de sus coches de calle, llega el turno de uno de los coches más singulares de la firma: el Mercedes-AMG GT de carreras.

Mercedes Amg Gt3 Edition 55 3

A lo largo de los próximos meses, saldrán cinco unidades del Mercedes-AMG GT3 Edition 55 de la fábrica de Affalterbach. Todas ellas rinde homenaje a los éxitos que ha logrado AMG en los circuitos desde que consiguió la primera victoria con el Mercedes-Benz 300 SEL 6.8 AMG en las 24 Horas de Spa en 1971.

Más de cinco décadas después, AMG sigue cosechando triunfos en las pistas de carreras. Sin ir más lejos, el Mercedes-AMG GT3 ha logrado un histórico doblete (primero y segundo) en las 24 Horas de Spa de este año.

El coche que venció en Spa es el protagonista de esta nueva edición especial, aunque las cinco unidades que se fabricarán son mucho más exclusivas que cualquier otro Mercedes-AMG GT3 que se haya producido.

Mercedes Amg Gt3 Edition 55 5

Para empezar, estrenan un rango específico de números para su número de chasis (GT3.190-55) y una decoración especial. Todos ellos están pintados en color gris alpino, tienen detalles en rojo, lucen el escudo de Affalterbach (el lugar de origen de AMG) en los laterales y el logotipo del 55 aniversario en componentes como el alerón trasero.

Por dentro, el asiento está bordado con el mismo logotipo del 55 aniversario y cuenta con placas con la inscripción “Edition 55- 1 of 5” en la consola central y el asiento de carbono.

Además, los arneses de seguridad están rematados con detalles plateados. Otra de sus particularidades es que la instrumentación digital da la bienvenida al piloto con el logotipo del 55 aniversario.

Mercedes Amg Gt3 Edition 55 10

Pero lo más interesante tiene que ver con la mecánica. Ninguna de las cinco unidades de esta bestia de circuito está sujeta a la normativa de homologación de la FIA.

Gracias a ello, el motor AMG V8 de 6.3 litros no tiene que limitar su potencia al máximo permitido (550 CV) y llega hasta los 650 CV. Además, el sistema de escape Inconel vienen sin silenciador.

No podrá participar en carreras de la FIA, pero está claro que sus dueños se lo van pasar de maravilla con este monstruo sin limitaciones en sus circuitos favoritos. Incluso podrán firmar mejores registros que los Mercedes-AMG GT3 con especificaciones FIA.

Mercedes Amg Gt3 Edition 55 7

Además, el Mercedes-AMG GT3 Edition 55 incluye una serie de regalos que lo hacen todavía más especial. Es el caso de la funda a medida que se entrega junto al coche, aunque lo más interesante es el reloj IWC Schaffhausen que recibirán sus cinco dueños.

En concreto,se trata de un IWC Pilot’s Watch Chronograph Edition “AMG” con el número de chasis de la unidad correspondiente del Mercedes-AMG GT3 Edition 55 grabado en su parte posterior. Se entrega en un set que imita una caja de herramientas clásica en la boutique IWC más cercana a la casa del comprador.

El precio del coche con los regalos asciende a 625.000 euros y el IVA no está incluido en esa tarifa, por lo que la factura final en España, por lo que la factura final en nuestro país ascendería a más de 755.000 euros. Ahora bien, encontrar un coche más exclusivo y rápido que este en la jornada de trackday será realmente complicado.

Temas
Inicio