Compartir
Publicidad

¡Más humo! Esta es la versión extendida de Vaughn Gittin Jr y su Mustang haciendo drifting en Nürburgring

¡Más humo! Esta es la versión extendida de Vaughn Gittin Jr y su Mustang haciendo drifting en Nürburgring
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace apenas una semana te trajimos algo atípico. Estamos acostumbrados a ver coches rodando a fuego en Nürburgring, pero lo que no es tan normal es ver coches rodando a humo en el Infierno Verde, o dicho de otra manera más natural, haciendo drifting.

Los encargados de llevar esta gesta a cabo fueron nombres ilustres de la industria como no podía ser de otra manera. Vaughn Gittin Junior y Ford Performance se llevaron hasta el circuito más complicado del mundo al Ford Mustang RTR de 912 CV y estuvieron jugando a ver cómo de espectacular podía ser rodar en Nürburgring Nordschleife. Si el resultado te gustó, prepárate porque aquí viene la versión extendida.

Una danza hipnótica de 7 minutos sin música

Durante más de 7 minutos Gittin Jr y su Mustang ruedan al límite de todo: de los neumáticos, de las leyes físicas, de la visibilidad... El trazado de 20,76 kilómetros se sumerge en medio de nubes ingentes de humo producidas por la desintegración de los neumáticos Nitto y nos preguntamos cuántos juegos de ruedas tuvieron que gastar para la ejecución del vídeo. La respuesta es menor a la que cabría esperar: tres.

Si el anterior metraje estuvo entretenido, los trabajadísimos planos dignos de una superproducción de Hollywood son aún más disfrutables en esta segunda entrega. Especialmente disfrutables gracias a haber mantenido la ausencia completa de banda sonora, dejando únicamente hablar al V8 de 5.0 litros sobrealimentado.

Así es hacer drift en Nürburgring con un Ford Mustang RTR de 900 CV, de la mano de Vaughn Gittin Jr

En gran medida los culpables de este vídeo ha sido la gente de Penzzoil. El prestigioso fabricante de lubricantes para motores de combustión inició una serie de espectaculares vídeos con el Dodge Viper ACR rodando por las calles de Miami a manos de Rhys Millen para posteriormente hacer lo propio en plena noche con un Dodge Challenger SRT Demon y finalmente llevarse un BMW M4 CS hasta Nürburgring a hacer el gamberro.

Está claro que esta cuarta entrega es la más espectacular y, viendo que al final del vídeo no hay ninguna cuña, posiblemente sea el último.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio