Compartir
Publicidad

Shelby Super Snake 2018 o cómo llevar al Ford Mustang GT hasta los 800 CV de potencia

Shelby Super Snake 2018 o cómo llevar al Ford Mustang GT hasta los 800 CV de potencia
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si la espera para ver llegar al nuevo Ford Mustang Shelby GT500 se te está haciendo larga, Shelby American tiene tu medicina. El preparador especializado en la marca del óvalo acaba de presentar su paquete de mejora dinámica y potenciación para el muscle car, añadiendo la pertinente dosis de músculo a la que nos tiene acostumbrados. Bajo la denominación habitual de Shelby Super Snake, ésta se traduce en hasta 800 CV de potencia para el deportivo americano.

Si quieres convertir tu Ford Mustang GT en la bestia Shelby Super Snake 2018 no te saldrá barato. Al precio del modelo del óvalo, hay que sumarle el paquete de personalización de Shelby American, que parte de los 113.445 dólares (unos 97.000 euros al cambio) según hasta donde queramos llevar la inyección de músculo. Y el especialista norteamericano nos ha vuelto a demostrar que su techo es amplio.

Hasta 800 CV y de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos

Ford Shelby Super Snake 2018

Tomando como base el V8 de 5.0 litros Coyote del Ford Mustang GT 2018, modelo que tuvimos la ocasión de probar hace unas semanas, Shelby American añade un programa de potenciación a base de añadir diferentes turbos para elevar los 450 CV de serie hasta los 710 CV de entrega. La buena noticia es que este es el ajuste estándar, ya que el preparador ofrece un segundo paquete con un turbo aún más grande que lleva la potencia hasta unos estratosféricos 800 CV, casi el doble de los que registra el modelo de serie.

El especialista asegura que esta brutal y última entrega permite al Shelby Super Snake 2018 acelerar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos, quedándose cerca de esa frontera de los 3 segundos, sólo apta para los deportivos más salvajes nacidos sobre la faz de la tierra. Pero llegue o no, hay que reconocer que salvaje es una palabra que define perfectamente al Shelby Super Snake.

Shelby American acompaña esta inyección de potencia con un nuevo radiador, a fin de conseguir una refrigeración óptima para semejante entrega, y un nuevo sistema de frenado de alto rendimiento para atarla en corto, lo que consiguen las pinzas de freno Brembo con seis pistones para el eje delantero y cuatro para el trasero. Además, la suspensión también se sustituye por otra aún más deportiva.

El músculo, que no falte

Ford Shelby Super Snake 2018

En el apartado estético y aerodinámico, el Shelby Super Snake 2018 también recibe su pertinente ración de anabolizantes. En el frontal se ha añade un labio frontal, mientras que el perfil incluye nuevos y generosos faldones laterales. En la zaga, se ha sumado un nuevo alerón trasero en forma de 'cola de pato', y el conjunto se completa con unas gigantescas llantas de 20 pulgadas y los habituales vinilos con esa franja longitudinal que lo cruza desde el capó hasta la trasera.

Por su parte, en el habitáculo también se deja ver la mano de Shelby American. Aunque el especialista no ha desvelado apenas imágenes del interior en el vídeo de presentación, promete elementos distintivos, como los habituales emblemas del preparador, así como costuras en combinación con la tapicería añadiendo aún más deportividad.

No obstante, si aún esto no te parece suficiente, el Shelby Super Snake 2018 ofrece la posibilidad de ensanchar aún más la carrocería, o de ofrecer una suspensión aún más avanzada concebida en una sola pieza.

La visión propia del Ford Mustang GT de Shelby American se suma a los últimos trabajos con los que nos ha sorprendido el preparador, como es el caso del Ford Shelby GT500 Super Snake de 1967 resucitado hace unos días, o el renacer del Shelby Series 2, que promete precisamente la misma potencia que el Shelby Super Snake: 800 CV. Por nosotros, que la fiesta no pare.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio