Compartir
Publicidad

Shelby American revive el Ford Shelby GT500 Super Snake de 1967, aunque puedes ir preparando la cartera

Shelby American revive el Ford Shelby GT500 Super Snake de 1967, aunque puedes ir preparando la cartera
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace más de cinco décadas el mítico Carroll Shelby dejo un trabajo "a medias" y hoy la compañía Shelby American que lleva su nombre ha decidido retomarlo. Hablamos del Ford Shelby GT500 Super Snake de 1967 que la empresa fabricará en edición limitada a únicamente 10 unidades.

Incluso si te sobrara el cuarto de millón de dólares que costará el modelo, es probable que debido a lo exclusivo de la tirada no puedas hacerte con una de estas maravillas, que por cierto estarán basadas en Ford Mustang originales de 1967 (no Shelby) y se fabrican bajo pedido en Pensilvania, Estados Unidos.

El Super Snake original fue ideado a finales de los años sesenta por Carroll Shelby y Don McCain para unas pruebas de neumáticos a alta velocidad de Goodyear. Tras estos test, Shelby ofreció el coche a un concesionario de california, pero fue McCain quien propuso fabricarlo en edición limitada. Tristemente, el coche resultaba demasiado caro y nunca se hizo realidad.

Ford Shelby GT500 Super Snake

Aquel coche fue creado por el ingeniero jefe de Shelby en la época, Fred Goodell, quien eligió un Mustang Fastback blanco de 1967 como base para la preparación. Lo primero fue sustituir el motor de serie por un 7.0 litros V8 (427 pulgadas cúbicas), que se dice alcanzaba los 520 CV. También se añadieron discos de freno de altas prestaciones, un eje trasero Detroit Locker, una parrilla específica o neumáticos especiales Goodyear Thunderbolt, además de las clásicas franjas decorativas.

El coche se presentó a los medios de comunicación en el circuito de pruebas de Goodyear en San Angelo, Texas, donde el propio Shelby se puso al volante para alcanzar una velocidad punta de 274 km/h (¡en 1967!). A pesar de todo, el coche resultó tan caro que Shelby y McCain abandonaron el proyecto, dejando un único Super Snake en existencia, que a lo largo de los años ha cambiado de manos y, de hecho, fue comprado por un coleccionista recientemente por 1,3 millones de dólares.

La continuación, cinco décadas después

Esta serie de "continuación" del Shelby GT500 Super Snake, compuesta por diez exclusivas unidades, está basada en Mustang de 1967, con sus números VIN y sus papeles originales. Una vez adquiridos, los coches se dejan "al desnudo" y se comienza la transformación. Si el cliente así lo quiere, se puede utilizar como base un Shelby Fastback del mismo año.

Ford Shelby GT500 Super Snake
Ford Shelby GT500 Super Snake

Bajo el capó sigue habiendo un V8 "big block" inspirado en la competición, de idéntica cilindrada al original, es decir, 427 cubic inches o 7.0 litros, aunque con algo más de potencia que el abuelo: hasta 550 CV. La compañía asegura que están disponibles bloques tanto de aluminio como de fundición, y siempre junto a una caja de cambios manual de cuatro velocidades.

Las diez unidades contarán además con una placa firmada tanto por McCain como por Shelby. Si te estás preguntando cómo es posible... te diremos que las firmaron hace unos años, antes de fallecer, con vistas a ediciones especiales de este tipo. ¿El precio base? 249.995 dólares, o lo que es lo mismo, unos 211.500 euros.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio