Publicidad

El Suzuki Jimny sigue haciendo historia: el pequeño todoterreno entra en el Salón de la Fama del Automóvil de Japón

El Suzuki Jimny sigue haciendo historia: el pequeño todoterreno entra en el Salón de la Fama del Automóvil de Japón
4 comentarios

El aclamado y pequeño todoterreno Suzuki Jimny cumple 50 años este 2020 y ha recibido un regalo muy especial: su primera generación ha entrado en el Japan Automotive Hall of Fame, que elige cada año tres coches clásicos japoneses que han marcado un antes y un después en el país del sol naciente.

Los tres automóviles escogidos en la última edición del Salón de la Fama del Automóvil de Japón han sido el Suzuki Jimny, el Toyopet SKB y el monoplaza de competición Honda RA272. Se trata del segundo modelo de Suzuki en recibir este honor: el Suzulight de 1955 hizo lo propio en 2008.

Todo ello enmarcado en un año que, pese a su éxito, no ha sido bueno para el famoso todoterreno: ha dejado de venderse en la mayoría de mercados de Europa porque sus emisiones impeden al fabricante nipón cumplir con la media impuesta desde Bruselas.

No obstante, el Jimny volverá a venderse como comercial ligero en el Viejo Continente, lo que incluye a España, ya que la normativa da más margen a este segmento. Este Jimny será idéntico, salvo que pierde la fila trasera de asientos para dar cabida a una zona de carga.

Así era el ancestro del actual Jimny: el primer kei car todoterreno

El Suzuki Jimny entra en el Salón de la Fama del Automóvil de Japón

El Suzuki LJ10 Jimny, que inició la andadura del 4x4, es el que ahora entra en este Salón de la Fama del Automóvil de Japón. Un modelo que, según los organizadores de la muestra, es "una obra maestra histórica que abrió un nuevo camino para el segmento de los mini-coches japoneses (kei cars)", además de que "sentó las bases de la serie Jimny, que se ha convertido en un éxito de ventas durante 50 años, siendo aclamado en todo el mundo".

Fue en 1970 cuando nació el LJ10 Jimny, que además de su importancia en la historia automovilística japonesa, también lo fue para Suzuki, pues inició su tradición 4x4. Este minúsculo todoterreno fue utilizado por cuerpos de emergencia, como los guardabosques, por su capacidad de circular tanto por zonas montañosas y nevadas, como por playas y áreas de costa.

Pero además, también fue muy popular como vehículo recreativo para amantes de la naturaleza, pescadores o esquiadores, siendo el primer kei car en contar con tracción a las cuatro ruedas. Así, unido a su bajo precio, se convirtió en un superventas no esperado para Suzuki: 243.000 unidades de los LJ fueron producidas.

El Suzuki Jimny entra en el Salón de la Fama del Automóvil de Japón
El Suzuki Jimny entra en el Salón de la Fama del Automóvil de Japón

Este LJ10 Jimny, de menos de tres metros de largo, lo que le permitió homologarse como kei car, y con techo y puertas desmontables, daba cabida hasta a tres ocupantes.

Disponía de ejes rígidos y de una caja de cambios con reductora, lo que le hacía muy capaz en terrenos exigentes, y cobraba vida gracias a un pequeño propulsor atmosférico de dos cilindros y dos tiempos, con 360 cc y 25 CV de potencia.

En 1975, llegaba la segunda entrega de este primer Jimny, el LJ50, mientras que en 1978 hizo lo propio la tercera, el LJ80, que fue la primera en llegar a Europa. Éste fue el último de la serie LJ en producirse.

Una vida de éxitos

Suzuki Jimny 2018

En 1981 se estrenó la gama SJ, conocida propiamente como la segunda generación del Jimny. Contaba con un amplio abanico de versiones de carrocería (batalla corta, batalla larga, pick-up o con techo de lona, de fibra, metálico o metálico sobreelevado) y se produjo a nivel mundial, incluyendo la fábrica de Linares (Jaén).

Fue el que realmente abrió las puertas a este 4x4 a nivel interaccional. En 1988, el todoterreno pasó a denominarse Jimny en todos los mercados.

Repasando la historia del Suzuki Jimny: éxitos y curiosidades del pequeño todo terreno de los mil nombres

Diez años después, en 1998, se estrenó la tercera generación del Suzuki Jimny, siendo más grande que sus predecesores y contando con un sistema de tracción que podía pasar de tracción delantera a integral: 918.000 unidades fueron comercializadas.

Y así desembocamos en la cuarta y actual entrega del Jimny, que buscó volver precisamente a la estética de su ancestro, el LJ10. Así, sus ópticas volvían a ser redondeadas o su parrilla regresaba a la configuración plana con paneles verticales.

Esta nueva generación ha gozado de un éxito absoluto, estando desbordada la marca desde su lanzamiento por su alta demanda, con largas listas de espera que lo han convertido en objeto de especulación en el mercado de segunda mano.

En Motorpasión | Santana Motor: del éxito rotundo a la larga agonía de una fábrica de coches dejada a su suerte hasta morir de abandono

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios