Publicidad

Latin NCAP saca los colores a Hyundai y a Kia: cuando el mercado determina la seguridad de los coches

Latin NCAP saca los colores a Hyundai y a Kia: cuando el mercado determina la seguridad de los coches
1 comentario

El Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe, Latin NCAP, ha vuelto a las pruebas de choque tras el parón de la pandemia con veredictos poco favorables. Por un lado, ha reducido la calificación del Hyundai HB20 a una estrella debido a su pobre desempeño en la prueba de impacto lateral.

Por otro lado, a instado a Kia Argentina a rectificar la información que ofrece sobre el Kia Picanto por considerarla engañosa: la firma coreana alude a un equipamiento de serie que no se corresponde con la realidad.

"Sorprendente y decepcionante"

Hyundai Hb20 2

El subcompacto Hyundai HB20, fabricado en Brasil para el mercado latinoamericano y equipado con dos airbags, se ha llevado cuatro estrellas para protección de ocupante adulto y tres estrellas para protección de ocupante infantil en las pruebas de choque de 2019.

Sin embargo, su sustituto ha obtenido una muy mala calificación en las últimas pruebas, con solo una estrella. Según explica Latin NCAP, el resultado del test muestra que el modelo ofreció una protección inferior en el pecho del ocupante adulto que en la prueba de 2019, superando por poco los límites biomecánicos máximos permitidos para el cuerpo en la prueba de impacto lateral.

Así, el pecho del dummie adulto mostró niveles inferiores de protección en el impacto lateral que el mismo modelo evaluado en 2019, mostrando un mal desempeño en los sistemas de retención. En consecuencia, la calificación para el Nuevo Hyundai HB20 es de una estrella para ocupante adulto y tres estrellas para ocupante infantil.

Para el secretario general de Latin NCAP, Alejandro Furas, "es sorprendente y decepcionante que un fabricante como Hyundai, líder en seguridad en mercados globales, se caracterice por un desempeño pobre en seguridad en América Latina".

Desde el organismo independiente, aseguran que "es posible producir vehículos populares cinco estrellas en Brasil", y ponen el contrapunto en el rival del HB20 en Brasil, el Chevrolet Onix.

"Los brasileños deberían cuestionar a Hyundai acerca de por qué están siendo tratados como ciudadanos de segunda, mientras que otros fabricantes como Chevrolet ofrecen a los latinoamericanos la misma seguridad básica que los clientes en otros mercados globales", ha sentenciado Furas.

El secretario general considera que detrás de estos resultados se esconde un poderoso lobby de la industria automotriz que impide que los Gobiernos de América Latina suscriban acuerdos que unifiquen normas de seguridad, como lo hace el reglamento de la ONU WP29.

Kia y la publicidad engañosa

Por otro lado, Latin NCAP ha instado a Kia Argentina a modificar la información que ofrece al consumidor acerca del equipamiento del Kia Picanto.

En la web, la firma surcoreana incluye una foto del interior del modelo con airbags frontales, laterales y laterales de cortina como equipamiento de serie, pero el organismo de pruebas ha alertado de que no se trata del equipamiento estándar, puesto que solo se ofrece con dos airbags frontales.

¿De quién es la responsabilidad?

Global Euro Ncap

Que los fabricantes comercializan coches menos seguros en ciertos mercados no es nada nuevo. El SUV chino Chery Tiggo 3 se vende en Latinoamérica con dos airbags y cero estrellas Latin NCAP, mientras que el tercer vehículo más vendido en Brasil, el Ford Ka, se llevó en 2017 cero estrellas de este organismo.

Global NCAP también sacó los colores a la Chevrolet Enjoy, la miniván sin airbags que General Motors comercializa en India y al Dacia Duster, que en el mercado indio no se llevó ni una estrella.

También en África se ven resultados de cero estrellas, como la pick-up NP300 'Hardbody' -ojo con la ironía- que Nissan vende en Sudáfrica.

Estas estrategias son muy criticadas por organismos independientes, que consideran que el seguimiento para evitar este tipo de fluctuaciones en la calidad de la producción es responsabilidad del fabricante. Pero los gobiernos también tiene mucho qué decir.

"Los gobiernos son responsables de establecer marcos regulatorios robustos y apoyar a los NCAP locales siguiendo las recomendaciones de las Naciones Unidas de la Década de Acción para la Seguridad Vial hacia 2030", explica Latin NCAP.

En este sentido, consideran que se podrían evitar hasta 60.000 muertes por año en seis países de la región si se adopta el etiquetado de seguridad de Latin NCAP y las normas de seguridad vehicular de Naciones Unidas.

Estas normas incluyen Sistema de frenos antibloqueo (ABS), Control Electrónico de Estabilidad (ESC), airbags frontales y laterales, cinturones de seguridad, barras de impacto lateral en las puertas, protectores laterales, apoyacabezas y diseño frontal del vehículo para la protección de los peatones.

En Motorpasión | Cuando la seguridad en el coche solo se basa en la anatomía masculina

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios