Compartir
Publicidad

Renault Grand Scénic dCi 160, prueba (exterior e interior)

Renault Grand Scénic dCi 160, prueba (exterior e interior)
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En cuanto termine la Navidad y empecemos a escalar la denominada cuesta de enero comenzarán a llegar a los concesionarios las primeras unidades de los renovados "Renault Scénic y Grand Scénic 2012":https://www.motorpasion.com/renault/renault-scenic-y-grand-scenic-2012, cuyo diseño cambia ligeramente con respecto al actual.

De aspecto más moderno y con determinados elementos adicionales como las luces de marcha diurna en tecnología LED, los nuevos modelos de la gama Scénic llegan pronto, aunque eso no conlleva una despedida inmediata del modelo actual. Imaginamos que habrá stock y podremos beneficiarnos de algún que otro descuento.

En Motorpasión acabamos de probar el modelo saliente, en concreto un Renault Grand Scénic dCi 160 Bose Edition. Ya que el modelo 2012 es un restyling las conclusiones que obtengamos sobre éste también nos servirán para aquél. Vamos a empezar por lo que tenemos a la vista, tanto su estética exterior como lo que nos ofrece su interior, y más adelante veremos qué esconde y cómo se comporta en carretera.

Renault Grand Scénic dCi 160 Bose Edition

Las principales diferencias entre el Renault Scénic y el Grand Scénic que hemos podido probar es que éste mide 22 centímetros más de largo y además tiene la posibilidad de contar con siete plazas, cosa que el primero no ofrece. Por lo demás, sólo difieren en determinados detalles estéticos aparte del precio.

Diseño exterior

A pesar de tratarse del Grand Scénic y no del Scénic normal, que siempre suele beneficiarse de un aspecto un poquito más deportivo, la unidad que hemos probado sí gozaba de una estética lo suficientemente deportiva como para llamar algo la atención a pesar de ser un monovolumen.

Determinados detalles del exterior como la parrilla inferior o los marcos de los faros antinieblas son de color plata mate, al igual que las manetas de las puertas o el listón que atraviesa el portón trasero.

Renault Grand Scénic dCi 160 Bose Edition

Especialmente llamativas son las llantas de 17 pulgadas que combinan color metálico y negro. A primera vista parecen llantas de cinco radios dobles (aunque sean simples) ya que los radios están "partidos" por líneas de color negro que dan esa sensación. Las gomas Michelin tienen medidas 225/50 R17.

La vista lateral está dominada por una línea de cintura ascendente y una línea de techo descendente, ambas hacia la parte trasera. Resulta curioso que el techo sea mucho más alto en la parte frontal y su altura vaya menguando conforme se acerca a la zaga. El morro, además, resulta demasiado corto.

Las atractivas llantas, los generosos voladizos, los tiradores de las puertas que como hemos dicho son de color plata o los grandes pilotos traseros en forma de boomerang, muy visibles de perfill, son las principales referencias en la vista lateral.

Renault Grand Scénic dCi 160 Bose Edition

De cualquier manera, el Grand Scénic no busca ser un modelo deportivo, ni tampoco estéticamente atractivo (al menos no lo es para mí), pero sí ofrece unas cualidades muy buenas en los campos en los que se centra un vehículo de este tipo: espacio, comodidad, practicidad, habitabilidad...

Interior del Renault Scénic

El interior es sin duda quien se lleva todo el protagonismo en este *Grand Scénic*. El modelo se ofrece tanto en versión de cinco como en versión de *siete plazas* con una tercera fila de asientos, siendo ésta última la que hemos podido probar.

El enorme salpicadero está presisido por un cuadro de instrumentos digital TFT y una pantalla anexa en la que se muestra la información del navegador integrado TomTom (que por cierto se maneja desde un mando ubicado en el reposabrazos central).

Renault Grand Scénic dCi 160 Bose Edition

El volante forrado en cuero y con costuras de color blanco es cómodo y tiene buen tacto, aunque quizá resulte algo grande (para gustos, colores). Cuenta con mandos para el control de crucero y también para controlar el display TFT que muestra información del vehículo. La calidad general de los diferentes materiales es buena para un coche de su segmento y los acabados no dejan nada que desear.

La zona delantera del habitáculo transmite mucha amplitud a los ocupantes (a pesar de lo abultado del salpicadero) ya que hay espacio de sobra tanto lateralmente como en altura, y también para las piernas. Los asientos son cómodos y la postura de conducción no es demasiado alta, siendo parecida a la de un turismo convencional.

La segunda fila de asientos cuenta con tres asientos individuales (no es una banqueta) y también ofrece un espacio adecuado para las piernas, aunque si los ocupantes son corpulentos el espacio lateral no es para tirar cohetes. Estos tres asientos individuales son extraibles, por si necesitamos hacer uso del máximo espacio de carga disponible.

Renault Grand Scénic dCi 160 Bose Edition

La tercera fila de asientos cuenta con dos asientos escamoteables que se esconden bajo el piso del maletero, dejando una superficie de carga totalmente plana, lo que es una ventaja y nos ahorra andar extrayendo los asientos y no tener dónde guardarlos, como en otros modelos. Al poder sacar uno o los dos, disponemos de cinco, seis o siete plazas.

No obstante, estos dos últimos asientos están pensados para niños puesto que son demasiado incómodos para un adulto. Son pequeños, la posición es muy baja, la altura libre al techo es escasa debido a la línea de techo descendente de la que hemos hablado antes y el acceso no es especialmente cómodo.

El maletero tiene una capacidad de 564 litros con la disposición de cinco plazas (es decir, con los dos asientos traseros plegados bajo el suelo), de 1.863 litros si sólo hacemos uso de las plazas delanteras y de únicamente 208 litros si tenemos las siete plazas en uso.

Renault Grand Scénic dCi 160 Bose Edition

Otra de las ventajas del Grand Scénic es que cuenta con un gran número de compartimentos portaobjetos (huecos, cajones...) e incluso un compartimento especial para guardar la cortinilla que cubre la carga en caso de que hagamos uso de las dos últimas plazas.

Tras los asientos delanteros hay bandejas abatibles y en el piso del vehículo hay varios compartimentos ocultos con tapa en los que guardar diversos objetos (aunque no pueden ser demasiado voluminosos, todo hay que decirlo).

Disponemos también de varias tomas de 12V repartidas por el habitáculo y algo que se me olvidaba, parasoles desplegables en las dos ventanillas traseras. ¡Ah! Viene bien saber que en los huecos portaobjetos de las puertas caben botellas de agua de las grandes (de litro y medio).

Renault Grand Scénic dCi 160 Bose Edition

Mañana continuaremos con las cualidades dinámicas de este Renault Grand Scénic dCi 160 así como todo lo relativo a su conducción, el motor de la versión probada y lo más importante últimamente, los consumos. No os lo perdáis.

Continuará...

En Motorpasión | Renault Grand Scénic dCi 160, prueba (conducción y dinámica)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos