Publicidad

Probamos el Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid: 680 CV y prestaciones descomunales en el coche híbrido más potente del mundo
Pruebas de coches

Probamos el Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid: 680 CV y prestaciones descomunales en el coche híbrido más potente del mundo

Publicidad

Publicidad

El sector del automóvil con la llegada de la electrificación está viviendo una mutación severa. No es nada nuevo. La electrificación lo está cambiando todo a pasos acelerados. Un ejemplo perfecto es este coche que hoy probamos, el Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid de 680 CV. Esta descomunal cifra, que lo convierte en el Porsche con motor de combustión más potente del mercado, se consigue gracias a la unión de una mecánica de combustión turbo con otra eléctrica. ¿Te vienes?

Conocemos el producto Panamera desde hace ya bastantes años. La tercera generación de la berlina de Porsche se ofrece en versiones muy diversas. Unos lucen la estilizada carrocería berlina, otros con apellido Sport Turismo tienen aspecto familiar. A nivel mecánico los hay con motores de gasolina e incluso híbridos como este. Ya no hay diésel en Porsche, una pena porque a un coche como este, bien le sienta un motor de gasóleo potente y con mucho par.

Lo que no es novedad es que el Porsche Panamera cuente con versiones híbridas. De hecho, la primera generación del Porsche Panamera estrenó hace muchos años su versión híbrida. Se llamaba Panamera S Hybrid de 380 CV y tuvimos ocasión de probarla en 2012, cuando casi nadie hablaba de los híbridos o al menos cuando no estaban en boca de todos como lo están ahora.

Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid trasera La trasera con las dos salidas de escape dobles a cada lado y la nomenclatura en color flúor le delatan

Aquel coche abrió una nueva vía en Porsche y le siguió el Panamera S E-Hybrid dos años más tarde. No era un coche más, consiguió posicionarse como la primera gran berlina de lujo con tecnología híbrida enchufable. Pero el coche que hoy nos ocupa, podríamos decir que está en una galaxia diferente a la de aquel precursor en la hibridación, e incluso en otra estratosfera respecto al otro Panamera híbrido actual, el Panamera 4 E-Hybrid de 462 caballos. ¿Por qué? Porque en él la hibridación no solo busca la eficiencia, también busca la eficacia.

La receta del Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid es sencilla de entender y como referente, está el Porsche 918 Spyder, también híbrido. Han cogido el Porsche Panamera Turbo de 550 CV y le han incorporado un sistema híbrido compuesto por un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) y un embrague que funciona de forma electromecánica, a través de un actuador eléctrico, como corazón del sistema híbrido.

Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid vs Turbo El salto de prestaciones entre el Turbo S E-Hybrid y el Turbo S es notable.

La batería que alimenta el sistema eléctrico es de iones de litio refrigerada por agua, cuenta con una capacidad total de 14,1 kWh y va situada en el piso del maletero del coche. Le permite hacer hasta 40 kilómetros en modo puramente eléctrico (E-Power seleccionable desde el menú principal) según ciclo WLTP cuando está cargada al 100% tras pasar seis horas enchufado a una toma de 230 V y 10 A con el cargador de 3,6 kW que trae de serie.

El resultado es una bestia que desarrolla una potencia máxima de 680 CV y un par instantáneo de 850 Nm que le permiten pasar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 310 km/h. Los consumos que homologa son de 3 l/100 km. No estás viendo cifras erróneas, es simple y llanamente el Porsche más potente del mercado (excluyendo el Taycan Turbo S que es puramente eléctrico) y eso le convierte también en el coche híbrido enchufable más potente del mundo.

Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid llantas Las descomunales llantas de 21 pulgadas esconden dentro las también descomunales pinzas de freno que muerden discos de 420 milímetros de diámetro

Todo ello, llevando una etiqueta CERO de la DGT, lo cual le permite campar a sus anchas por las ciudades en los protocolos de alta contaminación, no pagar aparcamiento en las calles de Madrid, poder circular por los carriles Bus-VAO con total libertad e, incluso, que un activista de Greenpeace lo vea con buenos ojos.

Detalles que lo delatan

El Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid cuenta con una serie de elementos que permitirán a los más detallistas identificarlo a simple vista, aunque esta unidad en color azul marino e interior de cuero marrón, es todo un sleeper (dícese de los lobos con piel de cordero en el argot automovilístico).

Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid Prueba En las puertas las insignias e-hybrid también indican que se trata de un Panamera con dos motores, el de gasolina y el eléctrico

Tal vez te hayan llamado la atención los elementos en color amarillo flúor, dispuestos tanto por fuera como por dentro con sutileza, pero suficientes como para destacar especialmente en unidades pintadas en color oscuro, como esta.

Son elementos comunes con el Porsche Panamera 4S E-Hybrid como la moldura e-hybrid en las puertas, o la nomenclatura del modelo en la parte posterior, pero en este caso el nombre es algo más largo, pasando de Porsche Panamera 4S E-Hybrid a Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid.

Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid lateral En la vista lateral el Panamera se ve gigantesco

Esta versión es la más alta, potente y cara de la gama Panamera. Solo si eliges la carrocería Executive que añade 10 centímetros más de largo a la ya de por sí larga carrocería del Panamera (mide 5,2 metros), podrás pagar más que por esta unidad que ves ante tus ojos, la cual cuesta de base más de 190.000 euros.

Este modelo tope de gama también cuenta como es lógico con un equipamiento de primera. Son de serie las llantas de 21 pulgadas, la suspensión neumática, el sistema de control dinámico de chasis o los frenos carbono-cerámicos. Estos últimos son gigantescos y cuentan con unas pinzas descomunales que, al ser híbrido enchufable, van pintadas en el mismo amarillo flúor y destacan de forma especial dentro de esas llantas multiradio de diseño sublime.

Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid Prueba

Por lo demás, las dos salidas de escape a cada lado del coche o el alerón retráctil que se eleva y abre hacia los lados dejando a la vista tres gigantescas secciones para dotar a la trasera de mayor sustento, son los otros detalles que hacen que el conjunto se vea elegante y descomunal a partes iguales.

Al volante de la bestia silenciosa

He tenido ocasión de conducir el Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid durante una semana y tengo que decir que en toda mi vida he conducido pocos coches tan sofisticados como este. No en vano, sus 680 CV de potencia lo convierten en la berlina más potente que hayamos probado jamás en Motorpasión. Pero esto va más allá de las cifras puras.

Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid delantera lateral

Con las baterías llenas, tiende a circular únicamente en modo eléctrico y sorprende la capacidad que demuestra para mover con soltura y un silencio absoluto las casi dos toneladas y media de peso del conjunto. Es como ir en una alfombra mágica del futuro, silencio y par instantáneo crean una atmósfera única.

Por defecto al arrancar el coche se pone en modo E-Power y solo cambia a Hybrid Auto cuando la batería baja de cierto nivel o cuando le exigimos más de lo que puede ofrecer solo en modo eléctrico

El ordenador de abordo marcaba 49 kilómetros de alcance en modo eléctrico (E-Power) cuando lo recogí. Tras varios días saliendo de casa con la batería cargada, me pareció que era una cifra bastante fiel al alcance que puedes obtener sin que se ponga en marcha el motor de combustión. Creo que este coche sí se gana a pulso la etiqueta CERO de la DGT, ya que, excepto que seas muy impetuoso con el acelerador en tramos en pendiente ascendente, podrás alcanzar esos 40 kilómetros de autonomía eléctrica que promete rodando a velocidades de hasta 130 km/h.

Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid interior La calidad de materiales y acabados es acorde con un coche que cuesta de base casi 200.000 euros

Además, mantiene una solución que conocí por primera vez en el Panamera Hybrid original y que me parece genial. En el menú de la pantalla táctil puedes seleccionar el E-Charge para que el motor de gasolina V8 se ponga en funcionamiento y genere más energía de la puramente necesaria para circular, con el objetivo de cargar las baterías. Lo hace a costa de un consumo de gasolina muy alto, pero permite hacer cosas con tanto sentido como cargar las baterías hasta arriba circulando en carretera para poder moverte luego en eléctrico en tramos urbanos. ¿Qué pensarán los de Greenpeace de esto?

Además de la función E-Charge, tiene otra que se llama E-Hold que permite mantener la batería para usarla en tramos urbanos

Como manda la norma en Porsche, dispone de varios modos de conducción seleccionables desde el volante o desde la pantalla en el salpicadero: E-Power, Hybrid, Sport y Sport Plus. En el E-Power tiende a usar la carga de la batería para moverse, pero cuando ésta se acaba o cuando seleccionamos el modo Hybrid manualmente, se empieza a combinar el motor 4.0 V8 de gasolina con el eléctrico y es entonces cuando se empieza a mover a velocidades a las que es difícil que estés acostumbrado, salvo que seas piloto del ejército del aire.

Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid cuadro relojes El velocímetro está escalado hasta 350 km/h porque alcanza 310 km/h. Si hubiese viento de cola, tal vez podría alcanzarlos.

Lo mejor es que la batería nunca se descarga por debajo del 15% y por tanto, aunque el marcador del cuadro indique que no hay electricidad disponible, siempre tendrás un pequeño remanente. De esta forma, los primeros metros en las salidas desde parado las hace usando siempre el motor eléctrico y solo cuando es necesario activa el de gasolina.

La combinación del motor eléctrico, con su patada instantánea, junto con los 550 CV del motor de gasolina es sencillamente brutal. Está tan lleno como si fuese un Panamera que se hubiese comido a un Taycan. De hecho, creo que este Panamera tiene algo más que un Taycan en su interior.

Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid asientos

En línea recta me atrevo a decir que no hay ninguna berlina con motor de combustión más rápida que esta. Hace 0 a 160 km/h en 7,6 segundos gracias a esa combinación de ambas mecánicas. Es la hibridación aplicada para conseguir las mejores prestaciones y lo demuestra siempre que puede. No es farol que haya heredado soluciones probadas en el Porsche 918 Spyder.

Todo ello se combina con un confort de marcha realmente envidiable, gracias a su enorme distancia entre ejes y al funcionamiento de la suspensión neumática capaz de filtrar cualquier cosa que pase por debajo de los rodillos de 21 pulgadas. En carretera es difícil que encuentres un coche más cómodo y rápido que este para viajar. Sencillamente no existe.

En curvas es preciso y ágil a pesar del peso

Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid trasera con alerón El alerón posterior se eleva y se abre hacia los lados para darle apoyo al eje trasero

Todo lo que hemos contado entra dentro de la lógica para una gran berlina de 680 CV, algo más de cinco metros de largo y 200.000 euros largos de precio, pero lo que no parece lógico es que este coche sea capaz de brillar también en una carretera de curvas.

En esos entornos, salvando los 315 kilos extra que añaden las baterías respecto a un Panamera Turbo únicamente de gasolina, el coche se comporta con una soltura que sorprende. Esta unidad equipaba el eje posterior direccional, que permite ganar un punto de agilidad que le viene muy bien.

Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid Prueba No, no es una tabla de planchar.

En carreteras nacionales reviradas con buen asfalto y metros de anchura, es una gozada sentir el aplomo que demuestra. Hay una conexión única con el conjunto como suele ocurrir en Porsche, en todo momento tienes información sobre cómo está pisando el coche, qué ocurre por debajo de esos los neumáticos y eso ayuda a que la experiencia sea más plena.

Pero lo mejor de todo llega cuando se acaba cada curva y se abre ante tí una nueva recta, porque pisas el acelerador y la respuesta es descomunalmente instantánea. El motor eléctrico actúa con su fuerza inmediata mientras el de gasolina empuja con su bravura habitual. Es genial lo que se puede conseguir con la hibridación debidamente aplicada.

Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid Prueba

Cuando la carretera se va estrechando y comienzas a encontrar curvas más cerradas, la cosa cambia. El peso se nota, hay que pelearse con la dirección para meterlo en las curvas y una vez dentro has de tener el volante sujeto con firmeza porque la trasera, con esos más de 300 kilos de sobrepeso, generan ciertas derivas.

Porsche Panamera: nuestra puntuación

8.1

Diseño exterior8
Diseño interior7
Calidad9
Habitabilidad8
Maletero8
Motor9
Seguridad9
Comportamiento8
Comodidad8
Precio7

A favor

  • Prestaciones
  • Consumos ajustados
  • Autonomía eléctrica
  • Calidad de rodadura
  • Etiqueta ECO

En contra

  • Peso elevado
  • Tacto de freno
  • Opciones caras
  • Precios vs 4 E-Hybrid

En definitiva, el Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid no es el coche más rápido para subir el Turiní. Tampoco pretende serlo con esas casi 2,5 toneladas de peso y su carrocería de más de cinco metros de largo. Para eso ya hay un Porsche Cayman. Lo que sí es, sin duda alguna, es uno de los coches más rápidos para viajar de Madrid al Turiní.

La hibridación aplicada para encontrar las mejores prestaciones. Casi ningún otro fabricante ha pensado en esta vertiente de la hibridación o al menos otros no aplican la hibridación sobre las bases más potentes de sus modelos convencionales. El Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid es el Yin y el Yan. Si no fuese por su precio de 194.819 euros, creo que hasta podría ser el coche que el gobierno ponga a Greta Thunberg para moverse por Madrid en la próxima Cumbre Mundial del Clima. Cosas peores se han visto.

Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid

Ficha técnica

Versión probada   Turbo S E-Hybrid
Cilindrada3996 cm³ Tipo de tracciónTotal
Bloque motorV8 Turbo + eléctrico CombustibleGasolina + electricidad
Potencia (CV @ rpm)680 @ 5.750 Capacidad del depósito80 litros
Par motor (Nm @ rpm)850 @ 1.960 - 4.500 Consumo urbanoND l/100 km
Masa en vacío2.385 kg Consumo extraurbanoND l/100 km
Velocidad máxima310 km/h Consumo combinado3,5 l/100 km
Aceleración 0-100 km/h3,4 segundos Capacidad maletero405 litros
TransmisiónDoble embrague 8 velocidades Precio194.819 euros

El coche para esta prueba ha sido prestado por Porsche. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas

Fotografía | Héctor Ares

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir